publicidad
Toma de rehenes en hotel de Mali.

Al menos siete muertos en toma de rehenes en Mali

Al menos siete muertos en toma de rehenes en Mali

Cinco militares y dos agresores perdieron la vida este viernes en la toma de rehenes en un hotel de Sevaré, centro de Malí.

Toma de rehenes en hotel de Mali.
Toma de rehenes en hotel de Mali.

Doce personas, entre ellas cinco militares malienses, murieron en la toma de rehenes en un hotel de Sevare, en el centro de Mali, según un nuevo balance comunicado por mandos del ejército.

"Hubo un total de 12 muertos" durante las operaciones relacionadas con la toma de rehenes en el hotel Byblos.

"Cinco soldados, cinco terroristas y dos blancos", cuyas identidades y nacionalidades estaban siendo verificadas, indicó una de las fuentes castrenses.

Una segunda fuente militar confirmó el balance global, sin dar detalles. Un portavoz del ejército se limitó a responder: "Afirmativo, 12 muertos", incluyendo a los cinco militares.

Las fuerzas especiales malienses pusieron fin este sábado a la toma de rehenes extranjeros que un grupo de presuntos yihadistas mantenía desde el viernes por la mañana en un hotel de Mopti.

publicidad

Tras acordonar completamente la zona, las fuerzas especiales malienses consiguieron a las 5:00 horas liberar a cuatro extranjeros, un ruso y tres sudafricanos.

Estas cuatro personas se sumaban así al ucraniano que el viernes por la tarde consiguió escapar de los asaltantes en este hotel, donde normalmente se aloja parte del personal de la Misión integrada de la ONU para la estabilización de Mali (Minusma).

El portavoz del Gobierno de Mali, Choguel Kokala Maiga, lamentó el balance de muertos, y aseguró que a lo largo del día se ofrecerá información más detallada sobre lo ocurrido y el número de víctimas, ya que hasta el momento todo es muy confuso.

¿Quién está detrás?

Ha trascendido que uno de los atacantes, que tenía un cinturón explosivo que no pudo accionar, fue abatido el viernes a la entrada del hotel.

Por su parte, el Gobierno informó el viernes en un comunicado de que siete personas que participaron en el asalto fueron arrestadas.

Ningún grupo se ha adjudicado la autoría, pero se apunta como posibles autores a los seguidores de Amadou Kouffa, un yihadista local próximo a Ansar al Din y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Mopti se encuentra en la región de Mali fronteriza entre la zona más fértil del río Níger y los paisajes desérticos sahelianos, y es conocida por albergar numerosos centros de estudios islámicos, entre cuyos alumnos hay ciertas simpatías por los grupos salafistas.

publicidad

El objetivo

Sobre la toma de rehenes son muchos los detalles que faltan por aclarar, y aunque todo indica que el ataque estaba dirigido contra ciudadanos extranjeros, se desconoce cuál era el objetivo principal.

El viernes, cuando el grupo, compuesto por al menos 11 personas, atacó el hotel, las Fuerzas Armadas Malienses, que tienen un campamento en Sevaré, se desplazaron hasta la zona y junto a unidades de la Gendarmería se enfrentaron a tiros con los agresores.

Desde el principio de la operación, las fuerzas especiales malienses recibieron apoyo logístico de la Minusma y de la operación francesa "Barkhane" que sobrevaloran con sus helicópteros la ciudad.

A través de un comunicado, la Minusma informó de que, a petición del Gobierno maliense, escoltó desde Bamako hasta Sevaré a un equipo maliense de intervención rápida que fue trasladado para reforzar a las fuerzas armadas y de seguridad.

Un equipo de expertos de la Policía de la Minusma aportó su ayuda técnica, y la misión también se encargó de ofrecer asistencia médica y de reforzar la seguridad en el aeropuerto.

El último atentado que tenía como objetivo claro ciudadanos extranjeros en este país tuvo lugar el pasado mes de marzo contra un restaurante en Bamako que causó cinco muertos, dos de ellos europeos.

Y desde que el pasado mes de junio el Gobierno y los tuaregs firmaron un acuerdo de paz, los enfrentamientos entre yihadistas y fuerzas regulares se han intensificado.

publicidad

El lunes de esta misma semana, AQMI perpetró un ataque contra un cuartel de Gourma Rharous, en la región de Tombuctú, y causó la muerte de nueve soldados malienses. Dos días antes, dos militares que formaban parte de un convoy cayeron abatidos y otros cuatro heridos en una emboscada tendida por yihadistas en la región de Nampala, junto a la frontera con Mauritania.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad