publicidad
La dreamer Diana Ramos (segunda desde la izq.) junto a su familia.

"Lo siento, pudiste haber sido alguien", dijo mi consejero escolar al saber mi estatus migratorio

"Lo siento, pudiste haber sido alguien", dijo mi consejero escolar al saber mi estatus migratorio

El cuento de una dreamer que abogará frente a la Corte Suprema por la expansión del programa de Acción Diferida que beneficia a indocumentados.

La dreamer Diana Ramos (segunda desde la izq.) junto a su familia.
La dreamer Diana Ramos (segunda desde la izq.) junto a su familia.

Diana Ramos sabe que es estadounidense. Nació en México, claro, pero es tan apegada a este país como sus dos hermanos, que son ciudadanos estadounidenses. Eso de nacer en México fue casualidad, dice: sus padres, que ya vivían indocumentados en Estados Unidos, la tuvieron durante una visita a familiares en Puebla. Pero ella es de aquí.

Ramos llegó a California cuando tenía un año, y apenas notó lo que la diferenciaba de sus hermanos cuando llegó el momento de escoger una universidad. "Tener buenas notas no significaba nada, porque yo era indocumentada", contó Ramos, de 23 años. "Cuando mi consejero escolar supo mi estatus migratorio, se rindió y me dijo: 'Lo siento, Diana, sé que pudiste haber sido alguien'. Así me dijo".

publicidad

No le gusta relatar su historia. Pero lo hace para que otros dreamers busquen salir del anonimato. Y para que millones de personas entiendan lo que es vivir indocumentado.

Ramos se acogió a la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) impulsada por el presidente Barack Obama en 2012, lo que le permitió obtener un permiso de trabajo y quedarse en Estados Unidos sin miedo a la deportación.

Ahora contará su historia en Washington DC junto a miles de inmigrantes frente a la Corte Suprema que abogaráb este lunes por la expansión del programa, que Obama intentó establecer a través de una nueva acción ejecutiva en 2014.

"Este debate no es político, sino que se trata del destino de nuestras familias, de nuestras realidades, y de cómo nos afectaría una decisión positiva", dijo Ramos, quien asistirá junto a la organización CHIRLA, sobre la audiencia que realizará el máximo tribunal del país. "Traer estas historias y que vean nuestras caras es importante para que no piensen que somos una simple cifra".

Unos 5 millones de indocumentados se beneficiarían de la Acción Ejecutiva de 2014, que expande los beneficios de DACA a cientos de miles de nuevos dreamers, y establece un nuevo programa (DAPA) que acogería a los padres indocumentados de residentes legales.

Los padres de Ramos, por ejemplo, se beneficiarían de DAPA. "Creo que le quitaría el miedo constante a mi madre de que abusen de ella en el trabajo por falta de estatus. Nuestra comunidad es abusada a menudo porque se siente atada a sus trabajos, por que teme que no podría conseguir otro", denunció.

publicidad

Los padres de Ramos migraron a Estados Unidos –y se dedicaron a trabajar indocumentados en jardinería– para que sus hijos pudieran estudiar. "Mi padre siempre habla sobre la literatura y cómo le encanta leer", contó Ramos. "Pero eran pobres en Puebla y él no pudo estudiar. Mi mamá tampoco pudo".

Para la hermana mayor de Ramos, quien obtendrá una maestría en trabajo social el próximo 13 de mayo, fue más fácil recorrer el camino hacia la universidad por ser ciudadana. "Ella es la primera de nuestra familia en ir a la universidad. Yo estaba motivada a seguir sus pasos, pero vi que sería más difícil para mí", lamenta Ramos.

La dreamer no pudo conseguir ayuda financiera del estado o del gobierno federal por su estatus migratorio, aunque sí se le permitió pagar una tarifa de matrícula reducida por residir en California. Pudo inscribirse en un colegio comunitario y luego ingresar a Mount Saint Mary’s University, en Los Ángeles, donde cursa su licenciatura en sociología. Espera graduarse en 2017.

"Mi historia y la de los dreamers que irán a Washington el lunes", dice, "son solo algunas entre millones".

Esta nota es la segunda en una serie de testimonios de jóvenes inmigrantes que irán a la audiencia sobre la acción ejecutiva migratoria de Obama en Washington DC el próximo lunes, 18 de abril.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad