publicidad
Dan la bienvenida oficial al Papa Francisco en México galavision-logo.svg

Dan la bienvenida oficial al Papa Francisco en México

Dan la bienvenida oficial al Papa Francisco en México

En Palacio Nacional, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que México quiere al Papa por su "sencillez, bondad y calidez".

Papa Francisco México, Palacio Nacional

El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa, la Primera Dama Angélica Rivera, dieron la bienvenida oficial al Papa Francisco en Palacio Nacional, el recinto más importante del país.

Papa Francisco México, Palacio Nacional

En horas de la mañana, el Sumo Pontífice hizo un recorrido desde la Nunciatura Apostólica hasta el Zócalo de la Ciudad de México; en las calles ya se congregaban cientos de personas que esperaban ver al Obispo de Roma en su paso.

Papa Francisco México, Palacio Nacional


En un mensaje emitido ante invitados especiales en Palacio Nacional, el Presidente Peña reconoció el trabajo del Papa Latino y lo llamó ‘ Papa Reformador’ por “llevar a la iglesia católica al encuentro con la gente”.

“México lo quiere por su sencillez, bondad y calidez”.

Por su parte, el Papa Francisco reiteró su intención de estar frente a la Virgen de Guadalupe y rendir a homenaje a “una tierra rica en cultura, historia y diversidad”.

“Me dispongo a recorrer este hermoso y gran país como misionero y peregrino que quiere renovar con ustedes la experiencia de misericordia”.


Papa Francisco México, Palacio Nacional


Relacionado
Papa Francisco en México
El Papa Francisco llegó a México
El Sumo Pontífice arribó al aeropuerto de la Ciudad de México luego de su escala en Cuba
publicidad
publicidad
El papa Francisco se refirió en su tradicional mensaje de pascua a la necesidad de construir puentes de diálogo que frenen la violencia en diferentes partes del mundo, entre ellas América Latina. El pontífice abogó por erradicar los conflictos armados, ataques terroristas, hambrunas y regímenes opresivos. El jefe de la iglesia católica tampoco pasó por alto la terrible situación que se vive en Siria.
El jefe de la iglesia católica presidió el tradicional rito del viacrucis en el Coliseo Romano, tras el cual hizo mención de los niños asesinados con bombas químicas en Siria, y los cristianos masacrados en dos iglesias egipcias.
Los creyentes en Cristo recodaron el sacrificio de Dios hecho hombre, la muerte y crucifixión de Jesús por el perdón. En Roma, México, Chicago y el resto del mundo católico.
El pontífice los animó a ayudar a sus compañeros de celda porque, según dijo, eso también es una forma de amar.
publicidad