publicidad

A pesar de la crisis comienza el año escolar en Chicago

A pesar de la crisis comienza el año escolar en Chicago

Sonó la campana hoy en la escuelas públicas de Chicago en medio de la controversia por el cierre de planteles y la implementación de las "Rutas Seguras"

CHICAGO- Sonó la campana hoy en la escuelas públicas de Chicago y esto a pesar de la controversia por el cierre de sobre 47 planteles, la implementación de un nuevo programa de vigilancia comunitaria así como una amenza de boicot propuesta por padres y miembros del Sindicato de Maestros de Chicago. 

A tempranas horas de la mañana muchos padres tomaron el tiempo para ellos mismos caminar a sus hijos hasta las escuelas correspondientes a pesar de la implementación del nuevo programa de vigilancia comunitaria. 

Según AP, cientos de vigilantes vestidos con chalecos de colores brillantes abarrotaron las denominadas “Rutas Seguras” o “Caminos Seguros” por donde niños desplazados por el cierre de sobre 47 planteles caminarían para llegar hasta sus nuevas escuelas.

La presencia policial también se hizo ver en las calles de La Villita entre las primarias Cardenas Y Castellanos,  y en donde oficiales patrullaron a pie las cuadras circundantes a la primaria Paderewski.

Con el cierre de la Paderewski,  miles de niños afroamericanos ahora tienen que cruzar una frontera disputada por dos  pandillas así como adaptarse a convivir dentro de una comunidad predominantemente hispana.

También esta mañana y según reportes del Chicago Tribune, un helicóptero de la policía voló por encima de la primaria Goodlow Elementary Magenet en West Englewood lugar en donde el Jefe de la policía Garry McCarthy, comentó a la prensa que está muy contento con la estrategia implementada hoy en las “Rutas Seguras”.

publicidad

Durante su visita a la primaria, McCarthy justificó que los incidentes violentos y balaceras ocurridas en los pasados días en tramos de las “Rutas Seguras”  ocurrieron por que aun no contaban con los vigilantes y recalcó que la única manera de medir el éxito del programa es que ocurran cero incidentes pero reconoció que esto “tomará algún tiempo”

Reporte irregularidades en escuelas de CPS

El Sindicato de Maestros de Chicago,  y el grupo Parents 4 Teachers le recuerda a padres afectados por el cierre de escuelas a llamar a una línea telefónica para auditar a CPS y reportar problemas de seguridad, falta de recursos y mejoras al plantel en las nuevas escuelas.

El número a llamar es el 773-916-P4T4 (7484).

Al final del año escolar CPS prometió nuevos programas, i-Pads, aire acondicionado y otras mejoras en un esfuerzo para ganar apoyo de los padres, maestros y estudiantes desplazados.  

Las quejas que se reporten en la línea, ayudará a dar seguimiento de las condiciones de las escuelas y mantener al tanto a CPS y alcalde Rahm Emanuel de lo que acontece en cada comunidad. 

Más a las 5pm. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad