Mojoe | Así fue la infancia de Marjorie de Sousa galavision-logo.svg

Galavisión

Mojoe | Así fue la infancia de Marjorie de Sousa

Transcripción del Video

Montserrat: Lo que le espera.

Yolanda: ¿Cómo era tu calle

donde vivías? ¿Qué hacías?

¿Andabas en bicicleta con los

vecinos? ¿Qué? ¿Cómo era esa

niña en una calle, en su calle

en Venezuela?

Marjorie: Hijo, sabes que

siempre, este... vivía en un

lugar como de montaña, como

decirte Santa Fe acá. Entonces,

también era como muy friito,

pero todos los fines de semana

yo esperaba que llegara el fin

de semana y yo desde chiquita

hasta dormía con el traje de

baño puesto. Te morías de la

risa.

Montserrat: Con razón no te

ocultas, lo de la fregada.

Yolanda: Hasta de grande te

vimos ahorita con tizón.

Montserrat: Yo pensé que te

costó mucho trabajo y ahora

resulta que así duermes.

Marjorie: Es que ahora me

acostumbré, entonces de clima

caliente la cosa, la playa.

Entonces sí esperaba que llegara

el fin de semana y me iba a la

playa. Entonces, en la playa sí

teníamos mucha gente. Entonces,

que si aprendí a surfear, que si

nos íbamos todo el fin de

semana, que si mis amigos los

surfistas y la cosa. Entonces

era muy chistoso. Yo intenté

patinar, pero soy súper torpe

para la patinada, entonces como

que...

Yolanda: No se te dio.

Marjorie: No. Y montaba mucha

bicicleta con mi papá. Siempre

hacía como maratones y todo

y yo me iba con él.

Montserrat: De ahí las pompas.

Marjorie: Pues yo creo.

Yolanda: Has sido una mujer bien

afortunada porque de, ¿no?

saliste de Venezuela, la niña

que surfeaba y andaba en

bicicleta, ¿no? apoyando la

nalga. ¿Veías la televisión

mexicana? Digo, novelas

mexicanas ¿y qué decías? ¿Algún

día yo voy a estar ahí o no?

Marjorie: Sí las veía.

Veíamos... en Venezuela ven

mucho las novelas de acá, pero

impresionante. Bueno, en todo el

mundo. Pero en Venezuela de

verdad somos muy fans de sus

novelas. Siempre yo veía, muy

chistoso como uno decreta las

cosas. Yo veía a Cesar Évora

y me moría. Yo decía: "César

Évora, Dios santo".

Yolanda: Ay y su voz me

encantan.

Marjorie: Qué hombre, qué

elegante, qué porte, qué todo.

Algún día me encantaría

conocerlo. Antes de trabajar

como actriz.

Montserrat: Como a cinco,

cuatro, tres, dos, bésalo.

Marjorie: Te lo juro. Te lo

juro. Yo llegué aquí a hacer una

novela en el 2002, 2002 creo,

2003 con Chava Mejía "Mariana de

la noche". Y me hablan para esa

novela pero yo estaba grabando

otra novela en Estados Unidos y

no me dejaron venir. Pero como

la vida te pone las cosas y

definitivamente lo que es tuyo,

es tuyo, termina la novela de

grabarla y me voy a Venezuela y

me hablan y me dicen: oye, te

quieren de otra televisora de

aquí de México. Y yo dije,

pues... Hijo.

Montserrat: Ahí estás, en esa

telenovela. Wow.

Marjorie: Entonces yo dije...

Montserrat: Muy vieja.

Yolanda: Qué diferente se ve

César Évora.

Marjorie: No, pues entonces no

es esa. [Ríe] como ha cambiado

César, ¿verdad?

Montserrat: Cómo cambió. Qué

bueno que se compuso.

Marjorie: Qué bueno.

Yolanda: Oye, ¿entonces

conociste a César Évora así

de...?

Marjorie: La primera escena.

Casi me muero porque además era

su amante.

[Jadeos]

Marjorie: Y yo lo miraba así. Se

lo dije. Pues dije: Ay, tengo

miedo. Y es gigante y habla y

parece el rey león y dices: ¡Ay,

ay!

Yolanda: Ay, sí, es un tipazo.

Montserrat: ¿Y luego después del

beso te gustó más o no tanto? ¿O

ya?

Marjorie: Es un tipazo. Lo

quiero tanto. No sabes que...

Por: Televisa
publicado: Apr 04, 2016 | 12:26 PM EDT
De niña soñaba con conocer a César Évora, cuando llegó a México consiguió actuar junto a él. Conoce esta historia.
publicidad