Galavisión

Galavisión

Llena de amor | Gretel se reencuentra con Emiliano

Transcripción del Video

Emiliano: Hija mía. Es un

milagro tenerte en mis brazos.

¿Dónde estabas? ¿Estás bien?

¿Te hicieron daño?

Gretel: No, papá, estoy bien.

Estoy mejor que nunca. Baja la

voz porque tu esposa no puede

saber que estoy aquí.

Emiliano: Fedra no está en la

casa, no te preocupes por ella.

Fue Betty, ¿verdad? Betty te

pidió que vinieras a verme.

Gretel: Sí, papi. Ella se portó

muy bien conmigo, me ha ayudado

muchísimo. Y Manolo, el hermano

de Victoria. Él fue el que me

pidió que viniera a buscarte.

Emiliano: ¿Y tú? Tu cabecita,

tu mente, ¿cómo está? ¿Te has

tomado tus medicinas?

Gretel: Yo nunca he estado

enferma, papá. Mi mamá te engañó

siempre, te hizo creer una

mentira como tantas otras.

Emiliano: Yo tengo la culpa de

todo, Gretel.

Es mi culpa que tú

nunca hayas podido ser feliz.

Gretel: No, no, ahora soy feliz,

papá. Soy muy feliz junto al

hombre que amo.

Emiliano: ¿Oliver?

Gretel: él llegó para darle

color a mi vida, porque antes

todo era gris y con él aprendí

a sonreír. Él me enseñó a reírme

del dolor, a luchar, a salir

adelante. Por él tengo la fuerza

de estar frente a ti sin

importarme el peligro.

Emiliano: Yo te juro, mi

amor--te juro que tu madre nunca

va a volver a hacerte daño.

Vuelve a tu casa, vuelve con tu

familia, vuelve a mi lado, mi

cielo. Te necesito, mi vida,

déjame protegerte, déjame

cuidarte.

Gretel: No, perdóname, papá,

pero ya tengo alguien que me

cuida y me protege, yo solo

vine a decirte que estoy bien

para que estés tranquilo, pero

tienes que dejarme ir. Yo no

puedo volver a esta casa. No

puedo volver nunca. Tienes que

dejarme ir, papá,

para siempre.

Por: Televisa
publicado: Apr 06, 2016 | 04:24 PM EDT
Gretel visita a su papá en la mansión Ruiz y de Teresa para decirle que está bien y que necesita seguir ocultándose de Fedra.
publicidad