publicidad
Arturo Sarukhán, embajador de México ante Estados Unidos, durante una entrevista exclusiva en San Francisco.

Arturo Sarukhán habló en exclusiva

Arturo Sarukhán habló en exclusiva

El embajador de México, Arturo Sarukhán, dijo que su país quiere "una relación madura" con Estados Unidos, pero sin "agachar la cabeza".

Arturo Sarukhán, embajador de México ante Estados Unidos, durante una en...
Arturo Sarukhán, embajador de México ante Estados Unidos, durante una entrevista exclusiva en San Francisco.

El diplomático, que en su primera visita a la costa oeste habló en exclusiva con la periodista María Leticia Gómez, presentadora de Noticias Univision 14 en San Francisco, explicó en detalle el vínculo que une a México y Estados Unidos, y los problemas migratorios y de narcotráfico que afectan a ambos países.

En noviembre de 2006, Sarukhán fue nombrado embajador por el presidente de México, Felipe Calderón. Asumió su puesto dos meses más tarde, en febrero de este año.

Sin embargo, a pesar de una amplia trayectoria académica, profesional y diplomática, el Departamento de Estado de Estados Unidos descalificó a Sarukhán desde el principio.

María Leticia Gómez (MLG) empezó la entrevista preguntando: "Desde que Adolfo Aguilar Zinser llamó a México 'el patio trasero de Estados Unidos', ningún diplomático se ha atrevido a criticar tan duramente al gobierno de este país. Eso, hasta que usted llegó a Washington y dijo directamente que 'Estados Unidos no ha hecho prácticamente nada'; y calificó como 'nula' la cooperación de Estados Unidos, de la administración [del presidente George W.] Bush, en la lucha contra el narcotráfico. Eso le ha ganado muchas críticas, ¿qué nos puede decir del tema?"

publicidad

El embajador Arturo Sarukhán (EAS) respondió: "La lucha contra el narcotráfico es uno de los retos más críticos que México y Estados Unidos enfrentan.

Primero, porque el presidente Calderón, como lo hizo desde el primer día de su gobierno, ha decidido combatir frontalmente a los grupos delictivos que habían tomado rehenes a pequeñas comunidades, e incluso a algunas regiones del país. Lo ha hecho con el costo de sangre, sudor y lágrimas.

No va a ser fácil. Es una batalla que México no puede ganar solo, y por ello el presidente Bush y el presidente Calderón han estado hablando ya desde hace varios meses de mecanismos que puedan expandir, fortalecer la cooperación antinarcóticos entre México y Estados Unidos", explicó.

MLG: "Sin embargo, su comentario le ganó críticas por parte de funcionarios del Departamento de Estado que rápidamente dijeron que usted era 'nuevo en el puesto' ".

EAS: "Bueno, yo creo que ahí están las declaraciones del Departamento de Estado. Creo que habría que preguntarles a ellos por qué las hicieron.

Yo creo que más allá del ir y venir declaraciones, hay una realidad y esa realidad obliga a estas dos naciones vecinas que comparten una frontera de 3 mil kilómetros de frontera, a que trabajen día a día de manera responsable, de manera despolitizada, de manera objetiva, a confrontar un flagelo y un fenómeno que se da a los dos lados de la frontera común entre México y Estados Unidos".

publicidad

MLG: "Señalan que usted 'no leyó el manual' ".

EAS: "Bueno, yo me precio de ser un hombre que ha tenido una trayectoria importante precisamente en estos temas, y creo que la sinergia y la atracción que estamos generando precisamente en este tema con Estados Unidos hablan de nuestra capacidad de echar la agenda para adelante".

MLG: "En las últimas décadas, México ha pasado de ser un país puente a ser un país productor y exportador de drogas. Hay tráfico de armas, lavado de dinero y sustancias químicas que se usan en la fabricación de drogas que van directamente de Estados Unidos a México. ¿Cómo puede Estados Unidos ayudarles a combatir este flagelo de manera conjunta?".

EAS: "Primero, seguir insistiendo hoy, mañana y en el momento que haya, una nueva administración estadounidense en Washington en enero de 2009, que como gran parte de otros temas de la agenda bilateral el enfoque fundamental con el que Estados Unidos y México debemos abordar nuestros problemas comunes es el de la corresponsabilidad.

La responsabilidad compartida. Es decir, que ambos países debemos poner de nuestra parte para resolver problemas que nos son comunes y que nos afectan por igual.

En el tema del crimen organizado y el narcotráfico, efectivamente así como las drogas transitan México -muchas de ellas provenientes de Sudamérica- en su camino hacia Estados Unidos, también precursores químicos que son utilizados para fabricar drogas, armas que son utilizadas para darles poder, y capacidad de repeler a los grupos organizados a las fuerzas del orden público en México, y el blanqueo de capitales cruzan la frontera de Estados Unidos hacia México.

publicidad

Entonces, por lo tanto, tenemos que trabajar de los dos lados de la frontera para cerrar esa frontera al tráfico de drogas que vienen de sur a norte, y al tráfico de armas, precursores y dinero que vienen de norte a sur.

Pero además, algo que es muy importante, es seguir insistiendo en que este país siga invirtiendo recursos humanos, financieros y políticos en políticas de reducción al consumo y a la demanda de drogas en Estados Unidos".

MLG: "Ya que usted se refiere a la 'corresponsabilidad', quisiera que me hable concretamente sobre la responsabilidad de México en el tema migratorio. México expulsa de cierta manera a sus nacionales por una necesidad social y económica".

EAS: "El presidente Calderón fue muy claro desde el primer día de su gobierno: Si México no hace su trabajo en generar condiciones de desarrollo económico, en generar los empleos -y empleos bien remunerados- para que nuestros paisanos no tengan que cruzar la frontera, por mucho que ocurran cosas de este lado de la frontera de Estados Unidos, por mucho que haya una reforma migratoria, mientras haya mexicanos y mexicanas en nuestro país que no puedan encontrar un trabajo digno, un trabajo bien remunerado, harán el peligroso viaje al norte.

Entonces, por lo tanto, lo que hemos dicho es que más allá de cualquier otra consideración, la reforma migratoria en Estados Unidos tiene que empezar por México. Tenemos que ser capaces de generar esos empleos, y que estos sean bien pagados".

publicidad

MLG: "El presidente Calderón denunció en su discurso de gobierno que Estados Unidos le da un mal trato a los mexicanos en este país. ¿Qué es lo que espera la administración de Calderón, y cómo puede ayudar usted desde Washington?"

EAS: "El gobierno mexicano está particularmente preocupado por el vacío que se genera en Estados Unidos como resultado del fracaso de la reforma migratoria, que es inmediatamente ocupado por dos elementos.

El primero, las ordenanzas locales o las leyes estatales de corte antiinmigrante que están generando secuelas de xenofobia, si no es abierto racismo, en contra de las comunidades de inmigrantes, particularmente las latinas y las mexicanas.

El segundo tema con el que nos hemos quedado, a falta de la reforma migratoria, son los aspectos de aplicación de la ley migratoria. Por lo tanto el gobierno mexicano seguirá trabajando para insistir en la importancia toral de que este país avance hoy, mañana, en cinco años.

Sabemos que las circunstancias político-electorales complicarán mucho este debate, pero que en algún momento se retome una discusión integral, responsable, despolitizada de la reforma migratoria que este país tanto necesita, y que nuestra región (México, Canadá, Estados Unidos) necesita para seguir siendo competitiva.

Otro tema crítico aquí es cómo usamos a esta basta red consular mexicana en Estados Unidos -los 48 consulados que tenemos en todo el territorio de Estados Unidos- para garantizar que, independientemente de lo que pase en Washington, los derechos de nuestros paisanos en Estados Unidos, indistintamente de su situación migratoria, sean respetados a cabalidad".

publicidad

MLG: "¿Qué tipo de asesoría legal ofrecen en los consulados para la gente que tiene problemas con las redadas de inmigración, los operativos de ICE (Agencia de Inmigración y Aduanas)?"

EAS: "Toda nuestra red, en prácticamente todas nuestras circunscripciones consulares en Estados Unidos tenemos despachos de abogados contratados por el consulado para atender los casos relevantes de protección, muchos de ellos vinculados con estas redadas y mecanismos de deportación.

Entonces, a través de los departamentos de protección de cada uno de los consulados mexicanos en Estados Unidos, estos abogados entran en acción cuando tenemos casos de violación de derechos humanos y ayudan, no sólo al consulado, sino a las familias a poder confrontar y en ocasiones demandar asesoría y protección legal".

MLG: "¿Es esta ayuda es gratuita?"

EAS: "Esta ayuda es gratuita en algunos casos, en otros casos es decisión de la familia si adopta o no la asesoría legal de ese despacho. A veces conlleva algún costo, pero cada consulado tiene la capacidad de asesorar a los paisanos en estos casos de protección".

MLG: "Mencionó las ordenanzas locales que se están aprobando y que son antiinmigrantes. Sin embargo, hay lugares como San Francisco, que considera seguir los pasos de New Haven, Connecticut, y otorgar una cédula de identidad a los indocumentados que residen en la ciudad.

publicidad

¿Tuvo oportunidad de hablar con nuestro alcalde sobre el tema?"

EAS: "Sí, tuvimos una conversación importante sobre el tema migratorio en general, y sobre el papel que la ciudad de San Francisco y otras ciudades como ésta están jugando en repeler este embate antimigratorio, antiinmigrante en Estados Unidos.

Me parece que en muchos sentidos, lugares como San Francisco, como New Haven, como Chicago, como Nueva York, están convirtiéndose en faros en la oscuridad: Son sitios que están demostrando que sí se pueden conciliar, por un lado, las necesidades reales, válidas, de saber quiénes son quienes habitan una ciudad, un país, un estado, pero a la vez poder capitalizar la enorme valía, la enorme sinergia que generan estas comunidades de inmigrantes para la vitalidad económica, cultural y social de este país.

Creo que precisamente esta medida como la que ha tomado ya New Haven, como la que está considerando tomar San Francisco, como la que de alguna manera ya existe tanto en Chicago como en Nueva York, son un ejemplo de políticas visionarias que este país merece".

MLG: "Durante la administración de Vicente Fox, el canciller Jorge Castañeda adoptó el término de 'la enchilada completa' para promover la agenda migratoria. ¿Podemos esperar un nuevo slogan?"

EAS: "Los slogans sirven cuando hay una idea que se tiene que vender y empaquetar, y ayuda un poco a presentarla. Mientras no haya las condiciones políticas y filosóficas en Estados Unidos para retomar el debate, pues para qué andamos inventando".

publicidad

MLG: "Esas condiciones no se van a dar hasta después de las próximas elecciones presidenciales".

EAS: "Yo creo que no va a haber condiciones. A lo mejor hay la posibilidad de empujar AGJOBs, o Dream Act, o algunas de las iniciativas que ya están ahí, pero un enfoque integral no creo, hasta que haya una nueva administración en la Casa Blanca".

MLG: "Calderón quiere marcar una diferencia muy clara entre la relación que entabló Fox, y la que él va a tener con la administración estadounidense, ya sea con Bush, o con el próximo presidente o presidenta".

EAS: "Creo que el presidente está convencido, primero, de la vitalidad y de la importancia crítica de la relación bilateral. Yo creo que entiende que no hay una relación bilateral para México con tanto impacto como la que tiene con Estados Unidos.

Pero quiere una relación también madura, constructiva, pero en donde no se agache la cabeza, donde se hable de frente con la franqueza que dos países vecinos, amigos y socios en un tratado como el TLC tienen derecho a usar para interactuar".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad