publicidad
La mayoría de los consumidores otorgaron el máximo puntaje a las terapias manuales.

Alivio para el dolor de espalda

Alivio para el dolor de espalda

Las terapias manuales fueron las mejor calificadas para aliviar el dolor de espalda, según Consumer Reports.

La mayoría de los consumidores otorgaron el máximo puntaje a las terapia...
La mayoría de los consumidores otorgaron el máximo puntaje a las terapias manuales.

Más de la mitad afirmó que el dolor limitó gravemente sus rutinas diarias durante una semana o más, y el 88 por ciento dijo que esto se repitió en el transcurso del año. Muchos afirmaron que el dolor interfirió con sus patrones de sueño, relaciones sexuales y esfuerzos por mantener un peso saludable.La mayoría de nuestros encuestados probaron cinco o seis tratamientos diferentes y calificaron la eficacia de los tratamientos probados y su satisfacción con los profesionales de salud que los atendieron.Las terapias manuales figuran entre las calificadas con más alto puntaje. El 58 por ciento de los que probaron la manipulación quiropráctica declaró que fue de gran ayuda, y el 59 por ciento se mostró "completamente satisfecho" o "muy satisfecho" con su quiropráctico. Los masajes y fisioterapias casi ocuparon el primer lugar.Muchos de los que se trataron con inyecciones en la columna las encontraron muy eficaces, aunque las técnicas empleadas por sus médicos variaron. La mayoría de los encuestados había tomado algún tipo de medicamento. El 45 por ciento de los que tomaron medicamentos de venta con receta dijo que estos fueron de gran ayuda, el doble del porcentaje de los que afirmaron haber tomado medicamentos de venta libre.¿Quién ayudó más?

Profesional

publicidad

Extremadamente satisfecho

Quiropráctico

59 por ciento

Fisioterapeuta

55 por ciento

Acupunturista

53 por ciento

Médico, especialista

44 por ciento

Médico, general

34 por ciento

"Todo el mundo parece estar vendiendo algún tipo de truco ingenioso, tratamiento o pastilla para aliviar el dolor en la parte inferior de la espalda", dijo el neurólogo Dr. Scott Haldeman, quien colaboró con la edición de enero/febrero de 2008 de The Spine Journal, donde se revisan varias maneras de tratar el dolor en la parte inferior de la espalda. Sin embargo, cuando hay un gran número de tratamientos, generalmente es porque no existe uno ideal.Cuando el dolor de espalda es intenso, consultar a un médico general es un primer paso acertado. Un médico puede ayudar a descartar enfermedades, como infecciones o cáncer. Aunque muchos de nuestros encuestados que vieron a médicos generales quedaron insatisfechos, los médicos pueden referir pacientes a las terapias manuales que encubiertas por su seguro médico.Soportar el dolor o ver a un quiropráctico o fisioterapeuta como primer paso puede ser una buena opción para un problema de espalda recurrente con el que ya esté familiarizado. Más del 35 por ciento de nuestros encuestados que no vieron a un profesional médico padecieron un dolor limitante grave por menos de una semana. Muchos de los que tuvieron un dolor prolongado y que no se trataron con un profesional médico dijeron que esto se debió a motivos económicos o porque no creían que la atención profesional podría ayudarlos.Atención quiroprácticaLa investigación sugiere que la manipulación quiropráctica puede reducir el dolor agudo en la parte inferior de la espalda, y muchos de los encuestados, aunque no todos los que lo probaron, dijeron que los ayudó. Albert McCann, de 54 años, encuestado de Lakeland, Florida, continúa trabajando como ingeniero de transporte petrolero, manejando un camión tractor y usando mangueras de 20 pies de longitud varias veces al día. Al seguir las recomendaciones de un quiropráctico y recibir tratamiento a lo largo de varias semanas, incluidos ajustes manuales, estímulos eléctricos y un spinalator (camilla de masajes por rodillo), pudo reducir su dolor de espalda al mínimo.Otros tratamientos que el 48 y 46 por ciento de los consumidores calificaron como de gran ayuda fueron los masajes y la fisioterapia, respectivamente. "El dolor de espalda era constante", dijo Charlene Mower de Fayetteville, Arkansas, al responder a nuestra encuesta. "Antes de la fisioterapia, pensé que ya no tenía solución". Mower, de 51 años, se lastimó la espalda mientras trataba de cargar a su madre que estaba postrada en la cama. Atribuye su éxito en evitar el dolor a largo plazo al entrenamiento para levantar cosas pesadas y cómo agacharse que un terapeuta le recomendó, así como al ejercicio regular.

publicidad

Cindy Pickett se lastimó la parte inferior de la espalda a los 22 años, mientras construía un estante para libros, lo que le ocasionó dos hernias discales. Con el paso del tiempo, el dolor de espalda, entre otros factores, le hizo aumentar 100 libras. A la edad de 59 años, Pickett, maestra de escuela en Flagstaff, Arizona, se jubiló y decidió dedicarse de tiempo completo a perder peso y ejercitarse. Ella atribuye su éxito a la combinación de pérdida de peso y ejercicios de fortalecimiento abdominal que redujeron la presión en la parte inferior de la espalda. Pickett sostiene que no ha tenido que tomar analgésicos desde hace varios meses.El 44 por ciento de nuestros encuestados encontró el ejercicio de gran ayuda, y optó por éste como la mejor medida de autoayuda. Del mismo modo, un sorprendente 58 por ciento manifestó que les hubiera gustado realizar más ejercicios para fortalecer la espalda el año pasado. Esto es más del doble del número de personas que nos dijeron que les hubiera gustado reducir o evitar las actividades que habrían empeorado el dolor.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad