publicidad

Afroamericano que murió baleado por policía de Dallas no recibió tiros por la espalda

Afroamericano que murió baleado por policía de Dallas no recibió tiros por la espalda

Reporte del Médico Forense de Dalas indica que los tres disparos los recibió en el pecho, abdomen y codo.

Murió de tres tiros

DALLAS - James Harper, el a froamericano que fue baleado por la policía de Dallas tras forcejear con un oficial de policía y resistirse al arresto, no fue baleado por la espalda, un rumor que cobró fuerza entre familiares quienes siguen molestos por este suceso.

El médico forense del Condado Dallas, indica que el sospechoso murió por tres tiros que recibió. Según el informe una de las balas volvió a entrar en el cuerpo de Harper y creó heridas adicionales.

En total fueron cuatro heridas de bala. Uno fue en el lado izquierdo del pecho, otro en el lado derecho del abdomen, y finalmente uno en el  codo izquierdo.

La prueba de sangre determinó que no se encontraron restos ni de alcohol ni de drogas del sospechoso.

Sin embargo, el grupo de activistas Panteras Negras, realizaron una protesta frente a las oficinas del Departamento de la Policía de Dallas, cuestionan las muertes de civiles a manos de la policía.

Uno de los activistas gritaba que no era necesario haber matado a James Harper con cuatro tiros.

De acuerdo a la Policía de Dallas, en el lapso de 10 años, se han registrado en South Dallas; área donde ocurrieron los hechos, 91 asesinatos, 100 oficiales han sido lesionados, han relacionados 3 mil arrestos relacionados con narcóticos, se han decomisado 1,500 kilos de drogas, 284 armas y 200 mil dólares en efectivo.

Recuento de los hechos

publicidad

Tras una tarde-noche de tensión en el sureste de Dallas donde se registró un amotinamiento contra la policía de parte de familiares y vecinos del sospechoso, líderes comunitarios afroamericanos han estado exigiendo justicia porque dicen que James Harper fue baleado por la espalda.

La policía reveló hace unos días un fragmento de la llamada al 911 donde una persona denuncia que unos hispanos armados metieron en una casa a un afroamericano que iba atado de las manos por atrás.

Aparentemente, este secuestro no fue corroborado y cuando llegaron a la casa en cuestión, los oficiales encontraron a cuatros sujeros afroamericanos que salieron huyendo.

Cada oficial salió en persecución de cada uno. Y derivó en la muerte de James Harper.

La policía informó que dentro de la casa se encontraron básculas digitales, teléfonos celulares, una pistola 9 mm, una escopeta calibre 12, y pequeñas cantidades de marihuana, cocaína, así como medicamentos controlados como Zanax e Hydrocodone.

También se reveló que James Harper tiene antecedentes criminales por asalto a un oficial de policía, robar un auto y hacer y vender drogas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad