publicidad
Autoridades francesas buscan a atacante prófugo

Los servicios de inteligencia de Francia tienen a más de 10,000 personas fichadas

Los servicios de inteligencia de Francia tienen a más de 10,000 personas fichadas

El primer ministro francés ha anunciado que incumplirá el compromiso de déficit para reforzar la lucha antiterrorista

Autoridades francesas buscan a atacante prófugo
Autoridades francesas buscan a atacante prófugo
Francia tiene por todo su territorio más de 10,000 personas que están clasificadas por los servicios secretos por su peligrosidad y su "radicalizadas". No significa que todas ella sean una amenaza para el país ni todas sean terroristas islamistas. Pero es un elevado número que habla de la complejidad y dificultad de poder monitorear a tantos individuos y prevenir ataques como los del pasado viernes.

Sin embargo, la urgencia es evidente. La falta de medios llevó al primer ministro francés, Manuel Valls, a anunciar en una entrevista con la emisora France Inter que París no cumplirá con los sus compromisos de la Unión Europea de reducción de déficit público. La razón es simple: el mayor gasto en medios humanos y técnicos para reforzar la lucha antiterrorista.  


La Dirección de Seguridad Interior (DGSI) alimenta diariamente un archivo con fichas llamadas"S" (S por "seguridad del Estado"), en el que se incluyen a personas como Omar Ismaïl Mostefaï (que se hizo estallar el viernes en la sala de conciertos parisina Bataclan) hinchas violentos, miembros de grupos de ultraizquierda o de ultraderecha, etc.
"Hay más de 10.000 personas que están fichadas S", recordó este fin de semana el primer ministro francés, Manuel Valls. Entre ellas, más de la mitad están fichadas como islamistas radicales o individuos que podrían tener un vínculo con los medios yihadistas.

Lea:  ISIS amenaza a EEUU y a los países que bombardeen Siria en nuevo video

publicidad


La ficha S está destinada sobre todo a llamar la atención de las fuerzas de seguridad si uno de los fichados es controlado o detenido. 


En tal caso, deben informar inmediatamente a los servicios de inteligencia.


Entre todas esas personas, algunas han sido ya condenadas por cargos de "terrorismo", en particular desde los atentados de 1995, otras son consideradas como susceptibles de radicalizarse o como ya radicalizadas.


Tal fue el caso de sospechosos citados en ataques cometidos o impedidos en Francia desde los atentados yihadistas de enero pasado contra el semanario Charlie Hebdo y un supermercado kósher de París (17 muertos). 

Lea:  Ataques en París: ¿quiénes son los terroristas identificados?


Tal fue el caso también de Mohamed Merah, autor de las matanzas perpetradas en marzo de 2012 en la región de Toulouse en nombre de la yihad.


Yassin Salhi, que decapitó a su empleador en el este de Francia en junio pasado, había tenido también una ficha S durante dos años, sin haber llamado por ello la atención de los servicios de policía.


Esto se explica porque el objetivo de la ficha S no es vigilar a las personas sospechosas de manera permanente y ni siquiera ocasionalmente.


"A menudo es más un indicador, una especie de termómetro que hay que cuidar y alimentar para que sea eficaz", explicó un policía.


publicidad

Además de los antecedentes judiciales, informaciones de los servicios de inteligencia franceses y extranjeros alimentan las fichas S.


En ellas hay varios grados, clasificados de S1 a S15, no en función del nivel de presunta peligrosidad de la persona, sino en función de las acciones a realizar al encontrarse en presencia del sospechoso.

Comprensión en Europa

Durante la entrevista, Valls  sostuvo que  Europa entendería el incumplimiento del déficit, un tema que durante los últimos años ha sido crucial debido a la fuerte crisis económica que ha afectado al Viejo Continente. Pero el primer ministro afirmó que "Europa lo debe entender. Es hora de que la Unión Europea, de que la Comisión Europea, entiendan que es una lucha que implica a Francia, pero también a Europa".

publicidad

Y así fue. Este martes, la Comisión Europea (CE) indicó que mostrará "plena comprensión por la prioridad" de Francia en el gasto antiterrorista.


"Una cosa está clara en estos momentos y es que se trata de un terrible acto y que la seguridad de los ciudadanos en Francia y en toda Europa es una absoluta prioridad, y la CE mostrará plena comprensión por esa prioridad", explicó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en una rueda de prensa sobre los presupuestos nacionales para 2016.


El vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Vladis Dombrovskis, recalcó que "en las circunstancias actuales la seguridad de los ciudadanos franceses y europeos es una prioridad máxima y todos entendemos que Francia y Europa está enfrentándose a una situación trágica y que necesita reaccionar a estos actos de terror y reforzar las medidas antiterroristas".


Ambos responsables de la CE explicaron que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) está diseñado precisamente para asegurar que los Estados miembros tengan un "margen de maniobra" para hacer frente situaciones no previstas.



publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad