publicidad
Cody Ross con el uniforme de los Marlins

Ross pasó de transferible a ser el MVP

Ross pasó de transferible a ser el MVP

Ross pasó de transferible a ser el Jugador Más Valioso de la Nacional

Cody Ross con el uniforme de los Marlins
Cody Ross con el uniforme de los Marlins

Redacción EE.UU., 24 oct (EFE).- El jardinero Cody Ross llegó a los Gigantes de San Francisco como un descarte de los Marlins de Florida, dos meses después se ha convertido en el Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional al ganarla su nuevo equipo por 4-2 a los Filis de Filadelfia.

Ross que compartió con el dominicano José Guillén el puesto de jardinero durante el último mes la temporada regular, al final iba a ser el preferido por el manejador de los Gigantes, Bruce Bochy, para la competición de octubre y su aportación decisiva le dio la razón.

Ross, de 29 años, pasó de ser un descarte a la cima de la fase final, donde nadie pensaba que pudiese ser no sólo la estrella sino decisivo como lo fue para que los Gigantes puedan estar en su cuarta Serie Mundial desde que en 1958 se trasladaron a San Francisco.

publicidad

Desde el inicio de la serie de división contra los Bravos de Atlanta produjo a la hora buena y eso le hizo merecedor del premio de MVP y llegar al "Clásico de Otoño" como el bateador a tener en cuenta.

Los Gigantes se fijaron en Ross cuando los Marlins lo pusieron en la lista de transferibles y el 22 de agosto lograron conseguir sus servicios.

Ross no estaba seguro de cuál sería su papel en los jardines de San Francisco, donde había buenos peloteros, productivos y seguros como Guillén, que también había sido fichado por los Gigantes en un traspaso anterior con los Reales de Kansas City.

Pero encontró su camino a la alineación, bateando .350, con seis extrabases, y ahora va a patrullar el jardín derecho en el primer partido del Clásico de Octubre el miércoles por la noche en el AT&T Park, de San Francisco, cuando se enfrenten a los Vigilantes de Texas, campeones de la Liga Americana.

Ross fue una sorpresiva fuente de poder en el ataque de los Gigantes, bateando los primeros tres jonrones del equipo en la serie.

El nuevo MVP botó la pelota dos veces al abridor estelar de los Filis, Roy Halladay, en el primer partido y añadió un toletazo solitario ante Roy Oswalt en el segundo.

En el tercer duelo bateó un sencillo impulsor que rompió el empate.

En el encuentro decisivo el sábado, Ross bateó un doblete contra Oswalt, para extender su racha.

publicidad

Ross, que una vez soñó con participar en rodeos, tendrá que ayudar a dominar a los Vigilantes si quiere ayudar a los Gigantes a ganar su primer título de la Serie Mundial desde 1954, cuando el equipo estaba en Nueva York.

Una misión que no será nada fácil y más si en el montículo va a estar el zurdo Cliff Lee, que silencio por completo nada menos que a la artillería pesada de los Yanquis de Nueva York.

Para un jugador que fue desechado por los débiles Marlins, Ross no podría haberse imaginado una mejor situación y sobre todo rendimiento en el diamante.

El batallador pelotero remolcó tres carreras en la serie contra los Bravos y encabeza a todos los jugadores en la postemporada de este año, con cinco producidas para dar la ventaja a su equipo.

Sus seis extrabases en la serie de campeonato de la Liga Nacional (tres jonrones, tres dobles) le ponen segundo en la historia de esos duelos, detrás del ex receptor boricua Javy López, que tuvo siete en 1996 con los Bravos.

"Es increíble lo que hemos conseguido todo el equipo y para mi el hecho de llegar a la Serie Mundial es un sueño hecho realidad, pero si además recibo este premio es lo más grande", declaró Ross. "Ahora tengo que hacer todavía mucho mejor las cosas para ayudar al equipo a conseguir el título soñado por todos".

publicidad
publicidad
La hija de Jenni Rivera dice que es muy duro resistir las críticas cuando se está en el ojo público, pero nos revela el secreto para mantenerse centrada.
Secuestro
Se cree que la sospechosa, Luz María Garza, de 51 años, está rumbo a Monterrey, México, donde vive. Fue vista por última vez con su nieta Alisha Martínez sobre la calle Seneca en Victorville.
En total, fueron siete estatuillas las que se ganó el equipo de Univision 34. Entre los ganadores están Norma Roque, Annabelle Sedano, Julio César Ortiz, Diana Alvarado, Arturo Quezada, Antonio Camberos y Gabriela Cabrera.
Decenas de personas que producen ropa para grandes almacenes se manifestaron porque afirman que la empresa no les da el entrenamiento adecuado de seguridad, y exigen salarios competitivos.
publicidad