publicidad
Sofía Loren

Sofía Loren se siente profundamente feliz

Sofía Loren se siente profundamente feliz

Sofía Loren se siente profundamente feliz

Sofía Loren
Sofía Loren

Galardonada con el máximo reconocimiento artístico de Japón

Tokio, 12 oct (EFE).- Sofía Loren, primera actriz galardonada con el máximo reconocimiento artístico de Japón, aseguró hoy en Tokio que la vida le ha dado lo que siempre quiso y que, a sus 76 años, aún se pregunta qué hará "cuando sea mayor".

Exuberante, con un ajustado traje chaqueta que dejaba ver su espléndido escote, Sofía Loren se presentó hoy ante la prensa con motivo del galardón "Praemium Imperiale", que recogerá mañana de manos del príncipe Hitachi, hermano del emperador Akihito.

"Este premio resume de una forma hermosa todo mi trabajo, todos los valores que me inspiraron a lo largo de mi carrera. Eso me hace profundamente feliz", dijo la actriz, que este año comparte el prestigioso premio con otros dos italianos: el pianista Maurizio Pollini, en música, y Enrico Castellani, en la de pintura.

publicidad

En la categoría de escultura fue galardonada la artista alemana Rebecca Horn y el japonés Toyo Ito en la de arquitectura.

Todos ellos estuvieron en la presentación de hoy, aunque fue la estrella italiana, con su glamour, sus movimientos cuidados y sensuales y su imponente presencia la que acaparó la mayoría de los flashes.

Que quería llegar a lo más alto Sofía Loren lo tenía claro desde muy pequeña: "Cuando iba al colegio escribí en un cuaderno lo que quería ser: Sofía Scicolone (su nombre real), vas a ser una gran estrella, decía. La vida me ha dado la posibilidad de tener lo que siempre quise", afirmó, en una rueda de prensa ya en solitario.

En su éxito jugó un papel fundamental su descubridor y el que sería su esposo durante 50 años: Carlo Ponti, el gran amor de su vida, padre de sus dos hijos y un hombre "inteligente y listo, muy sensible y artístico. Nos quisimos mucho", rememoró en perfecto inglés.

Pero la pareja por la que pasará a la historia en el mundo del celuloide es sin duda Marcello Mastroianni, con quien rodó películas tan inolvidables como "Matrimonio a la italiana" (1963) a las órdenes del director que la encumbró, Vittorio de Sica.

"Trabajé con Marcello durante catorce años de mi vida. Hacíamos una pareja maravillosa. Era bonita y creíble para la gente, que se podía identificar con ella. Fueron años increíbles", dijo la italiana, que señaló que su carrera despegó "gracias a todas las películas que he hecho con De Sica y Mastroianni".

publicidad

"Yo no nací una dama -explicó-; era solo una chica muy pobre de Pozzuoli", el pueblo cerca de Nápoles en el que creció. Y ahora, pese a su espectacular físico y a estar consagrada como una leyenda viva del cine italiano, asegura que no se ve como un "icono de estilo".

"Cada vez que leo que dicen algo así me quedo muy sorprendida", reflexionó, antes de ahuecar con movimientos precisos y algo de picardía su melena caoba. Y continuó: "No lo sé, quizá represento el símbolo de la mujer de hace un tiempo, una madre, una familia, un trabajo, muy ligada a un núcleo familiar".

El de la familia fue un tema muy presente durante toda la rueda de prensa, en la que admitió que uno de los papeles más difíciles de su vida ha sido interpretar este año a su propia madre, Romilda, en una miniserie para la televisión italiana inspirada en la vida de los Scicolone.

"Intenté ser tan correcta como pude, dar sentimiento a ese papel. Fue uno de los papeles más difíciles para mí emotivamente", señaló la actriz italiana, que ha recogido innumerables premios durante una carrera de seis décadas, entre ellos el Oscar en 1961 por "Dos mujeres" de Vittorio de Sica.

Aunque quizás se embarque en una continuación de ese telefilme, la actriz indicó no tener "ni idea" de sus próximos proyectos: "Depende de las historias que te ofrezcan, por supuesto de la edad y de si el papel encaja".

publicidad

Y entre risas, añadió: "¡Yo todavía no sé que voy a hacer cuando sea mayor!".

Pero también dejó claro que para ella, que pasa buena parte del año en Suiza apartada de las cámaras, en la vida hay mucho más. "La vida es bonita y no es solo hacer películas. Es sacar lo que tengas dentro, lo que hagas con la familia, con los niños... tantas otras cosas bonitas sobre las que la gente habla muy poco".

La estrella italiana cerró su presentación en Tokio entre aplausos y con una recomendación: "Si realmente quieres algo en la vida, tienes que tratar de alcanzarlo cada vez que te levantas por la mañana. Si no es hoy, quizá será mañana. O quizá nunca. Pero a veces eso pasa. Y es lo que hice".

publicidad
publicidad
Al haber pasado los efectos de un frente frío, este sábado tendrá condiciones muy agradables, con máximas de 62 grados.
Lisandro es un joven que estudia y sirve como árbitro en categorías infantiles de la comunidad. Además, tiene el sueño de emprender su negocio propio.
Las familias beneficiarias son de bajos recursos y es una iniciativa por parte de este departamento para acercarse a la comunidad.
A partir de 2020, la licencia de manejo deberá tener las especificaciones del gobierno federal y el trámite será más estricto.
publicidad