publicidad

Periodista independiente citado nuevamente por la Seguridad del Estado cubana

Periodista independiente citado nuevamente por la Seguridad del Estado cubana

El pasado 2 de septiembre recibí una nueva citación para la unidad policial de Infanta y Manglar, con la aclaración de “sostener entrevista”.

LA HABANA, CUBA - El pasado 2 de septiembre recibí una nueva citación para la unidad policial de Infanta y Manglar, con la aclaración de “sostener entrevista”.

No sé si recuerdan que el pasado 17 de agosto, Magaly Norvis Otero y yo ya habíamos permanecido unas tres horas en esta unidad, citados por los agentes Tamayo y Tomás que trataron de intimidarnos, amenazándonos que nos llevarían a la cárcel por continuar realizando el periodismo independiente y subir videos a internet.

En esta ocasión del día 2, se presentó Tomás y otro agente que no se identificó pero que hace dos años me interrogó en la unidad de Zanja. Las amenazas en esta ocasión fueron las mismas pero los agentes estaban enfurecidos.

Me dejaron claro que era la última ocasión que por lo menos ellos me realizaban una advertencia. Que ya me tenían listo un expediente para llevarme ante los tribunales revolucionarios por violar la Ley 88, conocida por Mordaza.

Entre las amenazas estuvo presente nuevamente que de continuar subiendo videos a internet, me encarcelarían. Esta vez se refirieron a Protestan mujeres en el capitolio de La Habana.

Amparado en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que dispone que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión, es que continúo y continuaré ejerciendo el periodismo independiente y subiendo videos a internet mientras tenga la posibilidad.

publicidad

Los agentes reiteraron que estoy atentando contra la soberanía y la seguridad nacional, y aportando elementos con los videos a potencias extranjeras que mantiene sanciones al gobierno cubano. Mencionaron a los gobiernos de la Unión Europea y de Estados Unidos.

Otros de los puntos tocados nuevamente fue que debía marcharme del país si no quería ir a prisión. Ellos alegan que si no dejo de escribir no me darán el permiso de salida (tarjeta blanca) y reitero que no dejaré de realizar la labor que hasta ahora he venido desempeñando y que me ha costado varios años de cárcel, detenciones y brutales golpizas.

Si voy a la cárcel es por abogar por la libertad de opinión y expresión no por cometer crímenes.

publicidad
publicidad
Han pasado dos meses del huracán Harvey y sus estragos aún se sienten en muchas de las comunidades de Houston. Algunas familias aún no se han podido recuperar y continúan viviendo con la preocupación de cómo hacer para recuperar sus vidas. Sin embargo, no pierden la esperanza de poder salir adelante.
Los esposos lo perdieron todo por el paso del fenómeno natural en Houston, por lo que decidieron acampar en la calle ya que los albergues, aseguran, están llenos. La familia recibió cuatro citatorios de la ciudad y no tienen como pagar las multas, por lo que podrían ir a la cárcel.
El Bitcoin, usado a nivel mundial, en su mayoría por millennials, ha tenido un crecimiento inimaginable. Las monedas digitales es un mundo donde tu cartera ahora es una aplicación móvil y donde pagas con un código. Una de las desventajas, según asesores de inversiones financieras, es que esta moneda tiene mucha volatilidad y no tiene respaldo de ningún gobierno, lo cual hace difícil recuperar el dinero en caso de algún problema.
Los seguidores hicieron largas filas e incluso acamparon desde la madrugada del sábado para poder tener cerca al jugador en la tienda Academy, oeste de Houston. El pelotero compartió, por un poco más de una hora, con toda la afición lo que fue el triunfo obtenido en la Serie Mundial.
publicidad