publicidad

Adolescente desaparecida de Rancho Santa Margarita fue encontrada

Adolescente desaparecida de Rancho Santa Margarita fue encontrada

Cheyenne Bradford fue encontrada a salvo pero las autoridades cuestionan a un hombre de 48 años con el que intercambió mensajes explícitos.

Adolescente desaparecida de Rancho Santa Margarita fue encontrada cb625e...

Intercambiaron mensajes explícitos

RANCHO SANTA MARGARITA, California – Una adolescente de 13 años de Rancho Santa Margartia que se pensaba había huido de su casa con un hombre de 48 años fue encontrada el lunes a salvo, horas después de que el hombre fuera detenido para ser interrogado.

Cheyenne Bradford despareció el miércoles, e inicialmente se pensó que había dejado su casa, dijo Jim Amormino del Departamento del Alguacil del Condado de Orange.

Después de que sus hermanos revisaran su computadora y encontraran mensajes explícitos de Dave Burton Egert, la investigación cobró urgencia y la mañana del lunes se activó una alerta ámbar.

La alerta fue cancelada luego de que Egert fuera encontrado alrededor de la 1:00 p.m. en el área de Altadena, en donde solía vivir, dijo el teniente Mike Jansen.

publicidad

La niña fue encontrada a salvo en San Juan Capistrano alrededor de las 4:00 p.m., dijo Jensen.

El hermano de Cheyenne, Jonathan, le dijo al diario Orange County Register que la niña contactó a su esposa poco después de que Egert fuera encontrado, y dijo que había estado sola desde el jueves. Pero aún no so sabe dónde está exactamente.

Amormino dijo que Bradford pudo haber conocido a Egert en la Internet. Una alerta del departamento del alguacil notó que los dos pudieron haber estado intercambiando mensajes sexualmente explícitos a través de redes sociales como MySpace o Facebook.

Bradfrod fue  cuestionado, pero no estaba claro si estaba involucrado en la desaparición de la niña.

Cheyenne es de la raza negra, de unos 5 pies y 7 pulgadas de alto y 105 libras de peso, con pelo a los hombros y ojos cafés.

"No tengo palabras. Ni siquiera puedo decirte, una vez que me enteré que tenía 48 años, si este es el caballero, ni siquiera puedo tocar el tema ahora", dijo la madre de cheyenne, Monique James, afuera de su casa. "No he comido. No he dormido realmente".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad