publicidad
Julio Iglesias

Julio Iglesias ha aprendido a cantar

Julio Iglesias ha aprendido a cantar

Julio Iglesias ha aprendido a cantar

Julio Iglesias
Julio Iglesias

Reconoce que en la primera etapa de su carrera lo hizo "muy mal"

Madrid, 12 sep (EFE).- Julio Iglesias está grabando de nuevo sus éxitos, que publicará en un disco que planea presentar en una gran gira americana, pues considera que ha aprendido a cantar "un poco en los últimos quince años" y que en la primera etapa de su carrera lo hizo "muy mal", ha confesado en una entrevista con Efe.

El lanzamiento, que se espera para el próximo mes de marzo a nivel internacional, podría recoger en torno a 46 canciones y tendría otra versión en portugués con cerca de la mitad de los temas.

"Creo que canté muy mal en los primeros 20 o 25 años de mi carrera", confiesa modestamente el artista, "como los tenistas que juegan mejor a los 27 que a los 17, yo he aprendido a cantar un poco en los últimos 15 años de mi vida".

publicidad

En su opinión, "y salvando las distancias, si Elvis tuviera 65 años y le dieran la oportunidad de repasar 40 o 50 canciones que no le gustara cómo sonaban, lo haría", por lo que Iglesias ha emprendido la labor de remezclar y "contemporaneizar" 46 temas míticos de su ingente discografía, que se compone de 38 álbumes.

"Me divorcié de Sony hace dos años y me he vuelto a casar con ella", bromea Julio Iglesias. "Yo les conté la intención que tenía de regrabar todas mis canciones, que contando todos los idiomas deben de ser unas 140 y pensaron: '¡Qué quiere hacer este loco!'".

Un matrimonio roto en un primer momento y retomado después de que los responsables de la compañía vieran lo que el artista estaba haciendo y "se enamoraran del proyecto". "Pero dormimos en camas separadas", comenta.

Este es el segundo "matrimonio" del cantante en fechas recientes, ya que el pasado mes de agosto se casó con Miranda Rijnsburger, tras más de dos décadas de noviazgo y cinco hijos en común.

"No hemos esperado tanto. Nosotros llevábamos casados desde que decidimos vivir juntos profundamente y tener hijos, y como ella no parecía poner mucho interés cuando yo se lo planteaba, pensé que no era muy importante", aclara.

"Pero los niños de repente se hacen mayores y empiezan a hacer preguntas", explica el cantante, para quien "esto sólo ha sido la formalización de una relación que ya estaba formalizada emocionalmente hace muchos años".

publicidad

Una vez se edite su disco de grandes éxitos, el cantante madrileño no descarta emprender una gira larga por EEUU y Latinoamérica en grandes estadios y con entradas a precio reducido.

A la pregunta de si esa gira pasará por España, Iglesias responde: "Cuando me inviten, pero hay que tener un disco que funcione bien".

La producción de más de la mitad del proyecto corre a cargo de Ramón Arcusa, miembro del Dúo Dinámico, con el que entre 1978 y 1996 grabó títulos legendarios como "Hey", "La vida sigue igual" o "Soy un truhán, soy un señor".

En total, el cantante español más internacional de todos los tiempos ha vendido más de 250 millones de discos y atesora más de 2.600 discos de oro y de platino, además de un Grammy al mejor cantante latino.

El madrileño, que se encuentra en estos momentos en el sur de España de vacaciones, advierte en el país una "gran confusión en las gentes. Las alternativas no son tan profundas como podían ser y el aferramiento al poder es cada día más injusto, de manera casi absolutista".

No obstante, rechaza pronunciarse sobre "si Zapatero tiene que convocar elecciones, porque es el pueblo español el que tiene la fuerza de elegir a su presidente".

Para él, más importante que la crisis económica "y temporal, existe una crisis filosófica, de falta de competencia y motivación en el mundo".

publicidad

A la pregunta de dónde se vive mejor, si en España o en América, Iglesias lo tiene claro: "En los escenarios", donde planea volver en unos pocos días, pues tiene conciertos pendientes al otro lado del mar Mediterráneo, así como ultimar los temas de su nuevo disco.

publicidad
publicidad
Los manifestantes se reunieron en cercanías del Boulevard Jefferson para protestar por la falta de acción del Departamento de Planeación de la ciudad de Los Ángeles sobre los riesgos a la salud a los que están expuestos los miembros de la comunidad.
Se espera que la temperatura máxima para los próximos días sea de 78 grados.
La Oficina de Asuntos Migratorios de Los Ángeles ofreció una charla en la que se habló sobre derechos de los inquilinos, inmigración y ciudadanía. Los oficiales de policía aseguraron que no trabajan con las autoridades de inmigración y que la ciudadanía puede acudir a ellos ante cualquier emergencia.
Los hechos sucedidos en Virginia despertaron la indignación de estos manifestantes que acudieron a la cita para rechazar los actos violentos impulsados por el racismo. Varios de los asistentes aseguraron que la administración de Donald Trump ha avivado el racismo en el país.
publicidad