publicidad
Iván Sánchez es el sospechoso de haber matado a un inocente tras una pelea sobre cuál era el mejor Estado mexicano.

Arrestaron a asesino de padre de familia en restaurante mexicano

Arrestaron a asesino de padre de familia en restaurante mexicano

La Policía arrestó al hombre que creen mató a un padre de familia en un restaurante tras una disputa por el mejor Estado mexicano.

Iván Sánchez es el sospechoso de haber matado a un inocente tras una pel...
Iván Sánchez es el sospechoso de haber matado a un inocente tras una pelea sobre cuál era el mejor Estado mexicano.

SANTA ANA, California - La Policía de Santa Ana arrestó el jueves al hombre que creen mató a un padre de familia en un restaurante mexicano el domingo pasado tras una disputa sobre cuál era el mejor Estado de México.

El sospechoso fue identificado como Iván Sánchez, de Santa Ana, y la Policía dice que cuando lo arrestaron "posiblemente estaba saliendo hacia México" para evitar su detención.

Las autoridades dijeron en un comunicado que llegaron a Sánchez gracias a una llamada anónima de alguien que lo identificó en el video de la discusión que se hizo público. Lo detuvieron entrando a la autopista 5 en dirección sur.

El sospechosos fue encerrado en la cárcel del condado de Orange y acusado de asesinato y tres cargos de intento de asesinato. "Sánchez fue identificado como la persona que hizo el disparo que mató a la víctima", Esteban Navarrete, de 35 años de edad.

publicidad

Navarrete estaba con su esposa y dos parientes el domingo por la noche en el restaurante Mariscos La Ola, en Santa Ana, cuando dos grupos de personas comenzaron a discutir sobre cuál era el mejor Estado mexicano. 

Aunque no tenía nada que ver con la pelea, Navarrete salió con su familia del lugar para evitar problemas pero fue atacado en el estacionamiento por tres hombres y una mujer que se habían ido del lugar en una SUV gris y habían regresado justo cuando la víctima entraba en su auto.

Recibió un balazo en la cabeza y fue internado en un hospital, donde se le declaró muerte cerebral el martes pasado por la noche. El miércoles su familia lo desconectó de la máquina que lo mantenía vivo.

Navarrete, descrito como un "buen hombre de familia", era empleado del hospital St. Joseph en Orange y trabajó allí por más de 15 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad