publicidad

Alcalde de Chicago afirma que violencia pandillera no esta descontrolada

Alcalde de Chicago afirma que violencia pandillera no esta descontrolada

El alcalde de Chicago dijo que la violencia "es el desafío inmediato más grande" en la ciudad pero negó que haya descontrol.

Un grupo pequeño y violento

CHICAGO, Illinois- El alcalde Richard M. Daley admitió que la violencia pandillera "es el desafío inmediato más grande" que enfrenta Chicago en estos momentos, pero negó que esté descontrolada.

En una conferencia de prensa dijo que los pandilleros y traficantes de drogas forman "un grupo pequeño y violento que piensa que está por encima de la ley", y destacó la colaboración de agencias policiales estatales y federales en el combate.

Junto al superintendente de policía de Chicago, Jody Weis, el alguacil del condado de Cook Tom Dart, y la procuradora de justicia del condado Anita Alvarez, el alcalde habló sobre las estrategias contra la violencia callejera.

Entre ellas, el uso de fondos del programa federal de estímulo para desplegar más policías en las calles de jueves a domingos, que son los días más violentos.

Igualmente un esfuerzo "redoblado" para controlar el tráfico de armas de fuego y el trabajo coordinado con fiscales, defensores públicos y jueces para establecer lineamientos "que permitan reducir la presencia de criminales en las calles".

Según Daley, a pesar de encuestas que señalarían "una sensación pública" de descontento por el descontrol de la violencia, "las cifras que maneja la policía demuestran lo contrario".

publicidad

Daley se refirió a declaraciones anteriores del superintendente Weis, según las cuales hubo una reducción drástica de los homicidios en los últimos 20 años.

En opinión de Weis, Chicago no solamente tiene que combatir las pandillas sino además su mala imagen de ciudad históricamente violenta.

"Más allá de los titulares de la prensa, hay una comprobación de que los crímenes violentos se redujeron de manera importante en las dos últimas décadas y el Departamento de Policía tiene que buscar formas para comunicarlo a la población", dijo.

Los titulares a los que se refiere Weis fueron alimentados desde el comienzo del verano por una serie de tiroteos entre pandilleros en parques y lugares públicos, el último la semana pasada en el sur de la ciudad donde un menor de 13 años murió al más de 10 disparos.

Igualmente tres agentes policiales fueron abatidos en cumplimiento del deber en hechos separados ocurridos en las últimas tres semanas.

"No quiero decir que la violencia que sufre Chicago sea algo aceptable, porque no lo es. Pero es importante poner las cosas en contexto", dijo el superintendente.

Daley fue consultado sobre la ausencia de representantes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Chicago en la conferencia de prensa.

"Ellos también participan pero hoy quisimos subrayar la colaboración a nivel local", dijo el alcalde, quien criticó al FBI recientemente por su demora en priorizar el combate del tráfico de armas realizado por pandilleros.

publicidad

Robert Grant, a cargo del FBI en Chicago, dijo que las críticas de Daley habían "dañado la moral" de sus agentes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad