¡La vida de Plácido podría cambiar! galavision-logo.svg

Galavisión

¡La vida de Plácido podría cambiar!

Transcripción del Video

MIRA QUÉ DISTRAÍDA, TE CONFUNDÍ.

PLÁCIDO: ¿SABEN? YA ESTOY HARTO

DE QUE ME VAYA MAL POR CULPA

DE TODOS USTEDES.

SÍ, HARTO DE LOS DESPISTADA

DE MI MUJER Y DEL CORAZÓN

DE POLLO QUE TIENE, QUE TODO

LO JUSTIFICA Y LO VE BIEN.

¡TODO LO VE BIEN!

HARTO DE TENER QUE AGUANTAR

AL GORRÓN DE MI PAPÁ,

QUE SOLAMENTE COME

Y SE LA PASA INVENTANDO

HISTORIAS DEL CINE NACIONAL.

VIEJO HABLADOR, CACEROLO.

HARTO DE LAS FALSAS

ENFERMEDADES DE LICHA,

HIPOCONDRÍACA LOCA.

NO TIENES NADA Y LO HACES

PARA NO TRABAJAR.

HARTO DE LAS TARUGADAS

DE PLUTARCO Y GABY,

QUE PARECEN HIJOS DEL GORDO

Y DEL FLACO.

HARTO DE QUE MARTINA SEA

UNA FRESA FRUSTRADA.

ABORTO DRBD MIRA NADA MÁS.

HARTO TAMBIÉN DE LA AHIJADA

DE MI PAPÁ, BAJADA DEL CERRO

A TAMBORAZOS.

MÍRALA, MÍRALA.

LA FRIDA KAHLO DE CERA.

Y HARTO TAMBIÉN DEL ALDOLFO,

DEL DAVID BISBAL

DE LA PANTITLÁN, QUE SE LA PASA

PRESUMIÉNDOME QUE NACIÓ

DETRÁS DE UNA PORTERÍA

DEL ESTADIO AZTECA,

EN UN JUEGO DE LOS PUMAS,

PTERODÁCTILO UNIVERSITARIO.

FÓSIL PELOS DE TOLE.

YO NO SÉ QUÉ HACER,

PARA QUE ESTA FAMILIA

ESTÉ MEJOR.

DIOS MÍO, NUNCA VEMOS

EN ESTA CASA,

ESTÁ MUY CHIQUITA, SEÑOR.

ESTÁ MÁS CHIQUITA ESA CASA

QUE UNA VERRUGA DE MARGARITO.

[TELÉFONO]

SEÑOR, SI NO ME AGARRASTE

PARA HACER UN EXPERIMENTO TUYO

PARA DEMOSTRAR LO INFELIZ

QUE PUEDE SER UN SER HUMANO.

MÁNDAME UNA SEÑAL CHIQUITA,

OH, MI CIELO.

TECLA: PATRÓN, DESDE LA TELE

LE LLAMAN.

PLÁCIDO: YA NO ESTOY

PARA ESAS COSAS, CUELGA, TECLA.

TECLA: QUE DICE QUE ES

DEL ESTEBAN ARCE, QUE LE QUIERE

REGALAR UNA CASA.

PLÁCIDO: AY, DILE QUE NO ESTÉ

MOLESTANDO, QUE SE VAYA

MUCHO A LA--

¿UNA CASA?

¿BUENO?

TELEVISIÓN: HOLA,

SOY ESTEBAN ARCE, DEL PROGRAMA

"LA CASA DEL MILLÓN".

Y USTED ACABA DE SER ELEGIDO

PARA GANARSE LA CASA.

PLÁCIDO: ¿ME GANÉ UNA CASA?

Por: Medio Tiempo
publicado: May 19, 2015 | 11:12 AM EDT
Plácido ya no puede más y comienza a quejarse porque todos viven apretados en una pequeña casa, de repente recibe una llamada inesperada.
         
publicidad