publicidad
Los viajes de turismo a Cuba no están todavía autorizados en la legislación actual de los EE.UU. No obstante, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés Office of Foreign Assets Control) del Departamento del Tesoro ha publicado licencias generales para 12 categorías de viaje.

Mojitos y actividades culturales: una de las combinaciones para ir a Cuba y cumplir con la ley

Mojitos y actividades culturales: una de las combinaciones para ir a Cuba y cumplir con la ley

Una categoría de viajes individuales a Cuba llamada “Apoyo para el pueblo cubano” es la vía para que un estadounidense pueda ir a la isla y tomarse un mojito sin ningún problema. A propósito de la implementación de las medidas del gobierno de Trump, te explicamos lo que está permitido y lo que no a la hora de viajar.

Los viajes de turismo a Cuba no están todavía autorizados en la legislac...
Los viajes de turismo a Cuba no están todavía autorizados en la legislación actual de los EE.UU. No obstante, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés Office of Foreign Assets Control) del Departamento del Tesoro ha publicado licencias generales para 12 categorías de viaje.

MIAMI, Florida.- Desde el jueves 9 de noviembre empezaron a regir las medidas anunciadas por el presidente Trump en junio para evitar que el dinero de los ciudadanos estadounidenses vaya a parar a instituciones militares, de Inteligencia o servicios de seguridad en la Isla.

Sin embargo, casi una semana después del anuncio, las redes sociales han estado colapsadas por norteamericanos que no saben qué se puede hacer y qué no ahora en Cuba. Univision Noticias se responde a las preguntas más frecuentes: ¿Se puede ir o no como turista? ¿Qué pasa si voy en un viaje de estudio y la universidad me aloja en un hotel "prohibido"? ¿Y si me ven tomando un ron mientras estoy en una salida académica?

publicidad

La última vía

Giancarlo Sopo, presidente de la Fundación CubaOne y ejecutivo de relaciones públicas, habló con Univision Noticias para entender si existe una vía legal para que los americanos entren a Cuba. Sopo explicó que desde hace unos años existe una categoría de viajes individuales a Cuba llamada “Support for the Cuban People” (Apoyo para el pueblo cubano). Típicamente, esto se interpretaba como viajar a Cuba para brindarle apoyo a grupos de derechos humanos, activistas políticos, instituciones religiosas y obras humanitarias.

Un turista estadounidense posa para una instantánea entre dos cubanos ve...
Un turista estadounidense posa para una instantánea entre dos cubanos vestidos con atuendos típicos en una calle de La Habana Vieja, el 18 de septiembre de 2015. Estados Unidos anunció el viernes la eliminación de numerosas restricciones legales sobre el comercio bilateral con Cuba, los viajes a ese país y la operación de las empresas estadounidenses, así como eliminar los límites a ciertos tipos de remesas.


"En los últimos días, ha habido mucha confusión y varios medios han reportado que los estadounidenses ya no pueden viajar a Cuba de forma independiente. Esto es incorrecto. Cualquier persona puede comprar un boleto aéreo, optar por “Support for the Cuban People” y diseñar un itinerario que se centre en el sector privado", cuenta Sopo.

¿Cómo cumplir con esto? El estadounidense debe hospedarse en una casa particular (o Airbnb) y generalmente debe enfocar sus actividades en patrocinar los esfuerzos cuentapropistas e interactuar con cubanos.

"Esto puede ser tan simple como conversar con su huésped sobre un desayuno; tomar una clase de salsa y conversar con el instructor; almorzar en un restaurante privado; y caminar las calles de la Habana Vieja con un arquitecto local como su guía", aclara Giancarlo. "Las regulaciones requieren que estas actividades ocupen un horario de tiempo completo y que el viajero mantenga un archivo de su itinerario por cinco años, lo cual siempre fue un requisito, incluso bajo la administración de Obama".

publicidad

Eso sí, recalca el presidente de CubaOne, lo que uno no puede hacer con esta licencia es encerrarse en un hotel y pasarse el día en la playa sin hablar con nadie. Pero la inmensa mayoría de los viajeros estadounidenses no hacen esto. Por lo tanto, “Support for the Cuban People” es la categoría apropiada para quienes quieran ir a Cuba independientemente, sin una guía y participar en actividades culturales e interactuar con el pueblo.

La rara situación de Airbnb

La idea de negocio de los cubanos que alquilaban sus casas a estadounidenses a través de Airbnb no ha llegado a su fin, por lo menos hasta ahora. En 2016, más del 12% de los estadounidenses que viajó a Cuba se alojó en lugares que buscaron por esta plataforma, según un informe de la empresa de alojamientos a particulares y turísticos.

En la fotografía, los turistas caminan al lado de una casa con una habit...
En la fotografía, los turistas caminan al lado de una casa con una habitación privada en alquiler en La Habana, el 10 de febrero de 2017, cuando aún las medidas de Trump no estaban en vigor.


Univision Noticias conoció las ganancias de Airbnb Cuba desde su llegada en abril de 2015 a la isla: los propietarios de las 22.000 viviendas cubanas inscritas en la plataforma -13.000 de ellas en La Habana- han ganado casi 40 millones de dólares. En total, unos 560.000 turistas han buscado alojamiento en Cuba por medio de Airbnb en estos más de dos años.

Según las medidas del gobierno de Trump, los estadounidenses que quieran alquilar una habitación en una residencia privada cubana (Airbnb) lo pueden hacer bajo la categoría de “apoyo al pueblo cubano”.

Sin embargo, los estadounidenses que se acojan deben comprometerse, como lo ordena la Embajada de Estados Unidos en Cuba con fines humanitarios y asistencia de derechos humanos, a fin de cumplir con los requisitos de un horario de tiempo completo.

publicidad

Se vuelven a cerrar los resquicios

Carlos Díaz Rosillo, director de políticas públicas y coordinación de agencias de la Casa Blanca, se reunió con la comunidad cubana el 10 de noviembre en Miami, para desmentir algunos de los comentarios que han estado girando en torno a la decisión de los departamentos del Tesoro, Comercio y Estado, sobre la aplicación de las medidas.

Sí, se cierran los resquicios que facilitaban los viajes de estadounidenses a Cuba, pero eso no es algo nuevo: legalmente desde 1962 ningún americano podía ir a Cuba como turista. De acuerdo a la implementación de las medidas de Trump, las visitas solo pueden autorizarse dentro de 12 categorías, entre ellas motivos familiares, educativos, de investigación o de apoyo al pueblo cubano. Sin embargo, si usted viaja a Cuba cumpliendo cualquiera de estas categorías, puede aprovechar su estadía para conocer la isla, siempre y cuando lo reporte en su itinerario de viaje.

En esta foto de archivo del 21 de marzo de 2016, el presidente cubano Ra...
En esta foto de archivo del 21 de marzo de 2016, el presidente cubano Raúl Castro, derecha, levanta el brazo del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, al concluir su conferencia de prensa conjunta en el Palacio de la Revolución, en La Habana, Cuba.


En su discurso, Rosillo fue claro en que Estados Unidos no tiene planeado estar detrás de cada americano que pisa suelo cubano y mucho menos enviar a la Central Intelligence Agency (CIA, por sus siglas en inglés) a vigilar en la puerta de cada hotel que tiene restricciones, para comprobar si un ciudadano estadounidense entra.

Pero advirtió que sí habrá sanciones para aquellos que se salten las normas. "La gente no puede ir a hacer turismo a La Habana como lo hacía hace varios meses", recalcó Díaz Rosillo haciendo referencia a la política de acercamiento a Cuba de implementada por Obama en la que "fueron más flexibles" con los requisitos para visitar la isla. Por ejemplo: si usted argumentaba que iba a Cuba a conocer la historia de cómo se creó el ron, lo aceptaban. Ahora ya no.

publicidad


"Pero si nos enteramos de que un norteamericano se quedó en un hotel controlado por los militares tendrá sanciones, de la misma manera que esperamos que la gente llene correctamente su planilla con su declaración de impuestos y si nos enteramos de que no es así, hay penalizaciones", recalcó el director político de la Casa Blanca.

Ojos por todos lados

A su vez, un punto que inquietó a más de uno es que el gobierno de Estados Unidos confiará en la palabra de los medios de prensa y de las personas de a pie que quieran denunciar a alguna persona que presuntamente haya violado las leyes. Luego de la denuncia, los departamentos asignados llevarán la investigación y si llega a ser verdad, habrán consecuencias legales.

El asesor presidencial instó a todas las personas a hacer aportes a las listas de entidades sancionadas por el gobierno de EEUU.

"Si piensan que falta algo para adicionar en la lista de entidades de los militares, díganlo. Se investigará y los departamentos ( Estado, Tesoro y Comercio) tomarán las medidas necesarias”, concluyó Carlos Díaz.

¿Listo para comprar el tiquete? Despacito...

Si usted quiere llegar a la isla caribeña por motivos educativos tendrá que hacerlo bajo el auspicio de una organización en Estados Unidos y tendrá que estar acompañado en su viaje por alguna persona de dicha entidad, salvo que usted sea integrante de ella.

publicidad

Además, deberá entregar un itinerario de actividades donde explique dónde se va a alojar, enumerar los restaurantes donde va a comer y si tiene planeado hacer algún tipo de turismo.

Si usted es un hombre creyente y busca abrir una iglesia en Cuba, no va a tener ningún problema. Eso sí, no podrá hacer negocios con una empresa inmobiliaria cubana que haya sido vetada por el Departamento del Tesoro. En cambio, puede ir buscando mano de obra autorizada.

Los cubanoamericanos

Originalmente, los cubanoamericanos que quieren viajar a Cuba para visitar a sus familiares o les envían remesas a sus seres queridos no se verán afectados por las medidas del Tesoro.

Sin embargo, si los cubanoamericanos son funcionarios o miembros del Partido Comunista tienen que cumplir con los reglamentos que prohíben hospedaje en hoteles militares y evitar ciertas entidades. Pero por regla general, actualmente disfrutan de todos los mismos derechos que tuvieron bajo el período del presidente Obama.

Turistas caminan por una calle de La Habana, el 15 de junio de 2017.
Turistas caminan por una calle de La Habana, el 15 de junio de 2017.


"El cubano o hijo de cubanos que viva en Estados Unidos puede continuar visitando y ayudando a sus familiares con la frecuencia que quiera", asegura Giancarlo Sopo.

Para Giancarlo Sopo, las nuevas medidas deben aumentar el comercio con el sector privado de la isla, ya que la intención es desviar a los viajeros estadounidenses a entidades no estatales, pero cree que en la práctica el mensaje no ha sido comprendido por la mayoría. "Esto se debe, en gran parte a la retórica de la propia Casa Blanca y también muchos medios han malinterpretado los reglamentos", dijo.

Sopo espera que el gobierno de Cuba adopte políticas económicas más flexibles y expanda el sector privado para atraer mayor inversión extranjera que mejore la calidad de vida de sus ciudadanos. "Dudo que las medidas de Trump conduzcan a eso ya que La Habana está acostumbrada a navegar sanciones estadounidenses y son expertos en utilizarlas como las excusas perfectas por sus propias deficiencias", reconoció.

En fotos: así se vivió el anuncio de Trump sobre Cuba en Miami
Reacciones sobre los impedimentos de Donald Trump a viajes y negocios con Cuba Univision
publicidad