publicidad
Soldados franceses en París tras los atentados.

La policía gala busca a cómplices de ataques con 120 muertos

La policía gala busca a cómplices de ataques con 120 muertos

Los autores de los ataques seguían siendo un misterio. Se desconocía su nacionalidad, sus motivos e incluso su número exacto. Las sospechas se centraban en extremistas islámicos

Soldados franceses en París tras los atentados.
Soldados franceses en París tras los atentados.


Francia se despertaba este sábado bajo el shock de los peores ataques que ha sufrido desde la II Guerra Mundial. Cuando ya habían pasado varias horas y las primeras luces dejaban atrás una noche que los franceses nunca olvidarán, una pregunta seguía sin respuesta: quién. 

publicidad

Ante la falta de reivindicación, la policía francesa buscaba el sábado a los posibles cómplices de ocho agresores que aterrorizaron a los asistentes a conciertos, clientes de cafeterías y aficionados al fútbol.

Los parisinos que se fueron a dormir horrorizados por las primeras noticias de los ataques se despertaron el sábado para descubrir que al menos 120 personas habían muerto y decenas estaban heridas. Jefes de gobierno de todo el mundo expresaron sus condolencias e indignación, la policía de Nueva York aumentó las medidas de seguridad y gente de todo el mundo se puso en contacto con sus amigos y seres queridos en Francia.

Relacionado
La policía gala busca a cómplices de ataques con 120 muertos francia3.jpg
Francia busca cómplices de los atentados que dejaron al menos 128 muertos en París
Presidente de Francia decreta el cierre de fronteras y el estado de emergencia

Los autores de los ataques seguían siendo un misterio. Se desconocía su nacionalidad, sus motivos e incluso su número exacto. Las sospechas se centraban en extremistas islámicos, airados por las operaciones militares francesas contra el grupo Estado islámico y filiales de Al Qaeda. Extremistas islámicos atacaron este año la revista satírica Charlie Hebdo y otros lugares judíos y de otra clase en el pasado.

El presidente francés, François Hollande, convocó una reunión especial de seguridad el sábado por la mañana. Prometió ser "inmisericorde" con los enemigos del país, tras lo que describió como atentados terroristas sin precedentes.

En una forma de ataque inaudito en Francia, siete atacantes murieron en atentados suicidas, dijo la Fiscalía de París. Otro murió por disparos de la policía y la portavoz de la fiscalía Agnes Thibault-Lecuivre dijo que las autoridades no podían descartar que hubiera otros agresores fugados. Los investigadores también buscaban posibles cómplices.

publicidad

Los ataques en al menos seis lugares fueron casi simultáneos.

Varios suicidas se inmolaron alrededor del estadio nacional Stade de France, en el norte de la capital, donde el presidente francés asistía a un amistoso entre las selecciones de fútbol francesa y alemana.

Después, el ruido de los disparos ahogó el tintineo de las copas en un popular barrio parisino. La sangre llegó al asfalto después de que los agresores abrieran fuego contra una serie de cafeterías de moda, abarrotadas como es habitual los viernes por la noche. Unas 37 personas murieron allí, según el fiscal de París François Molins.

Imágenes de los ataques en París


Los atacantes asaltaron entonces una sala de concierto, el Bataclan, donde iba a actuar una banda estadounidense de rock. Abrieron fuego sobre el público aterrado y después los tomaron como rehenes. Cuando la policía cercó a los agresores, tres de ellos se mataron detonando explosivos que llevaban pegados al cuerpo, dijo el jefe de la policía de París, Michel Cadot.

Otro agresor se inmoló en el boulevard Voltaire, cerca de la sala de conciertos, dijo la oficina del fiscal.

En el Bataclan se produjo la peor matanza.

Sylvain, un fornido asistente al concierto de 38 años, se derrumbó entre lágrimas al recordar el ataque, el caos y cómo había escapado durante un receso en los disparos.

"Estaba viendo el concierto desde el foso, en medio de la masa del público. Primero oí explosiones, y pensé que eran fuegos artificiales".

publicidad

"Pronto olí la pólvora y comprendí lo que estaba ocurriendo. Había disparos por todas partes, en oleadas. Me tumbé en el suelo. Vi al menos dos tiradores, pero oí a otros hablar. Gritaban ' Es culpa de Hollande'. Oí a uno de los tiradores exclamar 'Allahu Akbar''', dijo Sylvain a Associated Press. Por temor a su seguridad, habló bajo condición de que no se empleara su nombre completo.

Él era uno de las docenas de sobrevivientes a las que se ofrecía terapia y mantas en un edificio municipal convertido en centro de crisis.

En Twitter, muchos yihadíes elogiaron de inmediato a los agresores y criticaron las operaciones militares de Francia contra extremistas del grupo Estado Islámico.

Hollande declaró estado de excepción y anunció que se renovarían los chequeos fronterizos en fronteras normalmente abiertas cumpliendo con la zona europea de desplazamientos libres.

Los lugares atacados en París /Univision


"Una Francia decidida, una Francia unida, una Francia que se une y una Francia que no permitirá quedarse pasmada ni siquiera hoy, hay una emoción infinita enfrentada con este desastre, esta tragedia, que es una abominación, porque es barbarie", dijo Hollande.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo en Washington que los hechos representan un "ataque contra toda la humanidad" y describió el ataque como "un atroz intento de aterrorizar a civiles inocentes".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad