publicidad
El embarazo puede generarte cistitis, aprende cómo cuidarte de una enfermedad potencialmente peligrosa

Aprende qué es la cistitis

Aprende qué es la cistitis

Esta enfermedad afecta en especial a las mujeres. Seis preguntas y respuestas para que tú no seas la próxima

El embarazo puede generarte cistitis, aprende cómo cuidarte de una enfer...
El embarazo puede generarte cistitis, aprende cómo cuidarte de una enfermedad potencialmente peligrosa

¿Qué es? La cistitis es una inflamación del interior de la vejiga, normalmente causada por una infección bacteriana. Las paredes se irritan e inflaman, y produce incontinencia urinaria. Por eso es preciso tratarla adecuadamente, pues de lo contrario puede derivar e una infección más grave localizada en los riñones.

¿Porqué las mujeres? Urólogos y nefrólogos coinciden en que esta enfermedad es más común entre las mujeres, debido a que los hombres tienen una larga uretra que impide la infección de las bacterias.

¿Y los bebés? La incontinencia urinaria en los bebés no tiene por qué ser siempre cistitis, sino una anomalía en el desarrollo el aparato urinario o factores psicológicos de crecimiento.

publicidad

¿Qué la causa? Situaciones de estreñimiento, exceso de alguna medicación y factores psicológicos como el miedo o la ansiedad suelen ser las causas más probables de cistitis.

¿Cómo se trata? El tratamiento farmacológico contra la infección son antibióticos, una estricta higiene y dieta especial, son cuidados necesarios. Es importante la ingestión de líquidos, zumos y tisanas.

¿Qué alimentos te protegen? Entre los alimentos permitidos figuran los lácteos suaves, sin grasas, verduras y hortalizas, de ser posible crudas o hervidas, frutas batidas o en compota, caldos desgrasados y algo de mermelada o miel.

En las mujeres, la presión durante el embarazo o el acto sexual con utilización de diafragmas, así como las relaciones con intercambio de flora bacteriana entre el varón y la mujer, aumentan los riesgos de contraer cistitis.

Los principales síntomas son un descontrol de la orina, sensación de ardor y picor, deseos de orinar aunque la vejiga esté vacía, dolor en la región pubiana, pus en la secreción urinaria o en la uretra, escalofríos, fiebre y sangre en la orina.

Es preciso consultar al urólogo, puesto que si los síntomas no desaparecen en tres o cuatro días, la infección puede derivar hacia los riñones.

Las mujeres embarazadas deben hacerse periódicas revisiones y análisis de la orina. También, quienes la padecen, es aconsejable que beban un gran vaso de agua antes del acto sexual y orinar al finalizar, con objeto de evacuar cualquier bacteria alojada en la uretra.

publicidad

Otras medidas preventivas son evitar el estreñimiento, una dieta equilibrada con ingestión de abundantes líquidos, no sentarse durante mucho tiempo con un traje de baño mojado y mantener la zona libre de humedad. Las mujeres deben evitar desodorantes vaginales, baños de burbujas, sustancias irritantes y, si utiliza diafragmas, cambiar a otro anticonceptivo.

Es necesario después de defecar una limpieza absoluta, de adelante hacia fuera para no contaminar la entrada de la uretra con restos fecales. Una estricta higiene, junto con la dieta equilibrada, sin excitantes, grasas o fritos, contribuirá a aliviar los síntomas que pueden ser muy molestos.

La cistitis, detectada a tiempo por el especialista, desaparece en unos días, pero de lo contrario derivará en infecciones graves del aparato renal o genital, mucho más severas y difíciles de tratar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad