publicidad
Hombres retiran un cadáver en Nyakabiga.

Casi un centenar de muertos tras violentos enfrentamientos en Burundi

Casi un centenar de muertos tras violentos enfrentamientos en Burundi

Un funcionario del ejército de Burundi aseguró que 87 personas murieron después de los ataques a tres instalaciones militares.

Hombres retiran un cadáver en Nyakabiga.
Hombres retiran un cadáver en Nyakabiga.


Ochenta y siete personas (79 rebeldes y ocho soldados), murieron el viernes durante y luego de ataques coordinados de tres campamentos militares en Burundi, dijo un vocero del ejército el sábado.

"El balance final de los ataques de ayer es de 79 enemigos muertos, 45 capturados y 97 armas embargadas. De nuestro lado, ocho soldados y policías murieron y 21 resultaron heridos", dijo el portavoz del ejército de Burundi, el coronel Gaspard Baratuza.

Cuerpos en las calles

El ejército dijo el viernes que 12 rebeldes murieron y 21 fueron capturados, pero el sábado por la mañana residentes de diferentes barrios de la capital Buyumbura descubrieron al menos 39 cuerpos yaciendo en las calles.

"Los combates continuaron por la noche y los cuerpos hallados en estos barrios esta mañana eran de enemigos", precisó Baratuza.

"Los asaltantes –continuó-- querían tomar las armas de los depósitos de los cuarteles para después liberar a los presos de algunas cárceles".

Varios testigos acusaron a soldados y policías de haber perpetrado matanzas extrajudiciales, y contaron haber visto a oficiales entrar a casas a la fuerza, arrastrar fuera a jóvenes y ejecutarlos.

Algunas de las víctimas tenían las manos atadas en la espalda mientras que otras recibieron disparos a quemarropa, según testigos.

El portavoz del ejército no quiso comentar detalles de los enfrentamientos ni de las muertes.

Casquillos percutidos en calles de Burundi.
Casquillos percutidos en calles de Burundi.

Según The Associated Press, los residentes de Buyumbura, la capital de Burundi, afirman que las fuerzas de seguridad registraron casas y arrastraron hacia afuera a algunas personas para dispararles.


De acuerdo a Efecadáveres de civiles fueron encontrados este sábado en las calles de Buyumbura.

Por su parte, la Agencia France Press indica que habitantes de Buyumbura están "horrorizados" por el hallazgo el sábado de decenas de cadáveres de jóvenes en las calles de los barrios opuestos a un tercer mandato presidencial, mientras en otra parte de la ciudad los partidarios del régimen lo celebraban.

El sábado a media mañana, los cadáveres de al menos 40 jóvenes muertos por disparos, muchos de ellos a quemarropa, fueron encontrados en las calles de Buyumbura, informaron a la AFP testigos consultados por teléfono.

Algunos habitantes acusan a las fuerzas de seguridad de haber detenido el viernes a todos los jóvenes con los que se encontraban y de haberlos ejecutado.

Según una mujer de Nyakabiga, los policías "fueron a su parcela, forzaron la puerta y se llevaron por la fuerza a todos los jóvenes que vivían en ella". Otros cadáveres aparecieron en Musaga, que ha sido cerrado por la Policía y el Ejército para investigar los hechos. "Hay decenas de cadáveres en otros barrios disidentes, como Mutakura y Cibitoke (en el norte de la capital), pero las autoridades están haciéndolos desaparecer", según un diplomático europeo que pidió el anonimato.


Testigos caminan entre los cuerpos en Nyakabiga.
Testigos caminan entre los cuerpos en Nyakabiga.


El ataque ha sido reivindicado

Los ataques coordinados contra cuarteles militares fueron reivindicados por los exrebeldes de las Fuerzas Nacionales de Liberación (BNL), que han asegurado, contradiciendo las informaciones del Ejército, que ningún asaltante falleció durante los enfrentamientos.

"El ataque tenía como objetivo tomar armas y munición", dijo el portavoz de las FNL, David Nynyeri, que dijo que el grupo se hizo con 120 fusiles, 43 metralletas, 18 lanzamisiles y munición.

"Nuestro objetivo es luchar contra (el presidente de Burundi) Pierre Nkurunziza y su camarilla, que quieren conservar el poder violando la Constitución y tomando como rehén al pueblo de Burundi", añadió Nyenyeri, un exrebelde integrado como coronel en el Ejército que ha desertado ahora de las filas gubernamentales.

publicidad

Las FNL se convirtieron en 2009 en partido político. Muchos de sus integrantes se enrolaron entonces en las Fuerzas Armadas, pero algunos combatientes del grupo todavía permanecen activos en Burundi y en el este de la República Democrática del Congo.

Burundi vive una violenta crisis política desde el pasado mes de abril, cuando el presidente Pierre Nkurunziza modificó la Constitución para presentarse a un tercer mandato, una maniobra que le llevó a ser reelegido en julio.

Cientos de personas han muerto y más de 300,000 han huido del país, donde la ONU ha pedido una intervención "contundente" de la Unión Africana para detener la preocupante escalada de violencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad