publicidad
.

Activista desaparecido en Cuba logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Ignacio Estrada Cepero, foto cortesía de CIHPRESS

Activista desaparecido en Cuba

Activista desaparecido en Cuba

Ignacio compró dos quesos de cinco libras cada uno, y su padre piensa que puede estar detenido porque en Cuba el traslado de alimentos es ilegal.

Ignacio Estrada Cepero, foto cortesía de CIHPRESS
Ignacio Estrada Cepero, foto cortesía de CIHPRESS

El lunes 2 de los corrientes, Ignacio salio hacia la sede de CIHPRESS, sita en la calle

Virtudes 509 e/t Perseverancia y Lealtad, Habana. pero hasta la fecha no se conoce su paradero, según informaron sus padres.Los miembros de CIHPRESS han llamado a todas las

unidades de policía posibles, centros hospitalarios y a amistades que

Ignacio visita durante sus viajes a la capital, pero no da señales de vida.

Al salir el lunes, Ignacio compró dos quesos de cinco

libras cada uno, y su padre piensa que puede estar detenido porque en Cuba el traslado de alimentos es ilegal.En la noche del 11 de marzo, la amiga de Ignacio, María López y quien les

escribe, Roberto de Jesús Guerra Pérez, se presentaron en la unidad

policial de Zanja para denunciar la desaparición de Ignacio, pero nos informaron que la denuncia tenía que ser hecha por sus familiares. Hacemos responsables a la policía política cubana de lo que suceda a este activista.

publicidad

Llame a los teléfonos 867 97 38 o 052 54 47 47 (móvil), para dar información sobre el paradero de Ignacio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad