publicidad
Miami

Flacco, el MVP del Súper Bowl

1 de 47
Publicidad

La gran fiesta deportiva del año en Estados Unidos, el Super Bowl de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), en su cuadragésima séptima edición, ya forma parte de la historia con los Ravens de Baltimore como nuevos campeones al vencer por 34-31 a los 49ers de San Francisco. Los pronósticos se cumplieron, los Ravens llegaron al Mercedes-Benz Super Dome de Nueva Orleans con el mejor mariscal de campo del momento, Joe Flacco, y la mejor defensa de la NFL, ambos factores se hicieron presentes en los momentos decisivos que hicieron posible el triunfo y el conseguir el segundo trofeo Vince Lombardi en la historia de la franquicia de Baltimore. Flacco, de 28 años, fue el líder perfecto en la primera parte al conseguir tres pases de anotación, que lo dejaron como el sexto mariscal que lo consigue en la historia del Super Bowl y una ventaja parcial de 21-6 al descanso que sería decisiva. El safety Ed Reed, nativo de New Orleans, empataría la mejor marca de la fase final de la NFL con nueve robos aéreos, mientras que Kaepernick quedaría con la mancha de la interceptación que sufrió. Antes que se diese el ya histórico apagón, el primero en un Super Bowl, el receptor abierto Jacoby Jones también quiso entrar en los libros de las marcas al conseguir nada más comenzar el tercer periodo al regresar 108 yardas de "touchdown" una devolución de balón, la mejor de todos los tiempos. Kaepernick y los 49ers vivieron los momentos estelares del partido al conseguir 23 puntos en menos de 13 minutos, 17 fueron consecutivos. Lewis, no brilló como en el primer Super Bowl del 2001 cuando ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP), que esta vez le fue con todos los honores a Flacco, al completar 22 de 33 pases para 287 yardas, sin interceptaciones, pero hizo seis derribos y cuatro fueron "placajes" solitarios. Suficientes para que los Ravens lograsen el segundo trofeo Vince Lombardi en su historia y Lewis pudiese cerrar con broche de oro su legado de 17 temporadas brillantes dentro de la competición de la NFL. Mientras que la revelación de la temporada Kaepernick confirmó que es un mariscal muy especial, lleno de energía, que corre como nadie, que tiene un dinamismo único, pero que todavía no pudo emular a los legendarios Montana y Young, que lo precedieron al frente de los 49ers en los cinco Super Bowls que disputaron y que consiguieron ganar. Los jugadores de los 49er, encabezados por el corredor Frank Gore insistieron que su equipo fue mejor como conjunto que los Ravens se aprovecharon de acciones aisladas. Pero el marcador final estableció que los ganadores fueron los Ravens, por eso dos hermanos, John y Jim Harbaugh, los primeros en la historia de la NFL que dirigieron a los equipos que disputaron un título de Super Bowl, al concluir el partido fueron al encuentro y se dieron un gran abrazo.

Por:
Publicado: 04 Feb | 11:31 AM EST
publicidad