publicidad

Ardua búsqueda de sobrevivientes tras mortal terremoto en Nepal

Ardua búsqueda de sobrevivientes tras mortal terremoto en Nepal

Habitantes excavaron entre escombros con las manos desnudas y herramientas para rescatar a sobrevivientes.

Aumenta cifras de muertos en terremoto de Nepal /Univision

Decenas de miles de personas pasaron la noche al aire libre entre el frío y relámpagos después de que un terremoto devastó el sábado Nepal y provocó al menos dos mil muertes así como el derrumbe de casas, templos y un alud en el monte Everest.

Los muertos en el terremoto del sábado en Nepal suman ya 2,357 y los heridos superan los 6,000, según las últimas cifras difundidas este domingo por el Ministerio del Interior del Gobierno nepalí..

Los habitantes excavaron entre los escombros con las manos desnudas, barretas y otras herramientas para rescatar a sobrevivientes.

Nepal, entre el dolor y los escombros

Además, el movimiento telúrico ha causado al menos 4,718 heridos, según fuentes oficiales citadas por diversos medios.

El primer ministro Suhil Koraila, que asistía a una cumbre en Yakarta, intentó apresurar su regreso a Nepal pero sólo llegó hasta Bangkok, donde su vuelo de conexión a Katmandú fue cancelado debido a que el aeropuerto internacional de esa capital estaba cerrado para los vuelos comerciales.

Aviones de la Fuerza Aérea de la India fueron autorizados para que llevaran 43 toneladas de asistencia, como tiendas de campaña y alimentos, y casi 200 socorristas, dijo el portavoz del Ministerio del Exterior indio, Vikas Swarup.

En tanto, e Gobierno de Japón anunció el envío inmediato de un equipo de expertos de respuesta a catástrofes. El equipo nipón, que tiene previsto salir a primera hora de la tarde de hoy hacia a Nepal, está formado por 70 policías, bomberos y personal de la Guardia Costera.

publicidad

Es habitual que Japón, un país con una enorme experiencia en hacer frente a catástrofes naturales, ofrezcan ayuda y asistencia a otros países afectados por este tipo de desastres.

Leer:  Expertos sabían sobre un gran sismo en Nepal

Los hospitales en el Valle de Katmandú estaban saturados, carecían de espacio para recibir más cadáveres y se les agotaban los suministros de emergencia, indicaron las Naciones Unidas en un comunicado.

"Continúan llegando informes sobre la devastación y aumenta el número de muertos, lesionados y afectados por este sismo", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

"Es evidente que se han perdido muchas vidas. Hay también daños considerables a la herencia cultural irremplazable de Nepal", agregó.

El Gobierno de Nepal tiene constancia de al menos diez montañeros extranjeros muertos en el Everest, según informó a Efe una fuente del Ministerio de Turismo.

La fuente no pudo facilitar la nacionalidad concreta de los fallecidos y tampoco precisó si hay desaparecidos o heridos en estos momentos entre los escaladores que se encontraban en la montaña.

Leer: Líderes responden a la crisis que vive Nepal

Este es el peor terremoto en la historia reciente de Nepal y uno de los más fuertes desde hace diez años en la región, cuando un seísmo provocó una tragedia que causó más de 84,000 muertos en la Cachemira india y paquistaní.

publicidad

Numerosos gobiernos y organizaciones han expresado su solidaridad con Nepal.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció que la organización está preparando "un gran esfuerzo" para asistir a los nepalíes.

"Naciones Unidas está apoyando al Gobierno de Nepal en la coordinación de las operaciones internacionales de búsqueda y rescate y está preparándose para organizar un gran esfuerzo de asistencia", señaló Ban en un comunicado.

El Gobierno estadounidense anunció el envío inmediato de un equipo de expertos en respuesta a catástrofes y la donación inicial de un millón de dólares en ayuda para responder a las primeras carencias tras el terremoto de Nepal.

Un equipo internacional de búsqueda y rescate del ejército chino partió hoy hacia Nepal y espera llegar a Katmandú a mediodía.

Una fría noche en medio de la tragedia

El temblor de magnitud 7.8 se originó afuera de la capital Katmandú, el peor movimiento telúrico que haya asolado a esta nación pobre del sur de Asia en más de 80 años. Tuvo tanta potencia que se sintió en el norte de la India, además de Bangladesh, Tíbet y Pakistán, donde un total de 50 personas perdieron la vida.

Al momento del temblor en Nepal, habitantes salieron de casas y edificios presas del pánico. Hubo derrumbes de paredes, caídas de cables de electricidad y bamboleo de árboles; enormes grietas aparecieron en calles y muros. Nubes de polvo comenzaron a envolver los alrededores.

publicidad

Horas después, los hospitales se llenaron con centenares de heridos. Ante la ausencia de labores organizadas de asistencia y rescate, muchos sobrevivientes fueron llevados a hospitales por amigos y parientes en cochecitos motorizados, camionetas y automóviles.

Más de dos decenas de réplicas sacudieron el área después del primer terremoto, que azotó justo antes del mediodía. En ese momento Shrish Vaidya, que dirige una agencia de publicidad, se encontraba con sus padres en su casa de dos niveles en las afueras de la capital.

"Es difícil describirlo. La casa se sacudía en forma horrible. Salimos corriendo y parecía que la calle se movía hacia arriba y hacia abajo", dijo Vaidya, de 46 años, a The Associated Press. "No recuerdo nada parecido. Tampoco mis padres recuerdan una situación tan grave".

Una vez que pasó el primer movimiento telúrico, Vaidya pensó que su familia podría regresar al interior al anochecer. Pero los remezones continuaron y la familia consideró más seguro permanecer afuera.

publicidad

"Hace frío y hay viento, así que estamos todos sentados en el vehículo escuchando las noticias por la radio FM", apuntó. "Los expertos dicen que todavía no es seguro regresar al interior. Nadie puede predecir la fuerza de la próxima réplica".

Así, la familia cenó al aire libre y se iluminó con las luces del vehículo. Vaidya agradeció que su esposa e hijo de 10 años estuvieran de vacaciones en Estados Unidos.

Los daños fueron relativamente menores en el sector pudiente donde vive, porque las casas son robustas y de baja altura en los suburbios de Katmandú. La gente no tuvo la misma fortuna en otras partes de la ciudad, donde los edificios son antiguos y están mal construidos.

Cámara de seguridad capta el momento del terremoto en Nepal /Univision

Según los meteorólogos, habría lluvia y aguaceros con truenos la noche del sábado y el domingo, y las temperaturas eran de alrededor de 14 grados centígrados (50 Fahrenheit), lo suficientemente bajas para estar incómodo si se pernocta al aire libre.

Miles de personas pasaban la noche en Tudikhel, un campo amplio en medio de Katmandú, a un lado de la ciudad vieja donde hay edificios históricos y carriles estrechos. Ahora este sector está en ruinas.

La gente estaba acostada sobre plásticos o cajas de cartón y se tapaba con frazadas. Las madres mantenían calientes a sus hijos; algunas personas prendían fogatas con leña o ramas y la mayoría comía galletas y sopas instantáneas.

Deepak Rauniar, empleado de una tienda, departía con amigos cuando ocurrió el sismo.

publicidad

"Estamos muy asustados para regresar a nuestro apartamento. Está rodeado por casas, la mayoría antiguas. Las casas podrían derrumbarse mientras estemos dormidos", afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad