publicidad
.

Exconvicto acusado por el asesinato de su tía desaparecida en El Bronx l...

Acusado Andros Topping, de 37 años.

Exconvicto acusado por el asesinato de su tía desaparecida en El Bronx

Exconvicto acusado por el asesinato de su tía desaparecida en El Bronx

Myers fue reportada desaparecida por su hermana Winifred Jackson, de 67 años. La última vez que hablaron fue el 17 de abril.

Acusado Andros Topping, de 37 años.
Acusado Andros Topping, de 37 años.

MANHATTAN, Nueva York. – El exconvicto Andros Topping, de 37 años, fue acusado ayer viernes de asesinato en segundo grado y homicidio sin premeditación por la desaparición de su tía Patricia Myers, una exenfermera de 69 años de El Bronx.

Aunque el cuerpo de la mujer aún no ha sido encontrado desde el pasado 22 de abril, las autoridades dijeron que había suficientes pruebas en la investigación como para acusar a Topping por su muerte, quien además salió de la cárcel hace solo un mes después de haber estado 13 años por intento de robo en Manhattan y asalto agravado en prisión. También fue liberado en el 2002 luego de haber estado cinco años por robo.

publicidad


La policía estuvo interrogando al exreo en el Precinto 44 durante todo el día viernes, después de que un perro policía olfateara esencia del exconvicto en el baño de Myers. Así mismo, encontraron sangre en la basura y en una maleta. Según él mismo reveló, se había estado quedando con su tía antes de que desapareciera en el edificio ubicado en E. 169th St., en Claremont.

La exenfermera sufría de una enfermedad pulmonar y necesitaba de un tanque de oxígeno y una máscara para poder respirar. Ambos objetos fueron encontrados en el apartamento, así como su celular y caminadora.

Exreo arrestado por asesinato de su tía en El Bronx /Univision


Lea también:

Mucho ojo: Violador siguió a víctima hasta su hogar en Brooklyn

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad