publicidad

4 ahorcados en Texas

4 ahorcados en Texas

Los cuerpos de una mujer y de sus cuatro pequeñas hijas fueron encontrados colgando de un armario en su casa rodante.  

4 ahorcados en Texas aec93603e50440c591dd3c882ace8c64.jpg

Fué un homicidio/suicidio

HUDSON OAKS, TX.- Los cuerpos de una mujer de 25 años y de sus cuatro pequeñas hijas fueron encontrados la mañana de este martes colgando de un armario en su casa rodante, pero una de las niñas, una bebita de ocho meses de edad, aún se hallaba con vida y fue llevada a un hospital.

En conferencia de prensa, la oficina del Sheriff del condado Parker dieron a conocer que la mujer identificada como Gilberta Estrada Vega es la responsable de haber colgado con trozos de ropa y cuerda a sus tres pequeñas hijas; María de 5, Yaneth de 3 y Magaly de 2 años. "Se trata de un homocidio/suicidio", precisó el agente Tom Fowler.

Informó que el hallazgo lo realizó la hermana de la occisa, que vivía cerca de donde fue la tragedia. "Tocó la puerta de la casa rodante luego que la mujer no se presentó en el trabajo", refirió Fowler.


publicidad

Indicó que la hermana rescató a la bebita cuando advirtió que aún daba señales de vida. Por ello, la bebita fue llevada al Centro Médico del Hospital de Niños Cook en Fort Worth, y se halla en buenas condiciones.

Las autoridades explicaron que en las investigaciones no se encontraron rastros de drogas o alcohol en la casa ni en el cuerpo de Gilberta Estrada, originaria de Tamaulipas, México y quien trabajaba en un restaurante de comida rápida.

Conmoción entre familiares y amigos

La hermana de la occisa, Alejandra Estrada, dijo que Gilberta era una buena persona, una excelente hermana, pero había algo que la tenía muy preocupada.

"Ella tenía problemas económicos, sus hijas no tenían medicaid, no tenían sus vacunas, había ido a pedir ayuda y nadie se la dió, ella sufría de depresión", dijo entre sollozos.

Por su parte, Fili Echevarria, una amiga cercana, señaló que Gilberta era una buena madre y no regañaba a sus hijas, "...las amaba mucho, no sé por qué hizo esto".

Bebé sobreviviente con buena salud

En medio de la tragedia, las esperanzas se enfocan en la pequeña Evelyn, de 8 meses de edad y única sobreviviente de esta tragedia y cuyo estado de salud es estable, según un informe de la vocera del hospital Cook.

En una conferencia de prensa dieron a conocer que la bebita sobrevivió porque para ahorcarla no utilizaron una cuerda sino tela. Pero en mucho ayudó que la bebé tiene el cuello poco desarrollado y logró aguantar su ligero peso.


publicidad

Aunque la bebé tuvo unas ligeras contusiones en su cuerpo, no representan ningún peligro para su salud.

Toma el caso el CPS

La oficina de protección al menos (CPS por sus siglas en inglés) indicó que el padre de la niña, Gregorio Freyre, quien tenía 5 meses separado de Gilberta, está tratando de obtener la custodia de la pequeña porque tenía una orden de protección en su contra que la infortunada madre había interpuesto con anterioridad.

"Vamos a revisar el caso y averiguar todo el antecedente si en verdad hubo o no violencia familiar por lo que el padre de la bebé Evelyn tendrá que esperar y en su caso comprobar que está apto para hacerse cargo de la sobreviviente", explicó Marissa González, vocera del CPS.

En tanto, el Consulado General de México en Dallas, informó que van a brindar ayuda económica y asesorán legalmente a la familia de Gilberta Estrada para repatriar el cadáver a su lugar de origen.

"Y también el cadáver de la niña mayor, pero en el caso de las otras dos menores, tenemos que esperar porque hay impedimientos legales con el padre", indicó el cónsul Enrique Hubbard Urrea.

Además, se está tratando de que el gobierno de EU otorgue una visa humanitaria a los padres de Gilberta.

Historial de este tipo de crímenes en el norte de Texas


publicidad

Esta tragedia ha causado gran consternación en la zona de Hudson Oaks, zona rural de la ciudad de Weatherford, a unos 40 kilómetros (25 millas) al oeste de Fort Worth no es la única de este tipo.

En años recientes se han registrado en Texas varios asesinatos de niños por sus madres.

Andrea Yates ahogó a sus cinco hijos en la bañera de su casa, en Houston, en el 2001.

En el 2003, Deanna Laney mató a sus dos pequeños hijos tras destrozarles las cabezas con piedras, en la zona de East Texas, y Lisa Ann Diaz ahogó a sus hijas en una bañera en la zona de Plano.

Todas esas mujeres fueron declaradas inocentes por estar afectadas de sus facultades mentales, es decir, encontraron síntomas de locura en ellas.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad