publicidad
Activistas de FLAMUR. Foto: William Cepero

Policía política amenaza a vice-presidenta de FLAMUR

Policía política amenaza a vice-presidenta de FLAMUR

Policía política amenaza a vice-presidenta  de FLAMUR en Cuba 

Activistas de FLAMUR. Foto: William Cepero
Activistas de FLAMUR. Foto: William Cepero

Santiago de Cuba, 21 de octubre.― Aimé Garcés Leiva, vice-presidenta de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales  (FLAMUR), fue citada  la semana pasada en dos ocasiones para la  sede de la seguridad del estado en la provincia  Santiago de Cuba.

“Todo esto es para  amenazarme y advertirme que de continuar  en mi actividad se tomarían medidas serias”, declaró Aimé Garcés.

“Se aproxima el mes de noviembre, fecha en que por tres años consecutivos, FLAMUR  ha entregado a la Asamblea  Nacional del Poder Popular  más  de  30 mil  firmas,  recogidas como parte de la Campaña Contra la Discriminación Económica con la Misma Moneda’’, explica.    

publicidad

“El derecho que tenemos todos los cubanos a pagar en moneda nacional en todos los establecimientos del país, es lo que me incita a continuar con esta bella labor, que no será interrumpida por amenazas, ni advertencias”, aseguró.

“Todos sabemos que estos actos  represivos forman parte de sus métodos psicológicos, para desestabilizarnos emocionalmente y  eso no lo permitiremos”, agregó.

publicidad
publicidad
La policía de Rosemont determinó que la muerte de Kenneka Jenkins fue accidental ya que "no hay evidencia que indique ninguna otra conclusión".
Alice Martínez, asistente administrativa de la institución, comunicó: "Nos enteramos de un evento inapropiado que ocurrió sin permiso después del horario escolar. Tomaremos las medidas necesarias… Estamos cooperando plenamente con las autoridades". En la reunión habrían participado estudiantes de hasta 11 años de edad.
El Feo nos habla de una dieta que ayuda a rebajar el consumo de 15 tacos diarios en “dos semanas”.
Ha pasado un mes del sismo y los residentes de dicho complejo no han podido regresar a sus hogares porque la ayuda gubernamental no llega. Delegados aseguran, además, que no hay dinero para reparar los daños y solo ofrecen una modesta ayuda para que los damnificados busquen una renta provisional.
publicidad