publicidad
Inmigrantes indocumentados que habían zarpado de Libia interceptados por guardacostas italianos en el Mediterráneo.

Al menos 40 inmigrantes habrían muerto en el Canal de Sicilia, Italia

Al menos 40 inmigrantes habrían muerto en el Canal de Sicilia, Italia

Continúa el éxodo en el Mediterráneo. Huyen de la guerra y la pobreza en Siria, Líbia y el norte de África.

Inmigrantes indocumentados que habían zarpado de Libia interceptados por...
Inmigrantes indocumentados que habían zarpado de Libia interceptados por guardacostas italianos en el Mediterráneo.

Al menos 40 indocumentados habrían muerto en un nuevo incidente en el Canal de Sicilia, según refirieron a la organización internacional Save the Children varios sobrevivientes arribados el martes al puerto italiano de Catania.

publicidad

El organismo humanitario dijo, citando las versiones de los inmigrantes, que al menos 40 de sus compañeros de travesía perdieron la vida al caer al agua.

Ello habría ocurrido poco antes de las operaciones de rescate cuando una lancha con 197 personas a bordo sufrió un accidente.

“Se habría registrado una explosión y la lancha neumático se habría desinflado, ocasionando que decenas de personas cayeran al mar”, declaró a los medios Giovanna Di Benedetto, operadora de Save the Children.

“Según las primeras estimaciones se habla de más de 40 muertos”, añadió.

 

Cientos mueren en el Mar Mediterráneo al emigrar a Europa /Univision

El éxodo sigue

En tanto, la Guardia Costera informó que 197 inmigrantes, entre ellos dos menores y 18 mujeres, arribaron esta madrugada a Catania a bordo del carguero Zeran.

Confirmó que en la nave también había cinco cadáveres de indocumentados muertos en incidentes registrados los días pasados frente a las costas de Libia.

Los náufragos fueron recibidos por militares de la Guardia Costera y de la Guardia de Finanzas, además de voluntarios de la organización Caritas, que les proporcionaron ropa, zapatos y alimentos.

Otros 369 inmigrantes desembarcaron este martes en el puerto siciliano de Pozzallo tras ser rescatados por la nave Phoenix, manejada en colaboración por Médicos sin Fronteras y la organización privada Moas, dedicada a salvar indocumentados en el Canal de Sicilia.

publicidad

La Guardia Costera informó, en tanto, que 250 indocumentados más desembarcaron este martes en el puerto de Crotone, Calabria, del petrolero de bandera panameña Prince, que participó en su rescate.

A bordo de la nave también llegaron los cadáveres de dos mujeres y un hombre fallecidos en otro naufragio.

Por su parte, la policía italiana informó que dos tunecinos y un libio fueron arrestados en Pozzallo y en la isla de Lampedusa acusados de ser traficantes de personas y de haber transportado a 870 inmigrantes arribados la víspera al puerto siciliano.

El éxodo de lanchas con inmigrantes se mantiene en el Canal de Sicilia, pese al naufragio de hace dos semanas en el que habrían muerto entre 700 y 900 personas.

 

Arrestan a capitán de barco que naufragó con cientos de personas en el Mar Mediterráneo /Univision

Alemania se suma

La fragata Hessen y el barco de abastecimiento Berlín de la armada alemana partieron este martes de Creta hacia aguas del sur de Italia para participar en las operaciones de rescate de inmigrantes en el Mediterráneo, informó el Ministerio de Defensa germano.

Esta intervención se enmarca en la decisión que los líderes de la Unión Europea (UE) tomaron el mes pasado en una cumbre extraordinaria para aumentar los medios disponibles en las operaciones de vigilancia marítima y reforzar así la seguridad en el Mediterráneo ante el incremento de los flujos migratorios.

Aunque a día de hoy aún no se conocen con precisión los detalles operativos de la misión y dónde actuará el ejército alemán, el Ministerio de Defensa se mostró convencido de que "constituirá una solución para los traslados de los náufragos a puerto seguro".

publicidad

Antes de arribar a las costas italianas, las tripulaciones de las naves Hessen y Berlín realizarán prácticas en aguas al este de Sicilia para entrenarse en operaciones de salvamento con numerosos afectados, explicó el departamento.

A raíz de la tragedia marítima del pasado 19 de abril en la que perecieron más de 800 inmigrantes frente a las costas libias, Alemania avanzó en la reunión extraordinaria celebrada en Bruselas que aportaría dos barcos para contribuir a las tareas de rescate.

La canciller alemana, Angela Merkel, mostró además entonces su disposición a aumentar las contribuciones financieras del país a las misiones europeas en el Mediterráneo.

 

Al menos 300 desaparecidos en naufragio en el Mediterráneo /Univision

Casi 7 mil rescatados

La Guardia Costera de Italia cifró en 6,779 los inmigrantes rescatados este fin de semana en el Mediterráneo, señaló un representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Los desembarcos continúan", agregó el portavoz Adrian Edwards, a través de su cuenta de Twitter.

También mencionó que se ha informado de diez muertos entre los inmigrantes durante el fin de semana.

Tres de ellos fueron encontrados en una lancha neumática en la que viajaban 105 personas, mientras que otros cuatro cadáveres estaban en otra barca en la que iban 73 personas, de acuerdo a informaciones de prensa.

Añadieron que otros tres inmigrantes murieron ahogados cuando se tiraron al mar en el intento de llegar a la embarcación que se estaba acercando para rescatarles cuando se encontraban a 35 millas de la costa de la ciudad libia de Zhuwara.

publicidad

Edwards mencionó a través de Twitter que hoy se han recibido seis llamadas de auxilio desde supuestas embarcaciones a la deriva.

La oleada de inmigrantes hacia Italia procedentes de África -de los que la mayoría zarpa de Libia- no cesa.

Desde que empezó el año el número de los que intentan cruzar se ha multiplicado por veinte con respecto al mismo periodo del año pasado.

Lanzan advertencia

La organización Save the Children advirtió en su página digital que 2,500 niños podrían morir el Mediterráneo este año a menos que Europa actúe de inmediato.

Para evitarlo, pidió que los líderes políticos restauren cuanto antes las operaciones de rescate en la costa italiana al nivel de la antigua operación Mare Nostrum.

“Las vidas de miles de personas desesperadas están en las manos de los líderes de la Unión Europea. Cada día que retrasan la puesta en marcha de las operaciones de búsqueda y rescate, aumenta el riesgo de que más gente muera intentando llegar a Europa”, dijo Andrés Conde, Director General de Save the Children.

“No podemos permitir que 2015 sea el año más mortífero en el Mediterráneo”, agregó. “Un solo barco que naufrague ya es demasiado, pero el creciente número de personas que mueren en las costas italianas nos urge a actuar de inmediato”.

Save the Children dijo estar “profundamente preocupados por los testimonios de los niños que han presenciado y experimentado la violencia en Libia”, y que “es crítico que no solo se restauren las operaciones de rescate sino que se asegure que las personas migrantes más vulnerables, especialmente las familias y los niños que llegan solos, reciben el apoyo que necesitan”.

publicidad

En lo que va de año más de 1,650 personas han perdido su vida en las aguas del Mediterráneo al naufragar los barcos en los que intentaban llegar a las costas de Europa, dijo la organización.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad