publicidad
Los periodistas extranjeros graduados fuera y dentro de Estados Unidos están en la lista de beneficiarios de la visa tipo H-1B.

Anuncian apertura de ventanilla para solicitudes de visas H-1B del año fiscal 2016

Anuncian apertura de ventanilla para solicitudes de visas H-1B del año fiscal 2016

El servicio de inmigración advierte que la demanda será alta y el cupo se agotará en solo cinco días.

Los periodistas extranjeros graduados fuera y dentro de Estados Unidos e...
Los periodistas extranjeros graduados fuera y dentro de Estados Unidos están en la lista de beneficiarios de la visa tipo H-1B.

El gobierno estadounidense anunció hoy que el 1 de abril abre la ventanilla para la recepción de solicitudes de visas tipo H-1B para profesionales extranjeros.

Las visas H-1B tienen una duración de hasta tres años renovables y son solicitadas por empresas.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado que comenzará a aceptar peticiones sujetas a la cantidad máxima reglamentaria para el año fiscal 2016, esto es 65 mil autorizadas por el Congreso, más una cuota adicional de 20 para profesionales extranjeros graduados de universidades estadounidenses.

El reglamento de la visa señala que las empresas estadounidenses utilizan el programa H-1B para emplear trabajadores extranjeros en ocupaciones que requieren conocimientos altamente especializados en campos profesionales como las ciencias, la ingeniería y la programación de computadoras. También incluye a periodistas.

publicidad

Advierten gran demanda

USCIS anticipa que recibirá más peticiones que el tope máximo de esta visa en los primeros cinco días laborales contados a partir del 1 de abril.

La agencia agregó que monitoreará la cantidad de solicitudes recibidas y notificará al público cuando se haya alcanzado la cantidad máxima reglamentaria. En ese momento se cerrará la ventanilla.

El gobierno explicó que si la USCIS recibe un exceso de peticiones durante los primeros cinco días laborables, la agencia utilizará un sistema de lotería para seleccionar al azar las peticiones que se incluirán en la cantidad máxima reglamentaria.

Las peticiones que no sean seleccionadas y que están sujetas a la cantidad máxima, así como cualquier petición recibida luego de que la cantidad máxima haya sido alcanzada, serán devueltas.

Buenas y malas temporadas

El año pasado la USCIS recibió más de 124 mil solicitudes en los primeros días, algo que no ocurría desde 2008.

Antes de la crisis financiera de ese año, las empresas de alta tecnología se quejaban por este sistema y señalaban que el número de visados asignada por el Congreso era insuficiente, al punto que entre 2004 y 2007 la cuota se agotaba a las pocas horas de abrirse la ventana para la recepción de solicitudes, como ocurrió en 2014.

En 2007 la ventanilla estuvo abierta menos de 24 horas.

publicidad

Durante los años fiscales 2001 a 2004 el Congreso autorizó extender la cuota de 65 mil a 195 mil visas. Pero el 30 de septiembre de 2004 ésta se redujo a la cantidad original de 65 mil.

El cupo fue ampliado en atención a pedidos formulados por la Asociación Americana de Tecnologías de la Información (ITAA), entre las que se encuentran empresas tales como Microsoft, Oracle y Sun Microsystems.

Pero las mismas compañías que cabildearon para que el Congreso aumentara la cuota no quisieron patrocinar nuevas solicitudes de permisos para expertos extranjeros, una de las razones por las que el legislativo optó por no prorrogar la extensión temporal a partir de 2005.

Historia de la H-1B

El programa de visas H-1B fue creado por el Congreso en 1990.

A finales de 2004 el Congreso debatió una cuota adicional de 20 mil visas para profesionales extranjeros graduados o que hayan obtenido una maestría en Estados Unidos. El proyecto entró en vigor en 2005. La ampliación del cupo se hizo en atención a peticiones de empresas que requieren este tipo de permisos.

En 2006 las empresas del rubro acudieron al Senado y pidieron incluir la visa H-1B en los debates sobre la reforma migratoria.

El programa de visas H-1B establece que los patronos estadounidenses deben pagar a los trabajadores extranjeros el salario predominante según su campo de trabajo. También deben demostrar que los estadounidenses calificados no están siendo marginados para desempeñar la posición o puesto que ocupa el extranjero.

publicidad

El reglamento exige que el empleado extranjero contratado tenga cuando menos un título universitario o su equivalente.

La acción ejecutiva

La acción ejecutiva que el presidente Barack Obama anunció el 20 de noviembre del año pasado incluye cambios a los beneficios de las visas H-1B.

El 24 de febrero la USCIS dijo que ampliará la elegibilidad para la autorización de empleo a ciertos conyugues H-4 dependientes de inmigrantes con H-1B.

El director de la agencia, León Rodríguez, dijo en un comunicado que a partir del 26 de mayo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) estará “ampliando la elegibilidad para autorización de empleo a ciertos cónyuges H-4 dependientes de No Inmigrantes H-1B que interesan obtener estatus de Residente Permanente Legal (LPR, por sus siglas en inglés) basado en el empleo”.

Rodríguez agregó que el DHS modificó la reglamentación “para permitir que estos cónyuges dependientes H-4 puedan trabajar en Estados Unidos”.

La agencia explicó que la elegibilidad de empleo de los H-4 es un elemento importante de la acción ejecutiva, y que la medida es una de las varias iniciativas en marcha para modernizar, mejorar y clarificar los programas de visa que tienen el propósito de hacer crecer la economía y crear empleos, agregó Rodríguez.

Permisos de trabajo

“Permitir que los cónyuges de estos titulares de visa trabajen legalmente los Estados Unidos tiene mucho sentido,” agregó Rodríguez. “Esto permite que las empresas estadounidenses mantengan sus trabajadores altamente capacitados al aumentar las oportunidades para que estos trabajadores opten por permanecer en este país durante su transición de trabajadores temporales a residentes permanentes”.

publicidad

“También proporciona mayor estabilidad económica y mejor calidad de vida para las familias involucradas”, indicó el director.

La USCIS detalló que las personas elegibles incluyen ciertos cónyuges H-4 dependientes de No Inmigrantes H-1B, que:

   - Son los beneficiarios principales de un Formulario I-140, Petición de Trabajador Inmigrante Extranjero, que haya sido aprobado, o

   - Se les haya otorgado estatus H-1B bajo las secciones 106(a) y (b) de la Ley de Competitividad Estadounidense en el Siglo Veintiuno de 2000, según enmendada por la Ley de Autorización de Asignaciones Presupuestarias del Siglo 21 del Departamento de Justicia. Esta ley permite que los No Inmigrantes H-1B que interesan obtener la residencia permanente puedan trabajar y permanecer en los Estados Unidos más allá del límite de seis años de su estatus H-1B.

Más de 170 mil el primer año

El DHS dijo que espera que este cambio reduzca las cargas económicas y tensiones personales que podrían experimentar los No Inmigrantes H-1B y sus familias durante la transición del estatus de No Inmigrante al de Residente Permanente Legal, y que facilite su integración en la sociedad estadounidense.

A su vez, espera que el cambio debe reducir ciertos elementos disuasorios que conducen a que los actuales No Inmigrantes H-1B abandonen sus esfuerzos para permanecer en los Estados Unidos mientras buscan obtener la residencia permanente legal, lo que permitirá minimizar las interrupciones de las empresas estadounidenses que los emplean.

publicidad

“El cambio también apoyará la economía estadounidense debido a que las contribuciones que hacen los No Inmigrantes H-1B a la iniciativa empresarial y a las ciencias ayudan a promover el crecimiento económico y la creación de empleos”, señaló la agencia.

Los cónyuges dependientes H-4 que son elegibles para este beneficio deben presentar el Formulario I-765, Solicitud de Autorización de Empleo, junto con evidencia de apoyo y las tarifas requeridas de $380, para obtener autorización d empleo y recibir un Formulario I-766, Documento de Autorización de Empleo (EAD, por sus siglas en inglés), explicó el USCIS.

La USCIS dijo que comenzará a aceptar solicitudes a partir del 26 de mayo. “Una vez USCIS apruebe el Formulario I-765 y el cónyuge dependiente H-4 reciba un EAD, este podrá comenzar a trabajar en Estados Unidos”, indicó la agencia.

El gobierno estima que la cantidad de personas elegibles para solicitar autorización de empleo bajo esta regla podría alcanzar los 179 mil durante el primer año, y 55 mil anualmente durante los años subsiguientes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad