publicidad

Ante crisis, parques estatales

Ante crisis, parques estatales

Debido al incremento de la gasolina, pasajes de avión y otros productos, los hispanos están optando por disfrutar de los parques estatales.

Ante crisis, parques estatales 1e4d764d6bb041cd8752ff85cffd20a6.jpg

Para todos los gustos

GRAND PRAIRIE, Texas.- El alza de la gasolina y los altos precios de los pasajes aéreos han convertido a los parques estatales en Texas en la mejor opción para disfrutar del verano para los hispanos. Ante el encarecimiento de los productos y servicios, quizá esta sea una buena propuesta.Son 115 los administrados por el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas (TPWD, en inglés) y en ellos abundan los lugares para acampar, pescar y hacer caminatas.

También se pueden realizar actividades para toda la familia como natación, navegar en pequeñas embarcaciones y escalar diversos cerros.

Escapar a uno de estos parques se ha convertido en una opción muy popular, no solo por todas las comodidades que ofrecen, sino por su cercanía ya que no se necesitan hacer viajes largos para acudir a uno de ellos en esta época de crisis.

publicidad

"Los más importante es que no gastas en gasolina para ir, por ejemplo, hasta el mar, que está a cuatro, cinco horas de distancia", dijo EFE Adrián Esqueda, originario de Toluca (México).

Esqueda, electricista de profesión, reside en Fort Worth, en el norte del estado, y solía visitar a unos parientes en Galveston, en el sur de Texas, a orillas del Golfo de México.

"Ahora ese viaje tendrá que esperar", afirma Esqueda, quien por ahora se conforma con visitar cada semana el parque estatal Cedar Hill.

Según Tom Harvey, director de informaciones del TPWD, los costos de los combustibles y de los pasajes aéreos son sin dudas factores determinantes para que cada vez más personas busquen diversión cerca de casa.

"Ya llevamos varios años con los mismos costos por entrada anual y no pensamos incrementarlo gracias a varias medidas que fueron aprobadas en el Legislativo. Con los fondos que recibimos hemos podido contratar a más personal, hacerle reparaciones a nuestras instalaciones y ofrecer mayores comodidades", asegura Harvey.

Incrementan las visitas

De acuerdo con Harvey, para aprovechar el momento, el TPWD ha iniciado una serie de programas gratuitos para sus visitantes, como lecciones de pesca en inglés y español.

María Tejada es una de las que se ha beneficiado de las clases gratuitas de pesca. Lo hace por diversión, dice, "para relajarme y gozar de la naturaleza" y también porque para pescar no se necesita un permiso especial.

publicidad

"Si quiero pescar en otro lugar, debo comprar mi permiso y para eso hay que mostrar la licencia de conducir y hay muchos que no la tenemos. Aquí, nadie te la pide", asevera Tejada, originaria de Tegucigalpa, Honduras.

Tejada y su familia visitan con frecuencia los parques estatales, especialmente el Lake Mineral Walls, ubicado a una hora al este de Fort Worth (Texas). Allí, sus hijos escalan en las pequeñas montañas y disfrutan de las canoas mientras cruzan las tranquilas aguas del lago.

Por las noches, hay un observatorio de estrellas con variados programas para los aficionados a la astronomía.

Localice los parques estatales de Texas siguiendo esta liga.

Contacto con la naturaleza

Pero los parques estatales no sólo son el refugio perfecto para los humanos que huyen de la vida citadina, también son abrigo de unas diversas flora y fauna del estado.

Mucho después del crepúsculo, cuando el ruido de los niños que revoloteaban en las aguas desaparece, la vida animal se tiñe de ruidos extraños y, si hay suerte, uno se puede topar con venados (o ciervos), mapaches, pavos silvestres, armadillos y hasta zorros.

Como medida protectora, está prohibido arrancar las plantas y dañar la flora silvestre que crece en los alrededores de los parques.

Pero más allá de ser utilizado por la mayoría de sus visitantes como un ejercicio físico y mental formidable, hay algunos que prefieren las intrincadas rutas que despierta la adrenalina.

publicidad

El colombiano Guillermo Campos prefiere el deporte al ocio y cada sábado y domingo monta su bicicleta de montaña en una ruta especial de más de 12 kilómetros de distancia en el parque Cedar Hill.

"Vengo con la familia y mientras me demoro algunas horas en la bicicleta, ellos juegan en el agua, pescan y después todos nos juntamos al calor de la parrilla hasta que la noche nos atrape", sostiene Campos.

Ante los altos precios de la gasolina,  sin duda alguna visitar los parques estatales de Texas y de todo EU, son la mejor opción para vacacionar si es que la crisis les está afectando su bolsillo.

Recuerde algunos consejos que puede poner en práctica para ahorrar gasolina y su dinero.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad