publicidad
Licencias de conducir

Abogan por licencias para indocumentados en Carolina del Norte

Abogan por licencias para indocumentados en Carolina del Norte

Decenas de inmigrantes se concentraron en Raleigh para abogar por la aprobación de una ley que otorgaría licencias de conducir a los indocumentados.

Licencias de conducir
Licencias de conducir

Decenas de inmigrantes se concentraron este jueves en las afueras de la Asamblea General en Raleigh, capital de Carolina del Norte, para abogar por la aprobación de un proyecto de ley que otorgaría licencias de conducir a los indocumentados.

El grupo de base "Comité Popular Somos Raleigh" convocó a la comunidad hispana para que demostrara su apoyo a la propuesta de legislatura la HB 328 que se encuentra a punto de ser votada en la Cámara de Representantes.

"Hoy más que nunca tenemos que estar unidos los hispanos en esta lucha pacífica para recibir un permiso de manejo que nos permita transitar sin miedo por las calles de la ciudad donde vivimos", afirmó a Efe Yolanda Zavala, organizadora de la vigilia.

Los asistentes, vestidos de blanco y con mensajes en carteles que fueron portados por niños, dejaron saber a los legisladores estatales que una licencia de conducir marca una gran diferencia en las vidas de las familias inmigrantes.

publicidad

"Un policía me detuvo hacer algunos días y me dijo que me podía arrestar. Le dije que lo sabía y de milagro estoy aquí. De deportarme, toda mi familia, que depende de mi, sufriría mucho", acotó la inmigrante de origen mexicano.

Luego de sobrevivir a varios comités, la HB 328, que permitiría a los indocumentados sacarse una licencia o un ID estatal luego de someterse a revisión de antecedentes criminales, sería discutida antes de finalizar el mes de julio, según su promotor, el representante republicano Harry Warren.

Sin embargo, la medida tiene oposición por parte del gobernador republicano Pat McCrory, quien ha pronunciado su rechazo público a la propuesta, ya que a su parecer "otorgaría el privilegio de manejar a personas sin estatus legal en el país".

Por ello, los grupos inmigrantes alrededor del estado mantienen sendas campañas por las redes sociales y a través de llamadas telefónicas masivas a la oficina del gobernador y a los legisladores para que saquen adelante el proyecto de ley.

Por su parte, otros grupos inmigrantes realizaron el jueves en Asheville, al oeste del estado, una vigila para presionar directamente a McCrory.

"Necesitamos dejarle saber al gobernador que estamos cansados de tanta indiferencia y que tiene que reconocer que nosotros los inmigrantes realizamos grandes aportes a la economía del estado", escribió en la página de Facebook Víctor Álvarez, del grupo Comité Popular de Asheville por la Justicia Social.

publicidad

El representante Warren estima que entre 90,000 y 110,000 indocumentados conducen en las carreteras de Carolina del Norte y que con otorgarles un permiso "haría que se responsabilicen ante las leyes del estado cuando manejan un vehículo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad