publicidad
Jennifer O'Neill exige a la estrella del pop el pago de 380.000 dólares por las horas extra que tuvo que dedicarle mientras trabajaba para ella, al tiempo que reclama acceso a una serie de fotos ínti...

Lady Gaga, demandada por su exasistente

Lady Gaga, demandada por su exasistente

Jennifer O'Neill exige a la estrella del pop el pago de 380.000 dólares por las horas extra.        

Jennifer O'Neill exige a la estrella del pop el pago de 380.000 dólares...
Jennifer O'Neill exige a la estrella del pop el pago de 380.000 dólares por las horas extra que tuvo que dedicarle mientras trabajaba para ella, al tiempo que reclama acceso a una serie de fotos ínti...

Jennifer O'Neill exige a la estrella del pop el pago de 380.000 dólares por las horas extra que tuvo que dedicarle mientras trabajaba para ella, al tiempo que reclama acceso a una serie de fotos íntimas de la cantante que, a su juicio, constituyen una prueba fundamental para un hipotético proceso judicial.

Sin embargo, Gaga se niega a desvelar en público unas instantáneas que fueron tomadas recientemente por el prestigioso fotógrafo Terry Richardson y que califica de 'privadas y personales', un argumento que su antigua empleada rechaza por la tendencia de la artista a airear sus intimidades en los medios de comunicación.

"Lady Gaga no tiene a estas alturas ningún derecho a proteger su intimidad, teniendo en cuenta las bizarras exhibiciones públicas que ha llevado a cabo últimamente. Nadie como ella ha vendido su vida privada y se ha expuesto al mundo en estos últimos años", reza la declaración judicial emitida el pasado viernes por el abogado de O'Neill.

publicidad

El álbum de fotos que la diva trata de ocultar contiene una serie de imágenes en la que su torso aparece desnudo y en las que la cantante posa de forma provocativa, un trabajo artístico que recuerda al polémico libro de fotos eróticas que su rival Madonna publicó en el año 1992.

Aunque el intento de su antigua empleada por hacer públicas estas instantáneas pueda parecer oportunista, ella alega que estas demuestran de forma irrefutable los abusos cometidos por Gaga durante el tiempo que estuvo a su servicio, una etapa en la que O'Neill tuvo que atender todo tipo de exigencias por parte de la estrella.

"Siempre tenía que estar preparada para ofrecerle agua, café o cualquier producto que necesitara, trabajando a veces las 24 horas del día. Fue una experiencia demasiado absorbente, y estaba vinculada a la señorita Germanotta hasta el punto de que a veces actuaba como su despertador personal. Durante las sesiones de fotos, tenía que estar siempre a su lado, lista para complacer cualquier capricho que se le antojara", explicó la asistente según el diario The New York Post.

Por su parte, Gaga ha rechazado tales acusaciones y argumenta que la publicación de las imágenes es totalmente "irrelevante" para el caso, según han afirmado sus representantes legales.

publicidad
publicidad
promo redes uforia

SÍGUENOS

Encuentra más de tus Artistas en Uforia Music