publicidad

Arrestaron a 20 defraudadores de Medi-Cal

Arrestaron a 20 defraudadores de Medi-Cal

Un equipo de enfermeras proveía, sin tener licencia médica, servicios de cuidado a pacientes con parálisis cerebral.

Victimizaron a pacientes y contribuyentes

LOS ÁNGELES, California – En lo que fue un operativo calificado como el más grande en el estado contra un caso de fraude contra el programa de asistencia médica MediCal, 20 personas en tres condados del sur de California fueron arrestadas el jueves por presuntamente haber formado parte de una red que se hizo de casi $4.6 millones mediante el uso de enfermeras sin licencia o entrenamiento que proveía ayuda a pacientes deshabilitados.

Los fiscales dijeron que la  organizadora del fraude que involucró a 44 personas fue Priscilla Villabroza, una enfermera registrada que dirigía una compañía basada en Santa Fe Springs llamada Medcare Plus Homes Health Providers.

Villabroza se declaró culpable el año pasado en una corte federal ante cinco cargos de fraude médico y ahora espera ser sentenciada, según la Oficina de Fiscales de Estados Unidos.

De acuerdo a documentos de la corte, Villabroza y otros contrataron a personas sin licencia para proveer cuidad a pacientes deshabilitados inscritos en el programa Medi-Cal, muchos de ellos niños y adultos jóvenes que sufren de parálisis cerebral u otras discapacidades.

Ninguno de los pacientes sorteó padecimientos que pusieran sus vidas en peligro a causa del cuidado inferior, dijo Anthony Montero de la Oficina de Fiscales.

La acusación afirma que de agosto de 2004 a finales de 2007, Villabroza y otros cobraron de manera fraudulenta al estado los salarios de las enfermeras sin licencia.

publicidad

Algunos de los individuos sin licencia contaban con entrenamiento en el extranjero, pero nunca aprobaron un examen aquí, alega la acusación. Algunos no tenían ningún tipo de entrenamiento, según los fiscales.

“La avaricia, a expensas de los ciudadanos más vulnerables y de la calidad de su cuidado médico, no será tolerada”, dijo Glenn R. Ferry del Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado.

La acusación del jurado calificador que fue abierta el miércoles forma parte de una investigación de dos años que involucró a varias agencias en un operativo de investigación conocido como Operation Licence Integrity. Los cargos imputados incluyen conspiración para cometer fraude médico, fraude y colaboración necesaria para la comisión de un delito.

“Creemos que este es el caso singular de fraude contra Medi-Cal más grande que se haya descubierto en el estado”, dijo el fiscal federal Thomas P. O'Brien. “Las casi cuatro docenas de personas asociadas con esta red de fraude no sólo afectó a los contribuyentes, también puso en peligro las vidas de la gente joven que prometieron proteger y cuidar”.

Más de 150 agentes de agencias federales y locales participaron en el arresto de 20 personas en Los Ángeles, Orange y Riverside, dijo Montero. Los arrestados oscilaron entre los 25 y 63 años de edad.

Los fiscales contienden que como parte de la red de fraude, Villabroza le instruyó a los proveedores de cuidados sin licencia que mintieran sobre sus cualificaciones si eran cuestionados, dijo Montero, agregando que los libros de contabilidad de la compañía también fueron falsificados.

publicidad

Villabroza enfrenta un máximo de 50 años de prisión cuando sea sentenciada, dijo O'Brien. Aún no se ha fijado una fecha, y los fiscales se rehusaron a comentar si la acusada estaba cooperando con la investigación.

Todos los acusados están enfrentando cargos de conspiración para cometer un fraude, una felonía que carga una pena máxima de 10 años en prisión federal, dijo O'Brien. Los mismos sospechosos también fueron imputados con cargos de fraude médico, que también conlleva una pena máxima de 10 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad