publicidad

Accidente dejó ocho muertos

Accidente dejó ocho muertos

El chofer de un autobús que chocó y causó la muerte de al menos ocho pasajeros, fue detenido por la policía; se sospecha que conducía endrogado.

Supuestamente conducía endrogado

WILLIAMS, California - Un chofer con antecedentes de infracciones de tránsito y adicciones fue detenido el lunes bajo sospecha de que manejaba intoxicado, horas después que el autobús que conducía cayera a una zanja y provocara la muerte de ocho personas.

Los investigadores indicaron que el autobús tenía placas inválidas y trataban de determinar si el conductor estaba debidamente autorizado para manejar el vehículo. La unidad se salió de la carretera el domingo cuando se dirigía a un casino en el norte de California. Cerca de 30 personas resultaron heridas.

Agentes de la Patrulla de Caminos dijeron que el siniestro ocurrió la tarde del domingo en un camino cerca de la población de Williams -a unas 60 millas (97 kilómetros) al norte de Sacramento- cuando el vehículo se dirigía al centro de juegos Colusa Casino Resort desde Sacramento.

"Parece que iban al casino a pasar un buen rato", dijo Fran Clader, comandante de la Patrulla de Caminos en California. "Desafortunadamente, terminó en una tragedia".

Los registros señalan que Quintin Watts, de 52 años y oriundo de Stockton, tenía antecedentes de conducir con exceso de velocidad y otras infracciones que derivaron en la pérdida de su licencia durante casi dos años. En enero pasado recuperó sus derechos para conducir.

Watts fue detenido mientras yacía gravemente herido en su cama del hospital. Su madre dijo que ha tenido problemas con el alcohol y las drogas, estuvo en prisión varias veces por delitos relacionados con ellas y hace unos años chocó un automóvil contra un árbol en compañía de un amigo, aunque ninguno de los dos resultó lesionado de gravedad.

publicidad

A pesar de su experiencia como conductor de camión, no había podido encontrar empleo en esa área desde que salió de prisión tras haber sido condenado por violencia en el hogar hace seis meses, dijo su madre.

Chaney Mae Watts dijo creer que el accidente ocurrió en el primer día de trabajo de su hijo en el autobús, luego de haber tenido varios viajes de entrenamiento con el dueño del vehículo al volante. Ella y su esposo le dijeron a su hijo que no se sentían cómodos con el hecho de que manejara un vehículo de pasajeros en lugar de uno de carga.

"No era el mejor conductor. Sabía que no queríamos que conduciera", indicó.

El accidente de autobús es cuando menos el octavo de gravedad que ocurre en tres años en Estados Unidos entre las unidades que llevan pasajeros a los casinos.

Las autoridades tratan de determinar si medicamentos, drogas o alcohol, o una combinación de ellos, fueron factores causantes del incidente. Se esperan los resultados de las pruebas de sangre de Watts dentro de dos o seis semanas.

"Consideramos que conducía bajo la influencia de algo. Es por eso que lo detuvimos", indicó el portavoz de la Patrulla de Caminos de California, Robert Kays.

Luego del fatal accidente, los bomberos usaron linternas y sensores infrarrojos para revisar la espesa hierba cerca del autobús el domingo por la noche en busca de cuerpos, pero el lunes por la mañana estaban seguros de que habían localizado a todas las víctimas. El vehículo, cubierto de lodo, fue sacado de la zanja y colocado en un camión.

publicidad

Poco antes del accidente, el autobús avanzó por un lado de la carretera durante casi un kilómetro y el chofer dio un viraje brusco tratando de corregir el rumbo, lo que hizo que el vehículo volcara, expulsando a algunos de sus pasajeros y cayendo a la zanja, dijo Patrick Landreth, de la patrulla de caminos.

"El techo se aplastó, las ventanillas se quebraron y el autobús se volteó completamente", dijo Landreth.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad