publicidad

9/11 reinvento el NYPD

9/11 reinvento el NYPD

9/11 “convirtió” al Departamento de Policía de Nueva York en una “agencia de inteligencia y seguridad” con ambiciosos planes de seguridad.

NYPD interrumpe complots

NUEVA YORK- Pareciera que los ataques del 9/11 conviertieron al Departamento de Policía de Nueva York en una “agencia de inteligencia y seguridad” ya que  siete años después de los ataques terroristas que sufrió el Centro Financiero Mundial, oficiales policías emprendieron un plan ambicioso de asegurar el nuevo proyecto que finalmente está avanzando en denominada “Zona Cero”.

Pero una repetición de los horrores del 11 de septiembre del 2001 es sólo una de la extensa lista de preocupaciones que tiene el departamento de policía más grande de la nación.

Con aproximádamente 37 mil oficiales, el departamento ha gastado decenas de millones de dólares, la mayoría de subsidios federales, en una variedad de medidas de seguridad de alta tecnología diseñadas para detectar amenazas potenciales peores que las de los rascacielos.

Además ha asignado 1,000 oficiales específicamente para combatir el terrorismo, incluyendo 10  detectives alrededor del mundo quienes obtienen y comparten inteligencia.

En general, es un esfuerzo incomparable con cualquier otra ciudad del país, o quizás hasta el mundo. 

“Hemos hechos cambios grandes en la organización desde el 11 de septiembre” dijo el Comisionado de la Policía Raymond Kelly según el medio AP. “Creo que está funcionando, pero aún está en progreso”, añadió.

publicidad

A lo largo de los últimos 7 años se han detectado más de una docena de serios complots que amenazan contra la ciudad, los cuales han sido interrumpidos o abandonados según las declaraciones del ex agente de la CIA y ahora líder de la división de inteligencia de NYPD, David Cohen.

Entre ellos se encuentra un plan de ataque desarrollado por operativos de Al Qaeda contra los trenes subterráneos de la ciudad en el 2002. Otro fue un plan por los mismos operativos para destruir el puente de Brooklyn en el 2003 y un complot para explotar la estación de metro de Herald Square en el 2004, el cual resultó en el arresto de un inmigrante pakistaní.

En otra ocasión, un plan para explotar trenes debajo del agua para inundar el bajo Manhattan el cual fue desmantelado en el 2006 con varios arrestos en el extranjero. Y el año anterior unos terroristas que planeaban un atentado contra la base militar de Fort Dix, en Nueva Jersey.

Medidas de Seguridad

Para los terroristas, atacar la ciudad de Nueva York “es parte del proceso de pensamiento”, dijo Cohen, quien agregó: “Si quieres entrar a las grandes ligas del negocio terrorista, vienes aquí.”

Cohen también informó que dos detectives del NYPD que fueron enviados a Kosovo y Montenegro para evaluar las amenazas del Islam extremista en la región de los Bálticos regresarán con “mucha información valiosa”.

La información es en parte obtenida por agencias federales pero también hay reportes por parte de un equipo de analistas del NYPD quienes han estudiado muy de cerca las redes de terrorismo dentro y fuera del país, así como información de investigadores colocados en ciudades como Madrid, Londres, Paris, Tel Aviv, Singapur Montreal, Toronto, Francia, Santo Domingo, República Dominicana, y Amman.

publicidad

También hay una serie de investigadores extranjeros que dominan idiomas como el árabe y el farsi, y supervisan amenazas potenciales en los sitios de internet.

El departamento, comprometido con la seguridad, está gastando alrededor de $90 millones para asegurar el sitio de construcción de la Zona Cero, Wall Street y otras partes del bajo Manhattan utilizando una serie de puntos de seguridad con 3 mil circuitos cerrados de cámaras que son monitoreadas por oficiales en un centro de comando.

El proyecto, también conocido como “Operación Sentinel” utiliza un lector de placas, detectores de radicación así como cámaras instaladas en 16 puentes y 4 túneles que escanean a cada automóvil, camión y vehículo que entra a Manhattan para ver si carga material radioactivo entre otras amenazas terroristas.

Alrededor de un millón de vehículos entran a la isla todos los días.

El departamento ha unido esfuerzos con policías de Nueva Jersey, Long Island y Connecticut para expandir la línea de defensa contra los terroristas que trasportan bombas sucias o peor aún, material nuclear.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad