publicidad
John Kerry está en Ginebra desde el jueves en el marco de las negociaciones nucleares.

Arranca la fase final de las negociaciones con Irán en medio de obstáculos clave

Arranca la fase final de las negociaciones con Irán en medio de obstáculos clave

Un posible cambio de postura de Irán sobre el enriquecimiento de uranio refleja las intensas presiones para sellar un acuerdo. 

John Kerry está en Ginebra desde el jueves en el marco de las negociacio...
John Kerry está en Ginebra desde el jueves en el marco de las negociaciones nucleares.

Las negociaciones entre Irán y seis grandes potencias se aceleraron este domingo en Lausana, Suiza, a menos de tres días de vencer el plazo pactado para alcanzar un acuerdo marco que permita poner fin a una década larga de disputa sobre el controvertido programa atómico de la República Islámica.

publicidad

Irán comenzó a estudiar las exigencias de mayores reducciones a su programa de enriquecimiento de uranio pero intenta limitar el tiempo de las restricciones a la tecnología que podría utilizar para la fabricación de armas atómicas, dijeron el domingo funcionarios occidentales que han participado en las negociaciones.

El posible cambio de postura de Irán sobre el enriquecimiento de uranio refleja las intensas presiones para sellar un acuerdo. Sin embargo, las diferencias importantes entre las partes podrían ser muy difíciles de sortear antes del martes, la fecha límite para concretar un acuerdo preliminar, que daría pie a una nueva ronda de negociaciones con vistas a la concertación de un convenio integral en junio

El objetivo es restringir las actividades nucleares de Irán a largo plazo y a cambio serán reducidas al país las sanciones económicas que le impuso la comunidad internacional.

Los cancilleres y otros representantes de Irán y seis potencias que participan en las negociaciones han dicho que existe una oportunidad de concretar un acuerdo antes de la fecha límite a pesar de que persisten obstáculos importantes.

Depende de Irán que se logre el acuerdo, declaró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

La fase final de la cumbre nuclear comenzó con una reunión entre el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y su homólogo iraní, Mohamed Yavad Zarif.

publicidad

En esa reunión están también presentes el secretario de Energía de EEUU, Ernest Moniz, y el jefe de la autoridad nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, informaron fuentes diplomáticas estadounidenses.

La reunión duró apenas media hora, después de la cual Kerry salió del hotel Beau Rivage, donde se celebran las negociaciones, para dar un breve paseo, rodeado por decenas de periodistas y cámaras.

Preguntado por los periodistas si se iba a lograr un acuerdo, solo dijo: "No lo sé. Estamos trabajando en ello".

Mientras los "pesos pesados" de la negociación iniciaron una nueva ronda de contactos, el domingo llegó a Suiza el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, quien hasta ahora apenas se había involucrado personalmente en estas negociaciones.

Se espera también la llegada del ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, y de su colega ruso, Serguéi Lavrov, lo que ha hecho aumentar la expectativa sobre una posible conclusión de las negociaciones en los próximos días.

No hay acuerdo

Por el momento no hay ningún acuerdo firme entre Irán y las grandes potencias, ya todavía quedan temas por resolver, declaró un negociador de alto rango iraní, matizando las palabras de diplomáticos occidentales, que evocaron compromisos en varios puntos clave.

"No se ha concluido ningún acuerdo y hay cuestiones en suspenso que todavía deben ser solucionadas. (...) Las partes involucradas deben renunciar a sus demandas excesivas y tomar una decisión estratégica y decir si quieren presión o un acuerdo", declaró a la AFP este responsable.

Los momentos claves del discurso de Netanyahu Univision

Kerry anuló viaje de regreso

En este marco, el secretario de Estado norteamericano anuló un viaje que tenía previsto a Boston este lunes, anunció el domingo el Departamento de Estado. John Kerry está en Ginebra desde el jueves en el marco de las negociaciones nucleares.

"A causa de las negociaciones nucleares que se están desarrollando en Suiza", Kerry no podrá participar en la ceremonia de homenaje al trabajo del exsenador Edward M. Kennedy en Boston prevista el lunes, anunció la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf.

La Casa Blanca espera un mensaje claro

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest, dijo este domingo que es tiempo de que Irán "envíe un mensaje claro" y concrete en actos sus promesas.

publicidad

"Negociamos desde hace más de un año y ahora es tiempo de que Irán envíe un mensaje claro a la comunidad internacional: ¿quieren realmente tomar las medidas necesarias y apoyar con actos su retórica, según la cual no intentarán dotarse del arma nuclear? Si quieren asumir esos compromisos, deben ser capaces de hacerlo" antes de fin de mes, dijo Earnest en la cadena ABC.

"El presidente (Barack Obama) ha sido muy claro. El mejor medio para nosotros de impedir que Irán se dote del arma nuclear es seguir la vía diplomática, obtener que Irán salga voluntariamente del camino hacia el arma atómica. Queremos que acepten inspecciones rigurosas, sería la mejor solución para atenuar nuestras preocupaciones sobre el programa nuclear iraní", dijo Earnest, y agregó que aún persisten diferencias entre ambas partes.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo a su vez que tomaría "muy rápidamente" medidas para implementar nuevas sanciones contra Irán si las grandes potencias occidentales no llegan a un acuerdo con Teherán.

En una entrevista con la cadena televisiva CNN, Boehner expresó "seria dudas" sobre la fiabilidad de la República Islámica en el contencioso de su programa nuclear.

"Esperemos y veamos si hay un acuerdo. Tengo serias dudas. He tenido serias dudas durante el último años sobre si podría alcanzarse un acuerdo, y aún tengo serias dudas", aseveró el líder republicano.

publicidad

"Estamos -explicó- ante un régimen que nunca ha cumplido su palabra respecto a nada. No entiendo por qué firmaríamos un acuerdo con un grupo de personas que, en mi opinión, no tienen intención alguna de cumplir su palabra".

El compromiso

Las partes se han comprometido a terminar las conversaciones antes del 1 de abril próximo, para cuando pretenden firmar un acuerdo marco (político) cuyos detalles técnicos y legales se negociarían en los siguientes tres meses.

La comunidad internacional quiere poner fin así a una década larga de conflicto nuclear con Irán, al que se acusa de tener intenciones militares con sus actividades atómicas.

Para ello, las seis grandes potencias que forman el Grupo 5+1, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -China, Francia, EEUU, Reino Unido y Rusia- más Alemania, quieren que durante al menos una década Irán necesite teóricamente al menos doce meses para producir una bomba nuclear.

Solo así la comunidad internacional tendría suficiente tiempo para reaccionar a una posible decisión iraní de suspender los acuerdos e iniciar el trabajo para producir una bomba.

Para poder garantizar eso, es necesario que Irán limite los aspectos más delicados de su programa nuclear, como la producción de uranio enriquecido y plutonio, al tiempo que la agencia nuclear de Naciones Unidas pueda verificar y controlar de cerca todas sus actividades, incluyendo la investigación y el desarrollo.

publicidad

Los críticos de ese potencial acuerdo, como Israel, Arabia Saudí o los republicanos en Estados Unidos, aseguran que una década de moratoria no es suficiente.

A cambio de acceder a esas limitaciones, las sanciones internacionales que pesan sobre Irán serían levantadas, aunque las modalidades de esos alivios siguen en discusión y son uno de los puntos que están obstaculizando un acuerdo hasta ahora.

Irán siempre ha negado que tenga intenciones militares con su programa nuclear, aunque las dimensiones y el alcance del mismo levantan sospechas.

Además, los expertos nucleares de la ONU no han logrado en más de una década de investigaciones confirmar la naturaleza pacífica del programa atómico iraní, también porque Irán no coopera en la medida que ellos exigen y consideran necesario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad