publicidad

Alista las maletas para volar

Alista las maletas para volar

Los vuelos económicos llegarán al turismo espacial en 2010, según una empresa californiana que lanzará una nave supersónica para ese propósito.

Costará unos $100 mil dólares

LOS ÁNGELES, California - Los vuelos de bajo costo llegarán al turismo espacial en 2010 de la mano de la compañía californiana XCOR Aerospace, que lanzará una nave supersónica que pondrá en órbita a sus pasajeros por la mitad de precio.

La aeronave conocida como Lynx tiene el tamaño de un pequeño avión pero estará propulsada por un único cohete que utilizará un combustible respetuoso con el medio ambiente, a base de oxígeno líquido y queroseno, que en su combustión generará agua.

"La nave podrá aterrizar y despegar desde cualquier aeropuerto del mundo y realizará hasta cuatro vuelos diarios de 30 minutos a velocidad supersónica, en los que podrá transportar a una persona además de al piloto", aseguró Joel Brinton, ingeniero de pruebas de XCOR Aerospace.

Este pequeño vehículo espacial, apenas del tamaño de un jet privado, superará en tres veces y media la velocidad del sonido y rozará las 2,600 millas por hora (4,200 kilómetros por hora).

La principal diferencia de Lynx con otros aviones para vuelos suborbitales será el precio, que rondará los $100 mil dólares, una cuantía considerable para unas vacaciones, pero un 50 por ciento más barato que los viajes turísticos al espacio de hoy en día.

publicidad

El año pasado la empresa europea aeroespacial EADS anunció que empezaría a ofrecer vuelos al espacio en un transbordador por $200 mil euros ($314.000 dólares) en 2012, mientras que Virgin Galactic llegó a un acuerdo con la NASA para colaborar en el lanzamiento de viajes a la órbita terrestre.

Esta empresa, del millonario británico Richard Branson, espera realizar 100 vuelos de prueba este año, y 200 personas ya han pagado $200 mil dólares cada una por su pasaje, aunque Virgin Galactic confía en reducir este coste a $55 mil dólares en nueve años.

"Nuestra misión es reducir radicalmente el costo de un vuelo espacial, para hacerlos más accesibles para un mayor número de personas", indicó el presidente de XCOR Jeff Greason.

La experiencia en el Lynx, al igual que en otros modelos de viajes turísticos al espacio, incluirá ingravidez, y las vistas que pueden disfrutar los astronautas en sus misiones, como contemplar el planeta Tierra desde el exterior.

El precio bajará con el tiempo

"Será algo muy fuerte, sensaciones mayores que un parque de atracciones, por lo que habrá unos requisitos mínimos de salud. Estamos preparando una prueba física, aunque la mayoría de la gente podrá pasarla", indicó Brinton.

XCOR Aerospace, situada en Mojave, en California, se encargará de realizar los vuelos, para lo que cuenta con los servicios de un ex astronauta y ex piloto de las fuerzas armadas estadounidense que tiene experiencia a los mandos de vehículos supersónicos, aunque los billetes los venderán agencias especializadas.

publicidad

"Lynx será el mejor paseo fuera de la Tierra", manifestó el piloto de la nave Rick Searfoss, para quien "lo más interesante es que el pasajero irá sentado en la cabina, como un copiloto y no como en el resto de este tipo de vuelos en los que se va en la zona de carga".

El pasaje estará abierto a cualquier persona, desde turistas hasta investigadores y educadores.

"Futuras versiones del Lynx ofrecerán mejores condiciones para los estudios de ingeniería, científicos y comerciales", Greason.

Lynx es la primera aeronave espacial producida por XCOR que comenzará a competir con empresas más consolidadas en este mercado emergente que se inició con el SpaceShip One, que realizó su primer vuelo en 2004 y necesitó la ayuda de un avión para vencer la gravedad.

"Hemos empleado seis años en su diseño", comentó Brinton, orgulloso del salto dado por XCOR de la fabricación de cohetes de alta tecnología para aviones al desarrollo de un negocio propio de transporte espacial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad