publicidad
Los sospechosos en el asesinato de Marilyn Pharis: el inmigrante indocumentado Víctor Aureliano Martínez (izq.) y José Fernando Villagomez.

Indocumentado acusado de asesinar a mujer en Santa María se dice no culpable

Indocumentado acusado de asesinar a mujer en Santa María se dice no culpable

Víctor Aureliano Martínez es acusado del asesinato de Marilyn Pharis.

Los sospechosos en el asesinato de Marilyn Pharis: el inmigrante indocum...
Los sospechosos en el asesinato de Marilyn Pharis: el inmigrante indocumentado Víctor Aureliano Martínez (izq.) y José Fernando Villagomez.

Un indocumentado acusado de la muerte de una mujer en Santa María, al noroeste de Los Ángeles, se declaró "no culpable" de los cargos, mientras un grupo de activistas afuera de la corte pedía la aprobación de una ley federal que castigaría con cárcel a quienes reingresen al país luego de ser deportados.


Víctor Aureliano Martínez, un inmigrante mexicano de 29 años, ha sido acusado de asalto, violación y asesinato de Marilyn Pharis, una veterana de la Fuerza Aérea ocurrido el pasado 24 julio.


Martínez fue arrestado poco después del ataque en una vivienda cercana, según informó el Departamento de Policía de Santa María, mientras Pharis, de 64 años, era hospitalizada.


publicidad


La veterana, quien era empleada civil en la base Vandenberg de la Fuerza Aérea, murió el 1 de agosto a raíz de las heridas y martillazos recibidos durante el ataque.


Se prevé que José Fernando Villagómez, de 20 años, otro presunto implicado en el ataque, se presente el 13 septiembre en una audiencia preliminar que determinará si hay suficiente evidencia contra él.


El caso de Martínez, junto con el de Juan Francisco López, otro inmigrante indocumentado con cinco deportaciones y siete condenas por delitos graves y a quien se acusa de la muerte Kathryn Steinle en San Francisco, ha generado reacciones contra las autoridades federales en la aplicación de las leyes de inmigración.


Mientras Martínez se presentaba en la corte, cerca de 50 activistas y miembros del Tea Party realizaron una protesta en apoyo a una ley federal que establecería una pena obligatoria de cárcel para quienes reingresen al país luego de ser deportados.


El proyecto denominado Ley Kate, en memoria de Steinle, impondría cinco años de prisión federal a los inmigrantes indocumentados que vuelvan a entrar a los Estados Unidos tras su deportación del país. 


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad