publicidad

Pescadores ataen en el mar algo más que pargos

Pescadores ataen en el mar algo más que pargos

Pescadores de Florida salieron a pescar pargos pero el mar les trajo una sorpresa un poco temerosa.

Pescadores ataen en el mar algo más que pargos

MIAMI, Florida - Un grupo de pescadores salieron al mar, cerca de Jacksonville, el pasado domingo en un bote rentado a atrapar peces pargos, pero jamás imaginaron que algo más se acercaría a su carnada.

Uno de los miembros del grupo grabó el momento en que un tiburón blanco se acercó a al pargo que recién habían atrapado y lo convirtió en su comida del día.


En su fan page de Facebook, el Jacksonville Fishing Charters publicó varias fotos del momento en que el tiburón se acercó a lo que quedaba del pez atrapado en el anzuelo y terminó de comérselo.

"Un día increíble. Sigue siendo verdad; nunca sabes qué verás cuando estás en el mar", escribieron junto a las fotos en Facebook.

Pics from the charter today. Quite an eventful day. We caught more red snapper than we could count, had a Mola Mola...

Posted by Jacksonville Fishing Charters on Saturday, December 26, 2015


En una publicación posterior, Jacksonville Fishing Charters hizo una aclaración ante varias publicaciones periodísticas que indicaron que los pescadores utilizaron como carnada a un pez pargo.

Los pescadores dijeron que una regulación federal les prohíbe la pesca de este animal debido al cierre de temporada. Así que todos los pargos que pescaron fueron liberados sin daño alguno, según la publicación.

"En ningún momento utilizaría un pargo como carnada. Yo libero miles de pargos por año y me esfuerzo por liberarlos sin lastimarlos."

En la aclaración, estos detallaron que durante la pesca un pargo picó la carnada y mientras enrollaban el hilo de pescar con la presa, el tiburón lo mordió antes de que pudiera sacarlo del agua.

publicidad

Para aquellos interesados, los tiburones blancos etiquetados se pueden seguir en la página www.ocearch.org.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad