publicidad
¡Al rescate del matrimonio!                                                                                                                     

¡Al rescate del matrimonio!, un oficio que evita cientos de divorcios en San Antonio

¡Al rescate del matrimonio!, un oficio que evita cientos de divorcios en San Antonio

Adolfo Aviles y su esposa Evelyn son consejeros de familia y la tabla de salvación de cientos de matrimonios en la ciudad.

¡Al rescate del matrimonio!                                            ...
¡Al rescate del matrimonio!                                                                                                                     

Escuchar, hablar, compartir...

SAN ANTONIO, Texas - Adolfo Aviles y su esposa, Evelyn estuvieron a punto de firmar su sentencia de divorcio. Buscaron ayuda y sin pensarlo mucho, después del éxito obtenido a partir de su experiencia, se convirtieron en consejeros de familia y la tabla de salvación de cientos de matrimonios en la ciudad.

Cada día en Estados Unidos se producen seis mil quinientos divorcios. Entre las causas más comunes destacan el estrés por la situación económica, un enfoque obsesivo hacia los hijos y la falta de comunicación.

Adolfo Aviles estuvo a punto de formar parte de esa estadística, hoy es consejero familiar y después de aplicar algunas técnicas de pareja y haber superado una difícil situación en su seno familiar, asegura que existen "Opciones saludables para enriquecer su matrimonio". Este es el título de un seminario al que asistió junto a su esposa y les cambió la vida para siempre.

publicidad

"Un día nos levantamos y no nos soportábamos y decidimos que nos íbamos a separar", dijo Adolfo Aviles. De hecho, muchas parejas viven como dos extraños, totalmente ajenos, el uno del otro; y cuando la situación se vuelve insoportable, deciden apelar al último recurso, ir a un taller para tratar de rescatar la relación.

Adolfo Aviles y su esposa Evelyn, fueron a un seminario en Colorado, después de estar casi a punto de firmar su sentencia de divorcio.Allí, no sólo lograron el objetivo, el curso mejor conocido como "Home" por sus siglas en inglés, fue parte de un proyecto de investigación del Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos que duró tres años. Fue un lapso de treinta y seis meses que transformó sus vidas.  Hoy, Adolfo Aviles y su esposa se dedican a salvar matrimonios y a impactar, positivamente, a cientos de parejas que buscan ayuda.

Según los expertos, "un matrimonio sano es la base para que los hijos crezcan siendo personas productivas, pues los patrones que vemos en el hogar tienden a repetirse"...Explicó Aviles, al tiempo que agregó "cuando uno se casa, no nos dicen: aquí tienes el manual de matrimonio"... y continuó: "Los estudios vienen a ser nuestro ejemplo, -95% de nuestro comportamiento- son prácticamente lo que vivimos en nuestros hogares, lo que vimos de papá y mamá".

publicidad

Esperanza Sánchez, madre de familia que asiste al curso que ofrece Aviles y su esposa, aprendió una lección de vida:"Es importante, para todas las familias tener hijos que digan: Mis papás vivieron una relación responsable, y al hacer nosotros eso, ellos están emocionalmente estables, creo que es el mejor regalo que alguien puede dejarle a sus hijos".Para los escépticos, aquellos que creen que estas charlas sólo sacan los problemas a la superficie y que puede terminar en empeorar la situación, Aviles les tiene una respuesta concreta y real: "Ver a las parejas que llegan el primer día, que los entrevistamos y están distanciados y después los ves tan contentos, agarraditos de mano, vienen a veces con los hijos y los niños nos dicen: Yo no sé qué Uds les han hecho a mi papá y a mi mamá, pero parecen novios, ¿si tu los vieras?"

El desgaste natural y cómo remediarlo

"Cuando las parejas llegan a los 5 años, empiezan a sentir un poquito de dificultad en la comunicación, empiezan a tener menos paciencia, son menos flexibles" dijo Aviles. Cerca de cuatrocientos cincuenta parejas pensaron que no tenían nada que perder. Asistieron a la terapia un poco más de tres meses, una vez a la semana.

Son actividades que sirven esencialmente para compartir y ayudan a cambiar de actitud. El que habla, el que escucha, roles que intercambian sin interrumpirse el uno al otro. Gerardo Sánchez, padre de familia lo confirmó:"Hemos aprendido a darnos tiempo de hablar, cada quien, tiempo fuera que le llamamos. Dame tiempo para hablar a mí. Escúchame cómo me siento yo, y ella no me interrumpe, entonces yo hago lo mismo con ella".

publicidad

"Las parejas se divierten, salen, empiezan a conectarse y vuelven a enamorarse", comentó Aviles. La terapia procura re-establecer la relación de pareja y beneficiar a los hijos.

Una regla clave a la hora de salir juntos es: "prohibido hablar de las deudas, de los hijos, de la suegra...Está prohibido hablar de todos estos temas. Es necesario concentrarse en hablar de: qué voy a hacer yo por ti y tú que vas a hacer por mí, como pareja", señaló el consejero.

Otros factores que interfieren, por ejemplo, la llegada de los hijos... "Se ocupan tanto de ser papá y mamá y se olvidan de ser esposos". El taller ayuda a reflexionar sobre el tema y concentrar más atención a la relación, sin descuidar a los hijos.

Ericka Rodríguez, contó su experiencia: "Empecé a tratar diferente a mis hijos, a llevar una buena relación, a platicar con mi esposo y a no gritar, porque era muy gritona".

Family Services Asociation y otras entidades en la comunidad ofrecen talleres o seminarios como éste, gratuitos o a bajo costo. Si tiene en problemas, no dudes en pedir ayuda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad