publicidad
1 de 9
Publicidad

Desde que en 1917 Marcel Duchamp tuvo la “ocurrencia” de poner de cabeza un mingitorio, firmarlo, colocarlo sobre un pedestal y exhibirlo con el título de La fuente, los artistas no han dejado de buscar objetos ya hechos, y de preferencia desechados, para incorporarlos a su obra.

Por: Univision
Publicado: 29 Nov | 02:47 PM EST
publicidad