publicidad
Ataques en París, víctimas cubiertas con mantas

Detienen en Bélgica al noveno sospechoso de los ataques en París

Detienen en Bélgica al noveno sospechoso de los ataques en París

El hombre de nacionalidad belga mantenía contacto con los atacantes y será enjuiciado por pertenencia a grupo terrorista y asesinato.

Ataques en París, víctimas cubiertas con mantas
Ataques en París, víctimas cubiertas con mantas

Las autoridades belgas anunciaron este jueves la detención del noveno sospechoso relacionado con los atentados del mes pasado en París que causaron 130 muertos y 350 heridos, un hombre que creen estuvo en contacto con la prima del supuesto ideólogo de la trama.

El sospechoso, cuyo nombre completo no fue publicado, está detenido bajo cargos de pertenencia a grupo terrorista y asesinatos terroristas, indicó la oficina del fiscal federal belga.

La detención de Abdulá C. se produjo el martes, dijo la fiscalía.

El sospechoso, ciudadano belga nacido en 1985, estuvo en contacto varias veces con Hasna Ait Boulahcen tras los atentados del 13 de noviembre en parís, en los que murieron 130 personas.

Tanto Ait Boulahcen como su primo Abdelhamid Abaooud, supuesto ideólogo de la trama, murieron cuando la policía asediaba el apartamento donde se habían refugiado al norte de París.

Las últimas imputaciones databan de principios de diciembre. Samir Z., un francés nacido en 1995 y residente en la comuna de Molenbeek en Bruselas, fue detenido al inicio de mes en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem cuando se disponía a embarcar a Marruecos. Formaba parte del entorno de Bilal Hadfi, uno de los kamikazes de los atentados.

Otro sospechoso, Pierre N., fue detenido el mismo día e inculpado poco después. Nacido en 1987, de nacionalidad belga, fue arrestado durante un registro de su domicilio en Molenbeek, de donde son originarios varios de los autores de los ataques de París.

Relacionado
Operativo Bélgica
Bélgica detiene a dos personas por los ataques de París
El fiscal federal Eric Van der Sypt dijo que la inspección de la vivienda continuaba el domingo por la noche.

Más de 100 contactos telefónicos

La justicia belga ha revelado más de cien contactos telefónicos entre un detenido, Ali Oulkadi, y los hermanos Brahim y Salah Abdeslam, antes de los atentados del 13 de noviembre en París

Oulkadi es el hombre que supuestamente condujo de los distritos de Laeken a Schaerbeek, el 14 de noviembre, a Salah Abdeslam, en busca y captura internacional por su presunta participación en los ataques.

Detenido por la justicia belga desde noviembre, Oulkadi mantuvo 56 contactos telefónicos con Salah Abdeslam entre el 19 de agosto y el 2 de octubre, según las investigaciones que revela el diario L'Avenir.

El mismo diario revela que Oulkadi mantuvo 109 conversaciones telefónicas con el hermano del presunto terrorista, Brahim Abdeslam, que se suicidó activando su cinturón de explosivos en un restaurante del bulevar Voltaire durante los ataques.

Oulkadi es amigo de la infancia de los Abdeslam y, según explicó su abogado, "Salah le pidió que lo llevara al distrito de Schaerbeek" tras los atentados.

Según el letrado, Salah confesó a Oulkadi que su hermano había matado a personas en París y luego se había suicidado.

En el traslado del presunto terrorista desde París a Bruselas están implicados otros dos detenidos, Hamza Attou, amigo de Abdeslam, y otro conocido, Mohamed Amri, que acudieron en la noche de los atentados desde el distrito bruselense de Molenbeek a la capital francesa para recogerlo en coche después de que les llamara pidiendo ayuda.

publicidad

Tanto Attou como Amri permanecen detenidos.

Según el testimonio de Attou, Abdeslam estaba "llorando como un niño de doce años" y les pedía que no le delataran cuando les confesó que había participado en los ataques.

La declaración de Attou y Amri difiere sobre el lugar de Bruselas donde depositaron a Abdeslam entrada ya la mañana del 14 de noviembre, cuando Ali Oulkadi se hizo cargo de él.

Una vez que Amri se había marchado, Abdeslam y Attou contactaron a Oulkadi, quien le dejó en el barrio de Schaerbeek, donde ya se le perdió la pista al fugitivo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad