Galavisión

Galavisión

Llena de amor | Oliver consoló a Manolo

Transcripción del Video

Bien vivo.

Oliver: No, espérate, espérate,

espérate.

En serio, tampoco es para

que te pongas a--a recoger

todas tus chivas y te vayas.

Ey, ey.

Nadie te está corriendo.

Gretel: ¿Es que no entiendes

que yo no puedo seguir aquí?

No puedo estar cerca de ti,

porque--porque soy incapaz

de controlarme.

Oliver: A ver, a ver.

Espérate.

No, yo lo sé.

Yo lo sé, que--que tengo, pues,

un "no sé qué, que acá,

que qué se yo", irresistible.

Aquí, tengo ondita, ¿no?

Pero, pues,

trata de dar un esfuerzo,

échale ganas, hombre.

Vas a ver que te vas a poder

resistir, ¿no?

Gretel: Anoche te puse

en riesgo, Oliver.

¿Qué?

¿No te das cuenta?

Oliver: Ay, no, no, no.

Ey, no, no, no.

Lo de "en riesgo", nunca, ¿eh?

Yo sé muy bien lo que me gusta

y lo que quiero.

Gretel: Pero es que tú

no entiendes.

Tú no entiendes nada.

Yo me tengo que ir de aquí,

me tengo que alejar de ti.

Oliver: Ok.

Ok, ¿y a dónde piensas ir?

¿Eh?

Aquí está tu hermana.

Ella no va a dejar que te vayas.

¿O qué?

¿Te quieres regresar

a España ya, con tu familia?

Gretel: No, no.

Con mi familia, nunca.

Yo no puedo volver

a vivir con mi mamá.

No.

Oliver: No digas eso.

La madre de uno

siempre hace falta.

Gretel: Pues, la mía, no.

Tú no sabes lo que es

vivir con una mujer

que te maltrata todos los días,

que te humilla, que te maldice,

que te menosprecia.

¿Cómo puedes vivir con tu madre,

si ella lo que quiere

es matarte?

Oliver: A ver, a ver, a ver.

¿Cómo estuvo eso?

Gretel: Mi mamá

me condenó al olvido

y a la soledad.

Ella me encerró

y me quitó lo que más quería.

Oliver: Yo, la neta,

nunca me imaginé que--

pues, que te hubieran

lastimado tanto.

Y todo por ser diferente, ¿no?

No chilles.

Yo no voy a dejar que te vayas,

¿eh?

Aquí tienes a un amigo.

Un--un hermano.

Este--así es que, mira,

olvídate de esa maleta.

Se va al rincón, ¿eh?

Porque tú de aquí

no te vas, ¿eh?

no chilles, no chill--bueno,

pues.

Chille, pues.

Órale.

Lló--llórele todo lo que pueda.

Ándele.

Desahóguese,

aquí estoy yo, ¿eh?

Te presto mi hombro.

Pero no más mi hombro--no más

mi hombro, no más mi hombro.

Ya, ya, ya, Pollito, ya.

Por: Televisa
publicado: Mar 18, 2016 | 04:28 PM EDT
En 'Llena de amor', Manolo llora al recordar el desprecio de su madre y Oliver lo consuela.
publicidad