publicidad

Activistas tildan de “trágico” y “alarmante” aprobación de plan sobre ciudades santuario

Activistas tildan de “trágico” y “alarmante” aprobación de plan sobre ciudades santuario

La Casa Blanca advirtió que Obama vetará el proyecto republicano aprobado por la Cámara de Representantes.

Ciudades santuario para indocumentados podrían sufrir penalizaciones Univision

Por Jorge Cancino -  @cancino_jorge

Activistas que luchan por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos tildaron de “trágico” y “alarmante” la aprobación en la Cámara de Representantes, el jueves, del proyecto de ley republicano H.R. 3009 que condiciona fondos federales a las ciudades santuario que voluntariamente cumplen con la ley de inmigración.

Poco antes de la votación, la Casa Blanca amenazó con vetarlo si lo aprueba el Senado.

Leer: Cámara decide el futuro de las ciudades santuario

Por 241 votos a favor y 174 en contra, la Cámara dio el visto bueno al proyecto patrocinado por el congresista Duncan Hunter que, entre otras restricciones, retiene los subsidios federales destinados a la policías y los servicios de inmigración en las ciudades que tomaron la decisión de no otorgar a sus agentes locales poderes extraordinarios para que ejerzan como oficiales  inmigración.

"El reciente asesinato de una joven en California pone de relieve un problema grave en nuestro sistema de control de la inmigración”, dijo el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio) al término del voto. “Porque mientras que las personas hacen cosas terribles, esta tragedia era evitable”, apuntó.

Agregó que las ciudades que decidieron “ignorar nuestras leyes, no solo está mal sino que es claramente peligroso. La Cámara está actuando hoy para poner los funcionarios estatales y locales sobre aviso de que ya no vamos a permitimos que deciden cómo y cuándo hacer cumplir las leyes de nuestra nación”.

publicidad

 

Pide acción migratoria tras asesinato de su hija por un indocumentado Univision

La líder de la minoría demócrata, Nancy Pelosi, dijo a Univision Noticias que “los republicanos de la Cámara de Representantes aprovecharon otra oportunidad para demostrar su oposición a la comunidad inmigrante y Latina. El ‘Donald Trump Act’ no intenta solucionar absolutamente nada. Existe una solución clara para estos problemas: ¡aprueben la reforma migratoria integral!  Dejen de atacar y criminalizar a la comunidad Latina e inmigrante ahora mismo.”

Último esfuerzo demócrata

Antes de la votación los demócratas realizaron un último intento por frenar el proyecto con la presentación de una Motion to Recommit (última oportunidad para debatir una iniciativa de ley), pero los republicanos, que tienen la mayoría, votaron en contra.

publicidad

El proyecto H.R. 3009 contó con el apoyo del ala ultraconservadora del Partido Republicano. En resumen, exige a las municipalidades hacer cumplir las leyes de inmigración en consonancia con la policía federal y que los Estados acceso a los programas federales para identificar a extranjeros inadmisibles y deportables.

También obliga a los Estados proporcionar al DHS información sobre extranjeros detenidos que se sospecha sean inadmisibles o deportables.

Leer:  Demócratas piden revisar la polìtica de deportaciones 

“Ataque” a los inmigrantes

“Se trata de un ataque del Partido Republicano a nuestra comunidad. Se están aprovechando de un suceso tan triste como fue el asesinato en San Francisco de una persona por parte de un individuo que tenía un prontuario criminal y no debía estar libre”, dijo a Univision Noticias Gustavo Torres, director ejecutivo de Casa Maryland.

El crimen mencionado por Torres fue cometido en el Muelle de San Francisco a comienzos cuando fue abatida a tiros la ciudadana estadounidense Kathryn Steinle (34) presuntamente a manos de Juan Francisco Sánchez (42), un indocumentado que ha sido deportado cinco veces, ha estado preso por más de 16 años y había sido libertado luego que le fueron sobreseídos cargos por drogas.

Leer:  Buscan bloquear fondos federales a "ciudades santuario"   

San Francisco integra la lista de “ciudades santuario” donde policía no colabora con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en ingles) en un programa para identificar y detener a inmigrantes con prontuario criminal, quienes son considerados prioridad de deportación aunque hayan cumplido sus condenas.

publicidad

 

Proyecto de ley podría acabar con la ayuda a las ciudades santuario Univision

“Culpar a toda una comunidad por la acción de un individuo es algo que condenamos”, dijo Torres. “Desafortunadamente es algo que genera un sentimiento antiinmigrante que comenzó con el comentario de uno de los candidatos a la nominación del Partido Republicano, Donald Trump”.

A comienzos de junio, cuando Trump oficializó su candidatura a la nominación presidencial del Partido Republicano, dijo que de los inmigrantes mexicanos que “traían drogas” y “crimen” a Estados Unidos y que eran “violadores”. El magnate reiteró sus dichos tras la muerte de Steinle.

“Nosotros vamos a seguir enviando un mensaje muy fuerte a cualquiera de los candidatos antiinmigrantes que nunca van a llegar a la Casa Blanca. Es una lucha larga pero pienso que la vamos a ganar. Utilizaremos el voto en las elecciones de 2016. Esa es nuestra arma”, advirtió el activista.

publicidad

Rechazan “criminalización”

En Los Angeles, California, la aprobación del proyecto del congresista Hunter acrecentó las preocupaciones y los miedos. “Los activistas y las organizaciones pensamos que no se debe criminalizar a toda una comunidad pujante por un caso aislado. Sin duda es triste, una tragedia la muerte de Steinle. De eso no nos cabe la menor duda. Pero este tipo de accidentes o tragedias existen todos los días en nuestra sociedad. Insisto, es una tragedia pero no nos deben poner en otro problema”, dijo a Univision Noticias Francisco Moreno, director del Consejo de Federaciones Mexicanas.

Moreno dijo además que las declaraciones de Trump “vienen a echarle mas leña al fuego” y que “hoy es un día trágico para la comunidad inmigrante”.

En Seattle, Washington, las preocupaciones son similares. “Esto es otra muestra de cómo una tragedia puede ser politizada y usada con fines de agenda política”, dijo a Univision Noticias Maru Mora Villapando, directora de comunicaciones de la organización Latino Advocacy.

 

Cuestionan 'ciudades santuarios' tras muerte de joven a manos de hispano Univision

Mora agregó que “la gente está enojada por el renacimiento del odio hacia los inmigrantes” y que “cuando por fin se creía que habría un dialogo para poner fin al racismo, todo esto lo potencia y lo amplifica. Están utilizando el odio racial para promover sus estrategias políticas electorales. Lo que están haciendo es aniquilando a nuestra comunidad”.

La activista denunció además la falta “del mismo interés para tratar la muerte de latinos en cárceles privadas y quienes han sido abatidos a manos de la policía, como el caso del mexicano Antonio Zambrano”, el inmigrante mexicano que el 10 de febrero recibió 17 tiros a manos de la policía de Pasco. “No ha habido una sola audiencia para tratar este tipo de abusos. Somos otra vez los conejillos de indias, somos el escape. La historia se repite”, apuntó.

publicidad

Pérdida de confianza

Los dreamrs también están alarmados por la aprobación de este tipo de iniciativas en el Congreso. “Los republicanos utilizan una estrategia para criminalizar a la comunidad inmigrante y para promover políticas publicas que no son buenas”, dijo a Univision Noticias Cristina Jiménez, directora de United We Dream. “Más de 40 ciudades en el país y más de 200 jurisdicciones han marcado distancia con ICE porque el programa Comunidades Seguras rompió la confianza entre la policía y la comunidad, y ahora quieren obligarlos a que colaboren en un plan federal poco confiable”.

“Poner en ejecución y empujar medidas como la H.R. 3009 criminaliza a la comunidad inmigrante y no lleva a nada. Es una mala política que crea más miedo y desconfianza”, apuntó. “Sin duda esto es un ataque y no me muestra cómo un republicano o un demócrata que piensa de esta manera es diferente a Donald Trump, quien dijo que los inmigrantes éramos todos violadores y criminales”.

En Chicago, Illinois, también hay preocupación. “Lo que están haciendo los republicanos, hablando muy negativamente en contra de los inmigrantes, nos ha afectado mucho. Y este tipo de acciones ha causado el bloqueo de beneficios por los que hemos luchado durante mucho tiempo, como la acción ejecutiva”, dijo a Univision Noticias Emma Lozano, de la organización Familias Latinas Unidas.

publicidad

La acción ejecutiva mencionada por Lozano se encuentra frenada por las cortes tras un fallo cautelar dictado por un tribunal federal luego de una demanda presentada por 26 estados. La medida, anunciada por el Presidente Barack Obama el 20 de noviembre del año pasado, ampara de la deportación a 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos estadounidenses o residentes legales (DAPA, por su sigla en inglés) y dreamers (DACA, por su sigla en inglés) que están en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales.

“El único remedio para combatir este tipo de leyes es salir y organizarnos, que los residentes permanentes que reúnen los requisitos pidan la ciudadanía y tengan el privilegio de votar en las elecciones de 2016, y asegurar que quienes atacan a los inmigrantes no lleguen a la Casa Blanca”, dijo Lozano.

“Lo que pasó en San Francisco fue una tragedia y una situación aislada. Hay que mirar a los millones de personas que trabajan todos los días por el bien de Estados Unidos y sus familias y pagan impuestos. Nosotros no somos la causa de los problemas de este país. Nosotros somos la solución a los problemas. Dennos la oportunidad de demostrarlo con una reforma migratoria” en el Congreso, indicó.

Advertencia demócrata

Los demócratas de la Cámara también están preocupados. El congresista Luis Gutiérrez (Illinois) dijo a Univision Noticias que “grandes segmentos de la sociedad son reacios a entrar en contacto con la policía para denunciar delitos, aun cuando son víctimas o testigos”, en referencia a la decisión de las jurisdicciones que han dejado de colaborar con el gobierno en el programa Comunidades Seguras y que el proyecto de ley H.R. 3009 quiere volverlo obligatorio.

publicidad

“Cuando la comunidad carece de confianza en los funcionarios que tienen el deber de protegernos a todos, todos estamos menos seguros”, dijo.

Gutiérrez advirtió que el número de delitos no denunciados “van a subir” si el Senado aprueba el plan H.R. 3009, y pidió respetar las opiniones de las comunidades y de las policías tomadas hasta ahora, y citó un reciente fallo judicial que dictaminó que ICE no puede detener a indocumentados sin que haya una causa razonable. “Hacerlo viola la 4ta Enmienda de la Constitución”, dijo.

El congresista por Illinois recomendó que el DHS “trabaje con las comunidades locales” para fomentar los esfuerzos de vigilancia comunitaria y el desarrollo de estrategias de coordinación en el marco de la Constitución, y reiteró su llamado a que el Congreso, en vez de enfocar esfuerzos en este tipo de iniciativas, debata y apruebe una reforma migratoria “que reduzca el tamaño de la población indocumentada y permita que legalicen sus permanencias”·

Obama advierte veto

La Administración del presidente Barak Obama dijo poco antes de la votación que “se opone firmemente” a la iniciativa de ley H.R. 3009 y comentó que el proyecto “no ofrece las reformas amplias y necesarias que se necesitan para corregir las leyes de inmigración que se encuentran rotas”.

Agregó que el plan republicano “socava los esfuerzos de la Administración para eliminar a los criminales condenados más peligrosos y para trabajar en colaboración con los Estados y las agencias locales del orden público, y pone en peligro los derechos civiles de todos los estadounidenses al autorizar que funcionarios estatales y locales para recopilar información sobre el estatus migratorio de cualquier ciudadano particular, en cualquier momento, por cualquier motivo y sin justificación”.

publicidad

La Administración dijo además que “sigue creyendo en una reforma migratoria” para arreglar el descompuesto sistema migratorio vigente y urgió al Congreso a que vuelva a debatir una reforma migratoria como el plan bipartidista aprobado por el Senado a finales de junio del 2013.

Dicho plan, el S. 744, incluyó un camino a la ciudadanía para indocumentados que llevan tiempo en el país y carecen de antecedentes criminales. Los favorecidos entrarían en un estado de residencia provisional por 10 años al término de los cuales podrían pedir la residencia permanente. Tres años después serían elegibles para gestionar la ciudadanía.

El proyecto fue congelado por el liderazgo republicano y en respuesta a la inacción en la Cámara, el gobierno de Obama propuso la acción ejecutiva, medida que ofrece retirar si se aprueba la reforma migratoria.

La Casa Blanca también recordó la vigencia de la política de prioridad de deportaciones del DHS, enfocada en la localización de indocumentados que han cometido delitos graves quienes no tienen acceso a ningún tipo de beneficio por la parte del gobierno.

El debate en el Senado

El proyecto de ley H.R. 3009 aprobado por la Cámara será enviado al Senado, instancia que tiene su propia versión y no se espera lo someta a votación en el pleno, por el momento.

La oficina del liderazgo demócrata en el Senado dijo a Univision Noticias que un proyecto de ley patrocinado por el senador Chuck Grassley (Iowa), quien preside el Comité Judicial, está en veremos y no se ha incluido en la agenda de debates.

publicidad

“En estos momentos el pleno debate un proyecto de ley de mejora a la red vial del país introducido por el presidente del Senado, Mitch McConnell (Kentucky)”, explicó.

En cuanto a una probable fecha de debate, la oficina de prensa del senador Harry Reid (Nevada) dijo que no hay nada previsto en este momento.

“La única manera que el proyecto de Grassley vaya al pleno es que el senador McConnell suspenda las discusiones de su proyecto de ley sobre la modernización del sistema vial del país, cosa que no vemos probable”, dijo a Univision Noticias Jorge Silva, vocero de Reid. “Sólo McConnell puede llevarlo al pleno”.

Los demócratas han advertido que ningún miembro de su bancada respalda la iniciativa del senador Grassley. Pero advierten que la senadora Dianne Feinstein (California) ha dicho que en lo único en que está de acuerdo es en obligar de alguna manera a las policías locales a que reporten a indocumentados con antecedentes criminales a las autoridades federales de inmigración para evitar que se repita lo sucedido en San Francisco.

Datos del plan Grassley

El plan que el senador Graslley proponen el Senado incluye:

   - Obligar a que una persona indocumentada sea sentenciada, pague una multa y cumpla un mínimo de 5 años en prisión si es detenida por ICE intentando cruzar la frontera o dentro del país después de haber sido deportada. Esta ley cambia la ley actual que es una multa o hasta dos años de prisión dependiendo del juez. aumentar de dos a cinco años la pena de cárcel obligatoria a indocumentados deportados que regresen sin permiso a Estados Unidos sin importan si tienen antecedentes criminales o no.

publicidad

   - También congela fondos para ciudades y/o estados santuario si las ciudades no cooperaran con ICE para deportar a indocumentados criminales u otros indocumentados que sean prioridad para deportación.

   - Los programas en la mira son: The State Criminal Alien Assistance Program (SCAAP), Second Chance Act, y cualquier otro que cuente con fondos relacionados con la aplicación de la ley.

   - Obliga a que las autoridades proporcionen una lista de las ciudades santuario y de los indocumentados que están es su custodia.

   - Exige que la Administración publique una lista de todas las ciudades santuario, de cuántos indocumentados tienen en custodia policiaca y cuántas órdenes de deportación de ICE han recibido y no han ejecutado.

El proyecto, como el de Hunter, no menciona un camino para legalizar a los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Los republicanos controlan el senado con 54 asientos frente a 44 demócratas y dos independientes que votan demócrata. Para aprobar un proyecto de ley necesitan un mínimo de 60 votos.

En 2014 en Estados Unidos vivían 11.3 millones de indocumentados, de acuerdo a un informe del Centro Pew publicado el jueves.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad