publicidad
.

Alzan su voz logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

Araceli, Omar y Marlene hablando con reporteros

Alzan su voz

Alzan su voz

Tres de los once trabajadores de Panda Express detenidos por inmigración continúan en Arizona, el resto ya fueron deportados a México.

Araceli, Omar y Marlene hablando con reporteros
Araceli, Omar y Marlene hablando con reporteros

Pasaron varios meses tras las rejas separados de sus familias al caer bajo la ley de sanción a empleadores de Arizona. "Es una ley que esta negando todos los derechos básicos, comida, educación, vivienda, incluso el sentirse libre en su comunidad" menciono Sebastián Quinoc quien apoya a los trabajadores de Panda Express. Los 3 jóvenes representantes de los 11 trabajadores de Panda Express viajaran a Washington a pedir un alto a la criminalizacion de trabajadores indocumentados, no solo en Arizona pero en todo el país. "Ninguno de nosotros somos criminales, somos gente honesta y trabajadora", dijo Araceli. Piden a los congresistas, senadores y al presidente electo Obama de parar la criminalizacion, las redadas y abrir el camino a la legalización. Con ayuda legal escribieron una carta a Barak Obama. Solicitaron reuniones en Washington con Raúl Grijalva, Gabrielle Giffords, John McCain y John Kyle. Todos aceptaron y se espera que los reciban la próxima semana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad