publicidad
Álvaro Calistro, cultivador de la Red de Usuarios de Drogas y Cultivadores de Cannabis del Uruguay.

Uruguay, país de la marihuana

Uruguay, país de la marihuana

Uruguay es el primer país del mundo en legalizar la compraventa y el cultivo de marihuana y cambia el paradigma de la política de drogas en la región. 

Álvaro Calistro, cultivador de la Red de Usuarios de Drogas y Cultivador...
Álvaro Calistro, cultivador de la Red de Usuarios de Drogas y Cultivadores de Cannabis del Uruguay.

Por María Sanz

Uruguay se ha convertido en el primer país del mundo en legalizar la compraventa y el cultivo de marihuana. La nueva norma se concibe como un experimento que cambia el paradigma de la política de drogas en la región.

+++ Uruguay se distancia así de la política prohibicionista imperante en el mundo, y avanza hacia un polémico experimento de control estatal de los procesos de producción y distribución de drogas.

+++"La marihuana de curso legal supondrá una competencia desleal para el narcotráfico. A igualdad de precio, se estará ofreciendo por cauces legales un producto orgánico, de buena calidad y sin que haya sido adulterado", declaró a Efe Julio Rey, consumidor y productor de cannabis y coordinador de la Movida Cannábica del departamento uruguayo de Florida.

publicidad

+++ La ley establece que esta marihuana legal se expenderá en farmacias, en una cantidad no superior a los 40 gramos al mes por cada usuario, que deberá ser uruguayo o residente legal en el país y figurará en un registro como consumidor.

Numerosos interrogantes se abren a partir de la legalización del cultivo de marihuana en Uruguay, entre ellas cómo van a regularse los procesos de producción y distribución de la sustancia con fines recreativos.

Cuando el pasado 10 de diciembre el presidente del Senado uruguayo Danilo Astori dio por aprobado el proyecto de ley que regula la compraventa y cultivo del cannabis, el pequeño país sudamericano se convirtió en un pionero en el mundo.

"Han sido dieciséis votos de senadores por la afirmativa, y trece por la negativa. Queda aprobado el proyecto legislativo", dijo Astori, frase que quedó ahogada por un estallido de júbilo entre los centenares de personas que, dentro y fuera del Parlamento uruguayo, se felicitaba y festejaba, conscientes de estar presenciando un paso histórico.

Uruguay se distancia así de la política prohibicionista imperante en el mundo, y avanza hacia un polémico experimento de control estatal de los procesos de producción y distribución de drogas.

De perseguidor a productor

Desde hace más de cuarenta años el consumo personal de cualquier tipo de drogas, incluyendo la marihuana, no está penalizado en Uruguay. Sin embargo, sí era ilegal comprar o vender estas sustancias, con lo que el Estado atacaba las vías de acceso, pero no a los consumidores.

publicidad

Con la nueva regulación de la marihuana, el Estado no solo deja de castigar el comercio de esta droga, sino que pasa a gestionar su mercado. Mediante el Instituto de Regulación y Control del Cannabis, el Gobierno tendrá la potestad de emitir licencias para los productores de esta sustancia, ya sea con fines farmacéuticos, recreativos o industriales.

Este modelo busca servir de alternativa al narcotráfico, al que se arrebata una parte de su mercado, y persigue además la reducción de daños en los consumidores: con una marihuana que pase por controles de calidad, se evitará en teoría que el usuario recurra a productos del mercado negro, frecuentemente adulterados con otras sustancias que los hacen aún más nocivos para la salud.

"La marihuana de curso legal supondrá una competencia desleal para el narcotráfico. A igualdad de precio, se estará ofreciendo por cauces legales un producto orgánico, elaborado solo a base de flores de cannabis, de buena calidad y sin que haya sido adulterado", declaró a Efe Julio Rey, consumidor y productor de cannabis y coordinador de la Movida Cannábica del departamento uruguayo de Florida.

De la "boca" a la farmacia

La ley establece que esta marihuana legal se expenderá en farmacias, en una cantidad no superior a los 40 gramos al mes por cada usuario, que deberá ser uruguayo o residente legal en el país y figurará en un registro como consumidor.

publicidad

Sin embargo, esta iniciativa es vista con recelo por los propios farmacéuticos, que consideran que sus establecimientos no son los indicados para dispensar drogas recreativas como la marihuana.

Surge, además, el interrogante de si algunos de los consumidores habituales de marihuana, especialmente quienes se encuentren en riesgo de exclusión social, abandonarán las "bocas" (puntos de venta ilegal de drogas) para acercarse a las farmacias a conseguir la sustancia.

Para competir directamente con el narcotráfico, la marihuana legal manejará unos precios similares a los del mercado negro, costando alrededor de un dólar cada gramo de la droga.

"No entiendo cómo van a conseguir vender marihuana de calidad a un dólar el gramo, cuando en Ámsterdam la misma cantidad de yerba de características similares cuesta cerca de quince o dieciséis euros", comentó a Efe Juan "Guano", cultivador de cannabis que regenta el primer "growshop" aparecido en Uruguay, un comercio que vende abonos, fertilizantes y todos los utensilios para el cultivo de cannabis, excepto las semillas de la planta.

Algunos críticos plantearon además que se limitase el contenido de THC (tetrahidrocannabinol), el principio psicoactivo de la planta, ofreciendo entonces una "marihuana ultra light" que minimizaría los efectos de su consumo.

"Controlar el porcentaje de THC presente en la marihuana me parece bien para la que se saca al mercado por parte del Estado. Pero si alguien quiere algo más fuerte, ya se encargará de cultivárselo", dijo a Efe Agustín, gestor del "growshop" online Delaplanta.

publicidad

De la clandestinidad a la organización

El autocultivo de cannabis es precisamente otro de los puntos novedosos de la nueva norma, que permitirá poseer un máximo de seis plantas por persona, con una cosecha de hasta 480 gramos anuales.

"Llevo unos ocho o diez años cultivando. Siempre quise cultivar, pero cuando éramos jóvenes pensábamos que no se podía plantar en el Uruguay por el clima. Creíamos que la marihuana crecía en Jamaica... Y en Uruguay la única yerba que se conocía era el faso prensado (lote de yerba adulterada), pero nadie sabía que se podía plantar", recordó Agustín.

Según relató, el cultivo doméstico de cannabis entró en auge después de que la primera generación de uruguayos que emigraron a Europa a raíz de la crisis económica de comienzos de la década pasada regresara a su país.

"Los que se marcharon a España para trabajar conocieron allá los clubes de cannabis, se informaron y aprendieron a cultivar, y al volver aquí lo pusieron en práctica", afirmó.

Este tipo de asociaciones también serán legales en Uruguay bajo la forma de clubes de membresía, de entre 15 y 49 integrantes, que podrán custodiar un máximo de 99 plantas.

"En un principio queríamos asociarnos como cooperativas agrícolas de cultivadores de cannabis. Ahora estamos planteando fundar la Federación de Cannabicultores del Uruguay, para agrupar a productores de todo el país", explicó Álvaro Calistro, que mantiene un cultivo grupal en su vivienda en un barrio periférico de Montevideo.

publicidad

Para este plantador, detenido hace un año por cultivar cannabis, la legalización de la producción de la marihuana supone que los productores "pierdan el miedo a las redadas y dejen de temer las denuncias y la persecución de la policía".

De consumidores a activistas

Si los cultivadores de marihuana vivían con el miedo a ser detenidos por mantener sus plantaciones clandestinas, los usuarios de cannabis se han enfrentado durante años a los estereotipos que rodean al consumo de esta droga.

"Con esta ley se supera la criminalización y se rompe con el estigma hacia los consumidores", aseguró Milagros Gallero, portavoz de la Red de Usuarios de Drogas y Cultivadores de Cannabis de Uruguay (RUDCCU).

Gallero consideró además que la regulación de la marihuana en el país es "una gran victoria del movimiento cannábico" que, según detalló, partió hace cuatro años de diversas organizaciones de base en todo el territorio uruguayo.

Uno de los hitos más importantes de este movimiento fueron las acciones del Amanecer Verde, en las que varias asociaciones se coordinaron para plantear una reivindicación: la legalización del autocultivo.

"Fue muy importante porque anuló el desencanto que muchas personas sentían hacia la política, y convirtió a muchos ciudadanos en activistas", recordó Julio Rey.

publicidad

De este modo, la marihuana fue perdiendo el halo de marginalidad que envuelve a casi todas las drogas, hasta que se transformó en el centro de un debate político y parlamentario que culminó el 10 de diciembre.

Ese día, una marea de personas vestidas de color verde llegó hasta el Palacio Legislativo de la capital uruguaya, se extendió por las escalinatas y las columnas de acceso al edificio, y lo rodeó pacíficamente y en un ambiente festivo.

Por primera vez se sentían protagonistas lo que se discutía dentro de la Cámara. Por primera vez percibían que su país estaba marcando una diferencia con el resto del mundo, y quién sabe si no estaría también estableciendo una pauta internacional para un futuro próximo.

publicidad
publicidad
Martha Gil De Montes, portavoz de la tienda por departamentos Macy's, presenta las tendencias para esta temporada de otoño, perfectas para padres e hijos durante la cena de Thanksgiving.
En un minuto también te informamos que el día comenzó con algo de frío y se esperan vientos del norte con ráfagas de 15 millas por hora. Para el mediodía los termómetros subirán a los 60 grados y promediando la tarde el pronóstico es de cielo despejado y máximas de 67 grados.
En un minuto también te informamos que los fuertes vientos habrían causado el desplome de varios andamios en el bajo Manhattan dejando seis personas heridas. Entre tanto, el Centro para Refugiados de América Central demandará a la la policía del Nassau por, supuestamente, violar leyes estatales al arrestar inmigrantes bajo órdenes de ICE.
Raúl Brindis reflexiona sobre la belleza de ser humano, no sobre la apariencia física sino la belleza interior de cada uno.
publicidad