publicidad
Norris Greenhouse y Derrick Stafford.

Policía de Louisiana detiene a dos agentes por la muerte de un niño de 6 años

Policía de Louisiana detiene a dos agentes por la muerte de un niño de 6 años

El pequeño de seis años murió en un tiroteo el martes

Norris Greenhouse y Derrick Stafford.
Norris Greenhouse y Derrick Stafford.


Tres días después de que un niño de seis años muriera y su padre resultara herido por disparos de varios alguaciles contra su vehículo en una localidad de Louisiana, las autoridades detuvieron a dos de los cuatro agentes que participaron en el tiroteo, dijo el viernes el responsable de la policía del estado.


Los dos policías fueron arrestados acusados de homicidio y tentativa de homicidio. La muerte del pequeño Jeremy Mardis se suma a una larga lista de casos de brutalidad o abusos por parte de policías desde el año pasado que han generado tensiones en Estados Unidos.


Norris Greenhouse y Derrick Stafford fueron suspendidos de sus funciones después de una persecución en automóvil el martes durante la cual el padre del niño, que conducía, resultó gravemente herido.


publicidad


El niño murió después de recibir varios disparos de los agentes, según los primeros elementos de la investigación. El forense señaló que el cuerpo del niño recibió varios impactos de bala tanto en la cabeza como en el pecho. La autopsia al cadáver se realizó el miércoles de esta semana, pero se esperan los resultados en unas ocho semanas.


Escena del crimen
Escena del crimen


"Él no merecía morir de esta manera y eso es lo importante", dijo el coronel Michael Edmonson, de la policía del estado de Louisiana, en una rueda de prensa.


"Puedo decir que esto es lo más perturbador que he visto", añadió en referencia al cuerpo.


La policía del estado investiga el incidente del martes, que planteó preguntas casi desde el principio. Edmonson había dicho antes que no se encontró un arma en el vehículo.


Todavía no está claro qué llevó a la policía a perseguir a Few y qué provocó el tiroteo. El forense de la zona dijo esta semana que los agentes cumplían una orden contra Few cuando el hombre huyó, pero Edmonson dijo después que no tenía información sobre una orden.


publicidad


El padrastro de Few, Morris German, de 57 años, acusó a los alguaciles de abrir fuego de forma indiscriminada contra el vehículo. Few estaba muy sedado, no podía hablar y tenía fragmentos de bala alojados en el cerebro y el pulmón, dijo German. Describió a Few como un padre entregado, y dijo que el niño era "toda su vida".


Un informe forense de la escena del crimen mostrará cuántas armas y balas se usaron para el ataque. El informe, según Edmonson, estará listo el próximo jueves.


Al pequeño, de seis años, se le había diagnosticado autismo, dijo German. La familia se había mudado recientemente a Marksville desde Hattiesburg, Mississippi. Jeremy es uno de los 17 niños que han sido asesinados por agentes de la policía este año.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad