publicidad

Alcalde resta importancia a amenazas

Alcalde resta importancia a amenazas

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, intentó atenuar la preocupación generada por la información que indica que supuestos milicianos de Al Qaeda aparentemente estudiaron utilizar helicópteros turísticos con explosivos para atacar a la ciudad.

"No es nada nuevo, descubrir que una aeronave pueda ser utilizada como arma", dijo Bloomberg en conferencia de prensa. "Lamentablemente se sacrificaron 2.800 vidas para darnos cuenta de eso", dijo, refiriéndose a los atentados del 11 de setiembre de 2001 contra el World Trade Center.

Según las autoridades estadounidenses, la información de que Al Qaeda consideró ataques con helicópteros proviene de discos de computadora encontrados en Pakistán.

Bloomberg indicó que desde el 11 de septiembre se vienen realizando controles a helicópteros. "Si intentas tomar un helicóptero en Nueva York tienes que pasar por un magnetómetro, y verifican tu identificación y todo lo que llevas encima", dijo Bloomberg.

El material recolectado en Pakistán también mencionó la posibilidad de utilizar limusinas con explosivos en ataques suicidas.

Al Qaeda cuenta con nueva estructura

Mientras tanto la organización terrorista Al Qaeda ha renovado su estructura operativa, según funcionarios de los servicios de espionaje estadounidenses citados por el diario The New York Times, que sostienen que la red no ha sido descabezada como había afirmado el presidente norteamericano, George W. Bush.

El rotativo neoyorquino informa que del material informático requisado el pasado mes en Pakistán al experto de la red terrorista Mohamed Naeem Noor Khan se desprenden nuevas conclusiones sobre la estructura operativa y su renovación, que puede poner en entredicho los anuncios de que la organización que dirige Osama Bin Laden había quedado descabezada.

publicidad

Según dichas fuentes, el informático arrestado aparece como responsable de las comunicaciones, no operativo, pero por el material incautado no cabe aún definir el nivel intermedio, aunque los nuevos datos -añade el diario- sugieren que Al Qaida mantiene parte de su estructura centralizada previa.

The New York Times recuerda que numerosos funcionarios de los servicios de información consideraban a la cúpula de Al Qaeda dispersa tras el comienzo de la llamada "guerra global contra el terrorismo", iniciada por Washington tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en la capital estadounidense y en Nueva York.

A partir de los nuevos datos parece que Al Qaida ha sido capaz de sustituir a sus jefes operativos y es más resistente a las detenciones y capturas de lo que anteriormente se consideraba, añade el diario, que añade que en ese proceso de renovación emergen nuevos líderes.

Los archivos informáticos obtenidos tras la captura de Noor Khan permitieron la detención la pasada semana en el Reino Unido de al menos 11 supuestos miembros de la red terrorista.

Entre los detenidos sobresale Abu Issa Al Hindi, considerado el responsable de las operaciones de inspección de centros financieros en Estados Unidos como posibles objetivos terroristas.

Aparentemente, Abu Issa al Hindi había sido reclutado de una manera distinta a los miembros de la organización más conocidos y tampoco visitó los desmantelados campos de adiestramiento que la organización terrorista tenía en Afgtanistán hasta el derrocamiento del régimen ultraintegrista de los taliban.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad