publicidad

Acusados de narcotrafico

Acusados de narcotrafico

Los agentes están detenidos en conexión al hallazgo de $600 mil que se sospecha son ingresos generados del narco.

Juez rechazó desestimar el caso

LOS ÁNGELES, California – Un comandante e investigador de un cuerpo policial elite de México tendrá que presentarse a juicio junto con otros dos individuos, ordenó el juez que preside un caso relacionado con la posesión de $600 mil en supuestos ingresos del narco.

El juez de la Corte Superior de Distrito David B. Gelfound se negó a desestimar el caso contra Carlos Cepano Filippini, de 34 años, y Víctor Manuel Juárez, de 36, quienes fueron acusados junto con Julisa López, de 36, esposa de hecho de Filippini y su hermano, Héctor Manuel López, de 33.

Los cuatro fueron arrestados el 30 de julio en una vivienda de Covina y se les esperará de nuevo en la corte para comparecer el 18 de septiembre.

Filippini, un comandante de policía mexicano, permanece encarcelado con una fianza de $600 mil, mientras que Juárez –un investigador de la Agencia Federal de Investigación—está detenido con una fianza de $2 millones. Julisa Lópeza también está encarcelada con una fianza de $2 millones, mientras que su hermano está detenido con una fianza de $400 mil

Pese a las peticiones de la defensa, el juez dijo que no encontró “un cambio en las circunstancias” para reducir la fianza de ninguno de los detenidos.

En una audiencia que empezó la tarde del viernes, el detective de la policía angelina Gerard Kennedy testificó que los dineros incautados de una recámara en una casa grande el 30 de julio procedían del narco.

publicidad

Gran parte del dinero fue encontrado en una maleta, pero ningún tipo de narcóticos fue encontrado en la casa.

En el cuarto también se encontraron un contador de dinero, una identificación para Filippini y su esposa de hecho y documentos con el nombre de Héctor López, según el detective.

Un pedazo de papel indicaba lo que el detective cree era una lista de “pagos y deudas” señalando el movimiento de dinero relacionado a la industria del narco.

La redada surgió de una operación de vigilancia que involucró a oficiales de los departamentos de policía de Los Ángeles y Pasadena y de la Oficina Antidrogas de EU.

De ser condenados de un crimen grave, cada uno de los acusados encara cuatro años en prisión estatal, según la Fiscalía de Distrito.


(Con información de Terri Vermeulen Keith, reportero de City News Service)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad